Congreso
El Congreso en agosto: sin obras y con el despacho de Abascal 'disponible'
La Cámara ha estado cuatro semanas cerrada, pero el líder de Vox ha podido acceder a su despacho para preparar la moción de censura. La pandemia impidió poner en marcha las obras para hacer adaptable el hemiciclo

 El Congreso cerró sus puertas en agosto y se ha tomado en serio las vacaciones. El Covid ha impedido realizar las obras programadas para este verano y el proyecto que hará del hemiciclo un lugar más accesible para diputados como Pablo Echenique, que sufre atrofia muscular espinal, tendrá que esperar hasta el año que viene. La Cámara no ha tenido actividad alguna durante las últimas cuatro semanas aunque, de haber querido, Abascal podría haber negociado la moción de censura a Sánchez que anunció antes de irse de vacaciones desde su despacho.

[Vox activa el 'plan B' de Abascal para la investidura ante la negativa de candidatos independientes

"La casa está cerrada", aseguraron hace días fuentes del Congreso a LPO, "aunque no quita para que algún diputado pueda ir a su despacho si quiere, claro". El más ‘atareado' ha podido ser Santiago Abascal , porque él mismo se puso deberes en julio cuando anunció una moción de censura a Sánchez en el mes de septiembre. Solo ha tenido el mes de agosto para negociar con otras formaciones políticas y ha podido hacerlo desde su despacho y con la tranquilidad de un Congreso de los Diputados vacío.

La Cámara también tenía una tarea pendiente este verano: mejorar en accesibilidad para que Pablo Echenique pudiera salir del ‘gallinero' y ocupar su escaño en la segunda fila del hemiciclo. Durante años se ha reubicado a los diputados en silla de ruedas en la parte más alta del salón de plenos, a donde se puede acceder en ascensor, pero las instalaciones no están adaptadas a las necesidades de las personas con problemas de movilidad y era un reclamo desde hace tiempo. La pandemia lo ha impedido.

No se alterará la imagen del hemiciclo

En enero, la Mesa del Congreso solicitó al arquitecto de la Cámara un proyecto para "cumplir con la normativa de accesibilidad" en el hemiciclo y que, al mismo tiempo, respetase el patrimonio histórico de las instalaciones. Según Europa Press, la solución acordada, permitiría a Pablo Echenique acceder a su escaño a través un sistema mecánico, homologado y oculto que eleva una plataforma hasta un nivel de altura de tres peldaños. La estructura quedará integrada en la estética histórico del salón de plenos y no será visible. Tampoco alterará su apariencia externa ni la estructura del sótano del palacio, y costaría 258.320 euros.

Fuentes parlamentarías aseguran a este medio que hasta el momento "lo único que se ha hecho es adjudicárselo a la empresa", que es la misma que realiza todas las obras del Congreso. La pandemia ha retrasado las tareas y todo apunta a que no será hasta el verano de 2021 cuando puedan dar comienzo. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.