Coronavirus
Defensa no contempla una 'paga extra' para los 2.000 rastreadores de las Fuerzas Armadas
El Ministerio busca más voluntarios para ampliar la plantilla de rastreadores, a la que se incorporaría tanto personal militar como civil

Los 2.000 integrantes de las Fuerzas Armadas que el Gobierno central ha puesto a disposición de las comunidades autónomas para actuar como rastreadores contra el coronavirus ejercerán esa labor extra de "forma voluntaria". Y, por tanto, el Ministerio de Defensa con contempla, en estos momentos, ningún tipo de gratificación por ese trabajo. El departamento que dirige Margarita Robles, además, busca ampliar la reserva de voluntarios, y ya ha iniciado la búsqueda, tanto entre el personal militar como en el civil.

Así lo confirma a LPO Iñaki Unibaso, secretario general de la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME): "Nos consta que están solicitado entre el personal del Ministerio voluntarios para hacer el curso de formación, primero, y trabajar como rastreadores, después". Todo ello, después de comprobar Defensa la gran demanda de estos profesionales por parte de las comunidades autónomas. Tal y como ha afirmado este viernes Margarita robles en Moncloa, ya son seis regiones las que se han interesado por los servicios de los rastreadores de las Fuerzas Armadas:  Madrid, Galicia, Cantabria, Comunidad Valenciana, Murcia y Castilla y León, además de Melilla.

[Sánchez ofrece estados de alarma autonómicos y 2.000 rastreadores de las Fuerzas Armadas]

En principio, la labor de estos rastreadores se realizará de forma complementaria a las funciones que habitualmente desempeñan en su día a día: "El rastreo se puede hacer mediante teléfono desde su puesto de trabajo. El desplazamiento se dará solo en los casos que sea necesario", apunta Unibaso. Además, añade, gran parte de los primeros 2.000 efectivos pertenecen a la UME y al personal sanitario del Ministerio de Defensa.

Sobre la incorporación de más profesionales voluntarios, explica que "también se está sondeando a personal civil del propio Ministerio, no solo militar". La prioridad, obviamente, "son los perfiles sanitarios", pero también se está haciendo especial hincapié en el personal de emergencia, ya que "una parte de la formación para ser rastreadores coincide con su experiencia previa". Además, "se está pidiendo, sobre todo, gente que tenga conocimientos ofimáticos, para el manejo de los datos".

Preguntado por la posible gratificación por parte del Ministerio a estos voluntarios, Unibaso confirma que no se ha producido ningún movimiento de Defensa en ese sentido: "No han ofrecido nada. Al ser voluntarios...". Pese a ello, añade, "su principal labor estos días va a ser el rastreo", más allá de su trabajo habitual. De haber desplazamientos, eso sí, "entendemos que esas dietas correrán a cargo del Ministerio".

El secretario general de la AUME, además, recuerda que tampoco recibieron gratificación los militares que participaron en la Operación Balmis durante el inicio de la pandemia. Su labor de limpieza y desinfección de calles, hospitales y residencias, así como la puesta en marcha de hospitales de campaña, fue fundamental en las semanas más duras del virus. No obstante, nunca se llegó a concretar un reconocimiento económico a ese trabajo.

Estas labores ayudan a que la ciudadanía sea consciente del servicio que hacemos a los españoles

Las Fuerzas Armadas, eso sí, "se han llevado el reconocimiento de la sociedad, que ha sido consciente del trabajo que desempeñamos", apunta Uribaso, que añade: "Estas labores ayudan a que la ciudadanía sea consciente del servicio que hacemos a los españoles". Pese a ello, recuerda que "nosotros seguimos reivindicado una reforma del modelo de profesionalización de las Fuerzas Armadas, en la que militares que manejan carros Leopard que cuestan miles de euros dejen de ser, de una vez, mileuristas".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.