Gobierno
Moncloa y Zarzuela gestaron la 'operación salida' de Juan Carlos I a principios de julio
Iván Redondo y Carmen Calvo han liderado la interlocución con Casa Real. La decisión se tomó tras las revelaciones del presunto testaferro del ex monarca sobre el plan para ocultar dinero saudí en Suiza

Nada se ha dejado a la improvisación. El plan para sacar de España a Juan Carlos I se ha preparado a conciencia durante las últimas cinco semanas. Todo comenzó a principios de julio, después de que el presunto testaferro del ex monarca, Dante Canónica, revelara ante el fiscal suizo Yves Bertossa las órdenes que recibió en 2008 del entonces jefe del Estado para ocultar en Suiza una donación cercana a los 100 millones de euros, que iba a recibir del rey de Arabia Saudí. Fue entonces cuando Pedro Sánchez y Felipe VI coincidieron en la necesidad de adoptar una decisión drástica. Y Moncloa y Zarzuela se pusieron manos a la obra.

Cabe recordar que las confesiones del testaferro se produjeron apenas unos días después de las revelaciones de Corinna sobre  el "regalo" de 65 millones de euros que le transfirió el emérito "por amor". El ruido mediático generado por ambas declaraciones, tanto a nivel nacional como internacional, unida a la investigación abierta en el Supremo, convencieron al presidente del Gobierno, y al actual rey, de que la mejor solución era la marcha de Juan Carlos I de España.

[Acorralado por las denuncias de corrupción, Juan Carlos I abandona España]

El primer momento clave de esta 'operación salida', explican a LPO altos cargos del Gobierno, se produjo el pasado 8 de julio en La Moncloa. Ese día Pedro Sánchez recibió al primer ministro italiano Giuseppe Conte, para acordar un frente común en defensa del fondo europeo de recuperación que se debatiría días después en el Consejo de Europa. 

El primer momento clave de la 'Operación Salida', se produjo el 8 de julio en La Moncloa. Ese día Pedro Sánchez recibió al italiano Giuseppe Conte y en la comparecencia ante los medios, aprovechó para expresarque las informaciones sobre Juan Carlos I eran "inquietantes y perturbadoras".

En la comparecencia posterior ante los medios, el presidente aprovechó las preguntas de los periodistas para expresar, por primera vez, que las informaciones sobre Juan Carlos I eran "inquietantes y perturbadoras", a la vez que destacaba que "la propia Casa Real está marcando distancias frente a esas informaciones".

Pedro Sánchez junto a Giuseppe Conte cuando habló de las "perturbadoras" revelaciones sobre el rey emérito

La estrategia, entonces, ya estaba pactada con Zarzuela: el Gobierno mantendría intacta su defensa de la monarquía y destacaría la determinación del actual rey, Felipe VI, por alejarse de "las más que cuestionables" actuaciones de su padre. Un alejamiento que no solo tenía que ser institucional, sino también físico, con la marcha del país de Juan Carlos I. 

 [La Casa Real estudia la salida del Rey emérito de Zarzuela y no se descarta el exilio]

El discurso de ambas partes estaba ya pactado, y volvió a repetirse, por parte del presidente, el pasado 27 de julio. En la entrevista que le realizó Pedro Piqueras en Informativos Telecinco, Sánchez garantizó que el Ejecutivo no pondrá en cuestión la continuidad de la Corona e insistió, de nuevo, en el agradecimiento a Felipe VI por marcar distancias con el rey emérito.

Iván Redondo y Carmen Calvo han pilotado las conversaciones con Zarzuela

Según las fuentes consultadas, en las últimas dos semanas la interlocución entre Moncloa y Zarzuela ha sido permanente, para preparar hasta el último detalle no solo la partida de Juan Carlos I, sino también los mensajes a transmitir de cara a la opinión pública. En las últimas horas, se ha señalado a la vicepresidenta Carmen Calvo como la única responsable de esa 'negociación' con Casa Real, pero lo cierto es que, en esas conversaciones, también ha jugado un papel fundamental Iván Redondo.

Iván Redondo ha cultivado desde su llegada a La Moncloa hace dos años, un contacto casi diario con Jaime Alfonsín, jefe de la Casa Real y con Domingo Martínez Palomo, secretario General de la Zarzuela.

El director de gabinete de Pedro Sánchez ha incentivado, desde su llegada a La Moncloa hace dos años, un contacto casi diario con Jaime Alfonsín, jefe de la Casa Real, y con Domingo Martínez Palomo, secretario general de Zarzuela. La buena relación existente entre los tres, y cultivada por Redondo en todo este tiempo, ha resultado de gran ayuda en estas semanas decisivas.

Iván Redondo y Carmen Calvo.

Los cargos del Gobierno contactados por LPO explican que tanto Redondo como Calvo han pilotado la interlocución con Zarzuela, en un trabajo conjunto que se da siempre que se trata de "un asunto del presidente". 

Las gestiones de las últimas semanas tuvieron su colofón este martes, con la comparecencia ante los medios de Pedro Sánchez posterior al último Consejo de Ministros previo a las semanas de descanso que se toma el Gobierno. En respuestas a los periodistas, el jefe del Ejecutivo ha pedido no cuestionar a la monarquía, recordando que "no se juzgan instituciones, se juzgan personas". Además, ha insistido en su compromiso con la Corona, "la clave de bóveda" del "pacto constitucional" del 78, y ha destacado "el sentido de la ejemplaridad y la transparencia" del actual jefe del Estado, el rey Felipe VI.

[Sánchez pide no cuestionar la monarquía: "No se juzgan instituciones, se juzgan personas"]

Unas palabras, las de Sánchez, que suponen, en opinión de las fuentes consultadas, el tercer "momento clave" de la gestión de la crisis provocada por las revelaciones contra Juan Carlos I. La marcha del ex monarca, y el apoyo institucional explícito del Gobierno al actual rey, se consideran imprescindibles en Moncloa para hacer frente al debate sobre el modelo de Estado que se avecina a corto y medio plazo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.