Monarquía
La escolta de Juan Carlos I en el 'exilio' cuesta a España 32.000 euros
Cada uno de los cuatro agentes que garantizan la seguridad del ex monarca percibe 8.000 euros en concepto de sueldo y dietas de desplazamiento

A España le está costando dinero la ‘operación salida' de Juan Carlos I. El viaje en avión privado y el hospedaje en un hotel de lujo de Abu Dabi han corrido a cargo del propio ex monarca y de sus contactos, tanto en el mundo empresarial como en la corona emiratí. No obstante, la protección al emérito está siendo pagada por parte del Ministerio del Interior.

Así lo confirmó el lunes el propio ministro, Fernando Grande-Marlaska, a preguntas de los periodistas en su viaje a Argelia: "Se trata del anterior jefe del Estado en España, y su seguridad concierne al Estado español". Afirmó, además, que el departamento que él dirige tiene todos los datos al respecto, pero que no los iba a hacer públicos: "Entenderéis que no dé ningún dato al respecto".

LPO, sin embargo, ha podido conocer detalles sobre el dispositivo de seguridad que ha acompañado a Juan Carlos I desde su marcha de España, que ha ido desvelando en los últimos días. El pasado viernes, este diario informó sobre los cuatro escoltas que han viajado junto al ex monarca, y cómo actúan cada vez que el emérito se desplaza en coche.

[La protección de Juan Carlos en su retiro: cuatro escoltas y su 'maletín médico']

Las fuentes consultadas por este diario añaden ahora que Abu Dabi, su primer destino tras la marcha de España "es un lugar seguro" para el emérito, ya que "nadie puede acercarse a él". Además, la llamada "protección en diamante", "por las cuatro caras", que recibe el ex monarca, "garantiza una vigilancia de todo el perímetro".

Sobre los cuatro agentes que le acompañan, explican que "su nómina la pagan la Policía Nacional y la Guardia Civil". El dinero, por tanto, "sale del erario público". Más concretamente, del Ministerio del Interior.

En cuanto a los honorarios recibidos por estos cuatro escoltas, las mismas fuentes señalan que, al final de mes, ingresarán 8.000 euros cada uno. La cifra, afirman, es la suma del sueldo -unos 2.300 euros- más las dietas de desplazamiento, "en torno a los 6.000 euros de media". Pese a ello, advierten, "el alojamiento y las comidas no las están pagando ellos, por lo que van a poder disfrutar de ese dinero de forma íntegra".

El alojamiento y las comidas no las están pagando los escoltas, por lo que van a poder disfrutar de ese dinero de forma íntegra

Así las cosas, la protección del ex monarca en su ‘exilio' costaría un total de 32.000 euros a las arcas del Estado, para pagar los honorarios de los escoltas que los acompañan. Unos agentes, advierten altos mandos policiales próximos a la seguridad de Zarzuela, que "están en una especie de comisión de servicio", a la espera de nuevos movimientos del ex monarca y de un ‘relevo' que podría prolongarse en el tiempo.

El montante final del dispositivo, no obstante, podría ascender, según las fuentes consultadas, hasta los "55.000 euros al mes", ya que en la seguridad del ex monarca hay que tener en cuenta otros gastos. "Sobre todo, los relacionados con los equipos necesarios para realizar cualquier tipo de desplazamiento". Además, añaden, "hay que tener en cuenta los 'extras' y los 'pluses' para los escoltas".

Una escolta de perfil bajo

El gasto que para el Estado supone la escolta de Juan Carlos I era un asunto que, tanto desde Moncloa como desde Zarzuela, preferían no airear. Además, tanto en el Gobierno como en Casa Real coinciden en señalar que la labor de estos agentes sea "discreta", como la propia presencia del ex monarca en Abu Dabi, primero, y en cualquier destino que elija después.

Al presidente y su gabinete les gusta que los escoltas sean fácilmente reconocibles, sin ocultar el arma reglamentaria. Una escenificación muy al estilo americano

Ese perfil bajo en la protección del emérito contrasta, sin embargo, con la llamada "seguridad visible" que Presidencia del Gobierno ha impuesto, desde la llegada de Sánchez a Moncloa, a los escoltas del jefe del Ejecutivo.

Según las fuentes consultadas por LPO, "al presidente y su gabinete les gusta que los escoltas sean fácilmente reconocibles, sin ocultar el arma reglamentaria". Una "escenificación", dicen, "muy al estilo americano". Sánchez, además, decidió ampliar el cuerpo de seguridad a su servicio: "Con Rajoy había 11 escoltas con el presidente. Ahora hay 14". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.