PP
El PP desmiente a Cayetana: Casado no está negociando los Presupuestos con el Gobierno
Dirigentes del partido reprochan a la ex portavoz sus declaraciones a los medios tras confirmarse su cese y temen que Vox le ofrezca ser candidata en la moción de censura

Cayetana Álvarez de Toledo dejó la portavocía del PP fiel a su estilo: cargando contra todo y contra todos, incluido Pablo Casado, y quitándole, una vez más, los titulares en la prensa al líder del partido, que ha visto cómo los fichajes de Cuca Gamarra, José Luis Martínez Almeida y Ana Pastor quedaban en un segundo plano ante las declaraciones de la aún diputada del Grupo Popular por Barcelona. En el partido, además, han sentado especialmente mal sus insinuaciones sobre un posible pacto con el Gobierno de cara a los Presupuestos. Un escenario, afirman desde Génova, "rotundamente falso".

Dirigentes del PP contactados por LPO admiten que, desde hace un tiempo, Casado y sus colaboradores más estrechos buscaban la marcha de Cayetana. Tal y como se contó el lunes en estas páginas, en varias ocasiones se le enseñó la puerta de salida a través de decisiones muy comentadas, como dejarla fuera de la Comisión para la Reconstrucción en el Congreso o cesar a Gabriel Elorriaga. No obstante, ella parecía no darse por aludida. 

[Casado cesó a Álvarez de Toledo después de la enésima discusión con García Egea]

La oportunidad, sin embargo, llegó tras la enésima discusión con García Egea y la entrevista del domingo en El País, en la que la entonces portavoz admitió las discrepancias con la dirección del partido, se opuso públicamente al cese de Elorriaga, y apostó por un "gobierno de concentración". Sus declaraciones, admiten las fuentes consultadas, "fueron la puntilla" para que Casado diera el paso definitivo y levantara el teléfono para comunicarle su marcha. Ya entonces, desde el equipo del presidente del PP se temía la posible reacción de Álvarez de Toledo.

Mi destitución es un error y perjudicial para el PP. Casado considera que mi concepción de la libertad es incompatible con su autoridad y yo no lo comparto.

La ya ex portavoz cumplió con las expectativas y los peores presagios de Génova, protagonizando todo un discurso incendiario ante los medios.  Además de calificar su destitución como "un error" y "perjudicial para el PP", atacó directamente a Pablo Casado, al asegurar que "considera que mi concepción de la libertad es incompatible con su autoridad y yo no lo comparto". Por último, dejó caer que el líder del PP la había cesado por su resistencia a "abrir una nueva etapa política en septiembre" con la negociación de los Presupuestos y las conversaciones avanzadas con el PSOE para renovar el Consejo General del Poder Judicial.

Esa acusación, por parte de Álvarez de Toledo, es la que más ha indignado a dirigentes del PP muy próximos a Casado. Estos cargos populares afirman a LPO que "no se ha tenido ni una sola conversación con el Gobierno o con el PSOE para pactar los Presupuestos". Añaden, además, que "no es la estrategia que estaba llevando el partido. Y ella lo sabe".

Las mimas fuentes aseguran que "Cayetana sabe que la apuesta es alejarnos de Vox y recuperar el centro, pero no a base de aprobarle los Presupuestos a Sánchez. Eso nunca se ha puesto encima de la mesa. Los Presupuestos no se van a pactar". Añaden, además, que la "última ocurrencia del Gobierno", con la creación de un "comité de sabios" para gestionar la ayuda europea, "nos aleja aún más de cualquier tipo de acuerdo". Y, de hecho, "en Bruselas no ha gustado la maniobra". Por tanto, "tanto Cayetana, como el propio Sánchez, son plenamente conscientes de que el Gobierno no debe contar con nuestro apoyo".

Miedo a un acercamiento a Vox

A pesar de su duro discurso contra Pablo Casado y la ejecutiva nacional, Álvarez de Toledo no ha entregado su acta como diputada del PP. Algo criticado a nivel interno, "al demostrar ser poco consecuente" pero que, en cierto modo, tranquiliza a aquellos que ven posible un acercamiento de la ex portavoz a Vox: "Algunos ya daban por hecho que ese sería su siguiente paso".

[Margarita Robles y Pablo Casado, los nombres imposibles de Vox para su moción de censura]

En todo caso, las fuentes consultadas no descartan que Santiago Abascal y los suyos traten de aprovechar la situación para proponer a Cayetana Álvarez de Toledo como la candidata a la moción de censura que el partido anunció para el próximo mes de septiembre. Se recuerda, en este sentido, que Vox ya ha movido el nombre de Pablo Casado e, incluso de Margarita Robles, por lo que "no sería nada descabellado" que hicieran pública una oferta a la ex portavoz del PP.

En el Partido Popular creen que Álvarez de Toledo rechazaría la propuesta, pero ya se preparan por si la diputada por Barcelona decidiera dar la sorpresa: "Dentro del partido se piensa que eso sería su final político pero, por si acaso, ya se está acudiendo a la hemeroteca para recordar intervenciones de Cayetana contra Vox. Por lo que pudiera pasar".

Vox no es un partido de derechas. Se parece más a la izquierda por su profunda y demostrada incapacidad para gestionar la realidad

Efectivamente, la ex portavoz del PP llegó a asegurar, en un acto de campaña, que "Vox no es un partido de derechas. Se parece más a la izquierda por su profunda y demostrada incapacidad para gestionar la realidad". Además, en la entrevista concedida a El País el pasado domingo presumió de haber sido de las más contundentes contra los de Abascal: "Pocos dirigentes del PP han sido tan críticos con Vox como yo".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.