Podemos
Asesoramiento, consultoría y vídeos electorales: los gastos de Podemos que no le encajan al Tribunal de Cuentas
El informe del fiscal responde a las alegaciones de la formación morada y advierte que el objeto social de Neurona no coincide con las prestaciones contratadas. Vea el documento

La Fiscalía del Tribunal de Cuentas ha pedido que se investigue el contrato que realizó Unidas Podemos con la consultora Neurona para la campaña de las elecciones generales de 2019 al apreciar un posible delito electoral y de falsedad documental en las cuentas de la formación. En el informe realizado por el fiscal, y al que ha tenido acceso LPO, se pone de manifiesto las dudas sobre los gastos de asesoramiento, consultoría, y en la realización de vídeos electorales para la campaña de abril de 2019. Además, destaca que la consultora fue registrada el 19 de marzo con una razón social que "no coincide con las prestaciones contratadas"

 En la documentación remitida por Podemos, señala el fiscal, figura una factura que incluye gastos por 133.100 euros que no han sido debidamente justificados, aun cuando se han tenido en cuenta a efectos de verificar el cumplimiento del límite máximo de gastos. Figuran, además gastos por operaciones ordinarias, por importe total de 290.727,41 euros , cuyos conceptos no tienen la consideración de gasto electoral con arreglo a lo establecido en el artículo 130 de la LOREG.

[Situación crítica para Podemos: la Fiscalía del Tribunal de Cuentas también pide investigar sus cuentas]

Por lo tanto, añade el Tribunal de Cuentas, y de acuerdo con los criterios técnicos aprobados en la Instrucción del Pleno para su aplicación en el presente proceso electoral, los referidos gastos no han sido admitidos como susceptibles de ser financiados con subvenciones electorales.  A continuación, enumera las alegaciones presentadas por Podemos a esta decisión, desmontando uno a uno los argumentos señalados por los de Pablo Iglesias.

Sobre los 133.100 euros indebidamente justificados, la formación morada alegó que había aportado todos los trabajos realizados e indicado los actos en los que se han prestado los servicios. Sin embargo, sólo ha identificado los actos en los que se han utilizado algunos de los diseños sin acreditar la efectiva participación del proveedor en los actos electorales, ni los medios humanos y materiales utilizados en los mismos. 

[La Fiscalía del Tribunal de Cuentas confirma la existencia de "indicios de responsabilidad penal" en la financiación de Podemos]

Respecto a los trabajo de la consultora Neurona, cuya una de sus fundadoras en Amanda Meyer, directora de gabinete de Irene Montero, Podemos afirmó que uno de los gastos que no se consideraron como electorales por el Tribunal de Cuentas correspondía a la gestión de creación y difusión de mensajes electorales a través de servicios de mensajería instantánea. 

Sin embargo, según resulta de la factura, se trata de trabajos de consultoría en redes y tratamiento de la información consistentes en la creación y gestión de grupos de WhatsApp con militantes, y análisis del comportamiento de competidores, votantes e influencers; no estimándose que los trabajos preparatorios para realizar la publicidad electoral se encuentren incluidos en el art. 130 de la LOREG. 

[La directora de gabinete de Irene Montero, en la lupa del juez por la financiación de Podemos]

Sobre los gastos de asesoramiento, la formación alega su carácter electoral en base al art.130 h) de la LOREG, al considerarlo un servicio imprescindible especialmente cuando se concurre un proceso electoral con la forma de coalición electoral. Sin embargo, los gastos para la constitución y presentación de la candidatura por parte de la coalición, como se viene reconociendo en anteriores Informes de fiscalización, no se consideran comprendidos entre los conceptos enumerados en el art. 130 de la LOREG y, por lo tanto, no tienen la condición de electorales. 

Podemos, además, trató de justificar como gasto electoral otro encargo a Neurono, afirmando que "no se trata de un trabajo de consultoría al tener como objetivo la elaboración de líneas de campaña, la estrategia y el análisis de candidatos/as y la producción de material de carácter electoral". Sin embargo, destaca la Fiscalía, debe indicarse que la elaboración de las líneas estratégicas de precampaña y campaña se consideran servicios de consultoría estratégica, esto es, trabajos de naturaleza preparatoria que no se consideran comprendidos en los conceptos enumerados en el art. 130 de la LOREG. 

Por otra parte, añade el fiscal procede indicar que si bien, como señala la formación en alegaciones, en la fiscalización se aportaron vídeos y diseños publicitarios, no ha quedado suficientemente acreditada su efectiva elaboración por parte del proveedor. Durante la fiscalización se solicitó a la coalición sucesiva información en relación con el gasto, en concreto, que aportara un presupuesto detallado en el que se desglosaran los distintos servicios a prestar y se valorara económicamente cada uno de los conceptos de facturación. 

La empresa proveedora fue objeto de inscripción constitutiva en el Registro Mercantil el 19 de marzo de 2019, no coincidiendo su objeto social con las prestaciones contratadas

Ante dicha solicitud, la formación envió un contrato de prestación de servicios, por importe de 363.000 euros, firmado electrónicamente por las partes contratantes el 6 de mayo de 2019, habido sido emitida la factura correspondiente a dicho contrato el 5 de abril de 2019; en el contrato se recogen los mismos conceptos que se hacen constar en la factura presentada, sin valoración económica individualizada de lo contratado. De la información disponible, destaca la Fiscalía, "resulta que la empresa proveedora fue objeto de inscripción constitutiva en el Registro Mercantil el 19 de marzo de 2019, no coincidiendo su objeto social con las prestaciones contratadas".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.