Cataluña
Torra empuja al Parlament a imitar los pasos en la Asamblea de Madrid tras el 'tamayazo'
Tras la investidura fallida de Simancas en 2003 y la ausencia de un candidato alternativo, la Cámara Regional cambió los requisitos y permitió convocar elecciones a los dos meses

El President de la Generalitat amenaza con bloquear el Parlament. Quim Torra no descarta volver a desobedecer al Tribunal Supremo en caso de que ratifique su inhabilitación por desobediencia. "He desobedecido dos veces y no creo que sea la última que lo haga, pero a mí no me marca el calendario las decisiones de un tribunal español, de ninguna de las formas", aseguró tajante el president durante una entrevista reciente en TV3.

[ El plan secreto que maneja Torra para celebrar elecciones el 15 de noviembre]

En diciembre de 2019 el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña condenó a Quim Torra a un año y medio de inhabilitación por un delito de desobediencia después de que el líder independentista se negase a cumplir la orden de la Junta Electoral Central que le obligaba a retirar del balcón del Palau de la Generalitat las pancartas y lazos amarillos en apoyo a los políticos presos. Torra recurrió la sentencia al Tribunal Supremo y, a la espera de que el Alto Tribunal celebre la vista por su inhabilitación el próximo 17 de septiembre, el president ya asume cuál será su fallo. "No espero ninguna decisión que no sea la inhabilitación", aseguró. Una inhabilitación que amenaza con no respetar y que dejaría a la Cámara catalana en un "limbo", reconocen fuentes próximas a los letrados del Parlament a LPO.

Se necesita un candidato alternativo

Si todos los pronósticos se cumplen y finalmente el Supremo inhabilita a Quim Torra, como él mismo espera, se abrirá en la Generalitat un nuevo proceso idéntico al de una investidura, explican las mismas fuentes a este medio. "Es como si se hubiesen celebrado unas elecciones", excepto porque será el presidente del Parlament, Roger Torrent, quien deba proponer al candidato a la investidura en un plazo de 10 días desde el cese de Torra. Transcurridos esos 10 días se celebrará un pleno de investidura y si la votación no sale adelante se inicia el contador para nuevas elecciones en un plazo de dos meses.

ERC tendrá que decidir si desafía a su socio de gobierno o Torrent cumple con su deber de proponer otro nombre. Si esto no sucede, la Generalitat quedaría bloqueada

Este es el ‘modus operandi' que recogen la Ley de la Generalitat y el Reglamento del Parlament de Cataluña, y que marcaría el curso natural de los acontecimientos si no fuese porque Torra ha pedido que no se nombre a otro presidente. "No podría entender que cualquier partido independentista presente a un candidato" , advierte. 

ERC tendrá que decidir si desafía a su socio de gobierno o Torrent cumple con su deber de proponer otro nombre. Si esto no sucede, la Generalitat "quedaría bloqueada", porque el plazo para la celebración de elecciones solo se inicia si hay un candidato y no sale investido, apuntan las fuentes consultadas. Señalan también que ya se vivió una situación parecida en el Palau cuando, en enero de 2018, ERC, a través de Torrent, se negó a investir a Puigdemont, que se encontraba en el extranjero, como pretendía Junts Per Catalunya. En aquel momento el presidente del Parlament aplazó el debate de investidura para que pudiese celebrarse "con todas las garantías", pero había candidato.

Un precedente: el 'tamayazo'

¿Qué sucede si no hay candidato alternativo como pretende Torra?. "Tenemos un problema importante", indican fuentes del Parlament a LPO. Un Govern sin presidente y con un vicepresidente en funciones. Pere Aragonés asumiría las tareas de Torra de forma provisional mientras no se encuentre una solución.

Para resolver esta encrucijada, los letrados del Parlament recuerdan lo ocurrido en la Asamblea de Madrid tras el ‘tamayazo'. El transfuguismo de dos diputados socialistas impidió en 2003 que Rafael Simancas fuese investido presidente de la Asamblea de Madrid y obligó a repetir elecciones cuatro meses después. Esperanza Aguirre, tras esos comicios, se hizo con la presidencia de la Comunidad. Tras el 'tamayazo', la Asamblea también se quedó sin candidato después de la no investidura de Simancas y su ejemplo podría inspirar una solución para la ingobernabilidad de la Generalitat, señalan las mismas fuentes del Parlament.

La Asamblea de Madrid pidió opinión al Consejo de Estado para desbloquear la Cámara. El órgano consultivo del Gobierno emitió un dictamen, proponiendo que el plazo de dos meses para la celebración de elecciones se pudiese iniciar en el momento en el que el Presidente de la Cámara comunicase solemnemente al pleno que no había candidato. Esa comunicación formal sustituyó a la votación y permitió liberar la Asamblea de Madrid, un procedimiento que podría repetirse en el Parlament de Catalunya.

[ La Mesa del Parlament se expone a una investigación en Fiscalía por la declaración republicana]

Fuentes consultadas por LPO aseguran que, de materializarse la amenaza de Torra de no acatar la sentencia del Supremo, los demás partidos independentistas "se van a quejar y habrá presiones". Recuerdan que JxCat y ERC podrían proponer candidatos alternativos para la presidencia de la Generalitat, como ya sucedió con Torra. No obstante, ese no es el plan del actual president.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.