Congreso
Moción de censura y sindicato alternativo: los pasos que ya dio Podemos y que ahora repite Vox
Pablo Iglesias ya presentó una moción de censura contra Rajoy en 2017. Tres años antes, la formación morada impulsó 'Somos Sindicalistas', que acabó desvinculándose del partido

 Abascal sigue los pasos que llevaron a Unidas Podemos al Gobierno. Aunque el líder de Vox aproveche cualquier oportunidad para atacar a Iglesias, parece que quiera copiarle la receta. Este miércoles Santiago Abascal anunció en el Congreso que presentará una moción de censura contra Pedro Sánchez en el mes de septiembre. La fórmula impulsada en 2017 por Podemos para sacar a Rajoy de la presidencia. Además, durante la campaña electoral en Galicia, adelantó la creación de un sindicato para la defensa de los trabajadores, un paso que también dio Podemos un su día y terminó fracasando.

[El PP no apoyará la moción de censura de Abascal

Dos años después de la moción de censura contra Rajoy que abrió las puertas de Moncloa a Pedro Sánchez, Abascal anunció que intentará hacer lo propio contra el actual presidente después de verano. Vox hará uso así de un derecho recogido en los artículos 113 y 114.2 de la Constitución y en los artículos 175 y 179 del Reglamento del Congreso, que contemplan los requisitos formales para la moción de censura:  ser presentada por escrito a la Mesa del Congreso con las firmas de, al menos, una décima parte de los diputados y proponiendo un nuevo candidato a la presidencia. Después se establecerá un plazo mínimo de cinco días hasta ser votada y, para que salga adelante, se requiere de mayoría absoluta, es decir, el voto a favor de al menos 176 diputados.

Moción de censura histórica

Así lo hizo el PSOE, apoyado por Podemos, en 2018, tras conocerse la sentencia del caso Gurtel. Sánchez hizo historia, porque era la primera vez en la democracia española que una moción de censura prosperaba. Todo apunta a que seguirá siendo así porque a Vox no le salen las cuentas después de que el PP ya haya anunciado que no se sumará y votará en contra.

La de 2018 no fue la primera iniciativa para acabar de forma anticipada con el mandato de Mariano Rajoy. Pablo Iglesias y Podemos ya lo intentaron un año antes, en 2017, pero la moción no prosperó. Mariano Rajoy contó en aquel momento con los apoyos de Ciudadanos y Coalición Canaria, mientras que el PSOE se abstuvo. Ahora, la propuesta de Abascal parece, también, abocada al fracaso.

Otro de los primeros pasos que dio Podemos en su reciente andadura política, y que Abascal quiere imitar ahora, es la creación de un sindicato alternativo. Bajo el cobijo de Podemos, a principios de 2015 nacía "Somos Sindicalistas", un sindicato vinculado al partido de Iglesias que tenía como objetivo converirse en alternativa a CCOO y UGT. Sus primeros manifiestos clamaron por "cambiar un modelo sindical que nos ha llevado con la connivencia de los gobiernos de turno y las cúpulas de los sindicatos mayoritarios a la situación crítica en la que nos encontramos a nivel laboral". El fracaso fue sonoro y nunca llegó a cumplir con los objetivos que se propusieron. Tanto es así, que Podemos se desvinculó por completo del sindicato.

Vox usa el mismo discurso que utilizó el sindicato vinculado a Podemos: criticas a CCOO y UGT por plegarse ante los poderes políticos y económicos

Pese a la mala experiencia de sus compañeros de hemiciclo Vox sigue las huellas que deja de Podemos y creará un nuevo sindicato para la defensa de los trabajadores. Lo anunció Abascal en plena campaña electoral en Galicia: "Hay que proteger a los trabajadores porque los sindicatos ideológicos, subvencionados y corruptos les han traicionado de nuevo mientras se desmantela nuestra industria". La misma fórmula que usó ‘Somos Sindicalistas' basada en ataques a CCOO y UGT por plegarse ante el poder político y económico.

Como le sucedió a Podemos en 2017, Vox tiene pocas opciones de sacar adelante la moción de censura, pero si sigue los pasos de Podemos con el PSOE, podría poner en un aprieto al PP en la pugna por el espacio político de la derecha. La estrategia de Iglesias ha llevado a la formación morada, con menos apoyo electoral que nunca, a formar parte del primer Gobierno de coalición de la historia de España. Y Santiago Abascal mira de reojo la fórmula de su principal rival político.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.