Coronavirus
Europa diseña un protocolo único para restablecer la libre circulación entre los miembros
La Comisión Europea quiere terminar con las medidas unilaterales de los países para limitar los ingresos por el Coronavirus y propone un mapa de color para definir con exactitud la situación sanitaria de cada Estado

Desde que se abriesen definitivamente las fronteras entre los Estados miembros de la Unión Europea a principios del mes de julio, la falta de un criterio común ya ha generado un desequilibrio considerable entre distintos puntos del continente, en función de la evolución de la pandemia en cada uno de ellos.

Diferentes grados de restricciones en forma de cuarentena, pruebas PCR, tests serológicos y otras medidas sanitarias han golpeado al corazón del proyecto común europeo, la libre circulación de personas y el libre mercado. En el caso del turismo los datos hablan por sí mismos: España, uno de los países con peores números epidemiológicos ya registra pérdidas que superan los 400.000 millones de euros según la Organización Mundial del Turismo (OMT).

Ofensiva de Exteriores para demostrar que el Covid en España no es igual que en marzo

Bélgica ha sido el último país europeo en declarar toda España, excepto Tenerife, como zona de riesgo imponiendo cuarentena y PCR a todo aquel que regrese de nuestro país. Hace ya semanas el ejecutivo belga desautorizó los viajes a comunidades autónomas como Navarra, País Vasco o La Rioja, pero ahora la sanción abarca al conjunto del país excepto la isla del Teide.

Alemania en estos primeros días de septiembre ha incluido también a Canarias en su lista negra, por lo que igualmente el conjunto de España es un destino no recomendado, aunque se muestra menos tajante que su vecino belga.

Italia mantiene la realización de PCR a toda persona proveniente de España, además de exigirle guardar cuarentena hasta la obtención del resultado de dicha prueba.

Por ello, la Comisión Europea ha apelado a la sensatez pidiendo a los Estados miembros que deleguen en el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) la elaboración de un mapa tricolor con el que se conozca con exactitud el estado de la gestión del Coronavirus en cada país.

Ursula von der Leyen ha explicado que la propuesta se basa en dos líneas de actuación principales: por un lado, diseñar una cartografía con zonas verdes, naranjas y rojas que plasme el desarrollo y contención de la pandemia en cada Estado miembro y, por otro, el establecimiento de un protocolo único a seguir por parte de visitantes y viajeros procedentes de zonas rojas de Europa, es decir, de los lugares que presenten en ese momento mayor riesgo de contagio.

La propuesta se basa en dos líneas: por un lado, diseñar una cartografía con zonas verdes, naranjas y rojas que plasme el desarrollo de la pandemia en cada Estado miembro y, por otro, el establecimiento de un protocolo único a seguir por parte de viajeros procedentes de zonas rojas de Europa.

Se trataría pues de contar con una fotografía del Covid19 actualizada de forma semanal para toda la UE con información "clara e inequívoca para todos", ha subrayado la presidenta de la Comisión Europea. Von der Leyen recomienda que las normas de restricción se decanten por test y pruebas serológicas en lugar de cuarentenas.

En esta línea, el virólogo asesor del ejecutivo alemán, Christian Drosten, ha aconsejado esta misma semana que los periodos de prevención por posible infección disminuyan de 14 a 5 días ya que, según la evidencia científica, en esas primeras cinco jornadas, tras la exposición al virus, las probabilidades de desarrollar la enfermedad se concentran en porcentajes altísimos. Una sugerencia muy bien acogida por el mundo político puesto que se cree que la sociedad colaboraría más por conllevar menos restricciones y, por ello, menor impacto en las economías domésticas.

El virólogo alemán Christian Drosten.

La Comisión Europea insta a los Estados miembros a facilitar más datos para que la visión de la situación sea lo más completa posible. Hasta ahora, ha primado el número de casos notificados por cada 100.000 habitantes de los últimos 14 días, categoría en la que España sale muy mal parada encabezando la clasificación europea con 216,8 según datos publicados ayer viernes por el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitaria. Una cifra muy superior a la de nuestro vecino Portugal con 37,2.

Sin embargo, el ejecutivo comunitario opta por que se tengan en cuenta otras variables como la población o el número de tests realizados en la última semana. Así, el reparto de colores, según la incidencia de la pandemia, quedaría de la siguiente manera: en verde las zonas donde el número de casos por cada 100.000 habitantes sea menor a 25, en naranja, por debajo de 50 y en rojo las que sobrepasen el umbral de los 50 contagios por cada 100.000 habitantes a la semana.

El diseño propuesto plantea verde para las zonas con menos de 25 casos por cada 100.000 habitantes,  naranja por debajo de 50 y rojo las que sobrepasen el umbral de los 50 contagios. Con esas directrices España permanecería en zona roja.

Con estas directrices, efectivamente España se encontraría igualmente en zona roja, pero se aseguraría que las restricciones aplicadas a las personas provenientes de esos territorios fueran las mismas para todos. Las zonas verdes estarían libres de cautela y las naranjas podrían optar por tests y no cuarentenas.

Además, la Comisión presiona a los Estados otorgando un cuarto color, el gris, para aquellos países que no sean transparentes en sus comunicaciones o proporcionen escasa información, entonces el comportamiento con esos lugares equivaldría al de una zona roja.

Sassoli, presidente del Parlamento Europeo.

Este jueves el presidente del Parlamento Europeo, el señor Sassoli, remarcaba que "hay demasiada confusión y cada Estado miembro está actuando por sí solo. Los ciudadanos y las empresas, al contrario de lo que está sucediendo, esperan una respuesta común, reglas claras sobre cómo actuar y transparencia en la definición de las áreas de riesgo". 

"La situación es grave y sólo la coordinación por parte de la Comisión Europea puede garantizar la normalización de las disposiciones e intervenciones, evitar la discriminación y responder a la necesidad de todas y todos los ciudadanos de la UE de disponer de un marco bien definido", agregó Sassoli.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.