Gobierno
El Gobierno sufrirá su primera gran derrota parlamentaria en plena negociación de Presupuestos
El decreto del superávit local, rechazado por toda la oposición, debe votarse en el pleno del Congreso antes del 14 de septiembre. Hacienda asume el fracaso y que tendrá que redactarlo de nuevo

La aprobación de los Presupuestos para 2021 se ha convertido en la máxima prioridad para Sánchez. No solo para abordar la "reconstrucción" del país tras la pandemia por coronavirus sino, también, para blindar la continuidad del gobierno de coalición al menos dos años más. Por eso, desde Moncloa se da una importancia capital a las negociaciones. No obstante, éstas van a arrancar coincidiendo con la primera gran derrota del Ejecutivo en la Cámara Baja.

Así lo confirman a LPO diferentes fuentes parlamentarias, que advierten de la obligación del Gobierno de presentar ante el Congreso el decreto que autoriza a Hacienda la gestión del superávit de los ayuntamientos que decidan ceder sus remanentes al Ministerio.

[La abstención del alcalde de IU permitirá a Hacienda gestionar los ahorros de los ayuntamientos]

El texto se aprobó en Consejo de Ministros el pasado 4 de agosto, tras un respaldo pírrico por parte de la Federación Española de Municipios, que avaló el pacto entre María Jesús Montero y Abel Caballero con el único apoyo de los alcaldes socialistas. Ya entonces, los partidos de la oposición advertían que el decreto sería rechazado en el Congreso.

Desde el Gobierno, y más concretamente desde Hacienda, se confió en un cambio de criterio en las semanas posteriores. De hecho, Unidas Podemos, cuyo único representante en la FEMP, Pedro del Cura (IU) se abstuvo, anunció el respaldo al texto. No obstante, en la Diputación Permanente celebrada el 25 de agosto quedó demostrado que el Ejecutivo estaba totalmente solo en la Cámara para sacar adelante el texto.

[El Gobierno confirma en la Diputación Permanente que no tiene apoyos para aprobar el decreto del superávit local]

Fue entonces cuando el tono de Montero cambió. La ministra anunció el lunes en el Congreso de mantener congelado el decreto sobre los ahorros de los Ayuntamientos y el nuevo fondo municipal de 5.000 millones hasta que los grupos acuerden posibles modificaciones durante su trámite.

No obstante, afirman las fuentes consultadas, la suerte está echada. Ningún partido va a moverse ya, porque lo que se busca es "tumbar este decreto y que se redacte uno desde cero", y el Ejecutivo tendrá que someter el actual texto a votación antes del próximo 14 de septiembre.

Ningún partido va a moverse ya, porque lo que se busca es tumbar este decreto y que se redacte uno desde cero

Tal y como establece la Constitución, los decretos deben ser convalidados 30 días hábiles después de su aprobación en el Consejo de Ministros. El plazo, por tanto, acaba el próximo día 14, por lo que será la semana que viene, o el lunes siguiente, cuando el Gobierno presente el decreto ante el Congreso.

Salvo un cambio de criterio generalizado de la oposición, el Gobierno se quedará solo en la votación y el decreto solo obtendrá los votos favorables de PSOE y Unidas Podemos. Será, de confirmarse esta previsión, la primera gran derrota parlamentaria del Ejecutivo desde el arranque de la legislatura. Y coincidirá, precisamente, con los primeros contactos con los partidos para la aprobación de los Presupuestos. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.