Banco Santander
El Santander se desploma en bolsa tras presentar pérdidas de 10.798 millones
Las acciones de la entidad caen un 4,8% después de confirmarse un un deterioro contable de 12.600 millones

Las acciones del Banco Santander se desplomaron en la sesión de este miércoles el 4,83 % después de anunciar unas pérdidas récord de 10.798 millones hasta junio, al actualizar el valor de sus filiales en Reino Unido, EE.UU. y Polonia, lo que le supuso un deterioro contable de 12.600 millones.

El ajuste en las filiales se produce tras actualizar el valor de los fondos de comercio y los créditos fiscales, pero se trata de un apunte contable que no afecta ni a la liquidez, ni al capital del grupo, cuya solvencia en términos CET1 -capital de calidad- sube al 11,84 %.

Sin los citados ajustes, el beneficio neto semestral del banco fue positivo, de 1.908 millones de euros, un 52,8 % menos respecto al mismo periodo de 2019, por el efecto de la crisis del coronavirus.

En la apertura de la sesión, el Banco Santander caía el 1 %, aunque, poco a poco, la caída se fue incrementado. A las 9.30 horas, los títulos del banco ceden ese 4,83 %, los más bajistas de todo el IBEX 35, hasta los 2 euros por acción. Las pérdidas acumuladas en el año se elevan al 46,42 %.

400 millones para el pago del dividendo

El banco, por tanto, no será capaz de generar en la segunda mitad del año un beneficio superior a los 10.000 millones que compensen las pérdidas "contables" del primer semestre, pero la clave está en que seguirá generando beneficios de forma recurrente a pesar de la pandemia."Nos fijamos en la capacidad del banco de generar resultados antes de provisiones y ha subido un 2 % en la peor crisis que hemos visto en nuestra vida, lo que muestra la fortaleza del Santander", ha explicado el número dos de Ana Botín, José Antonio Álvarez.

Por esa misma razón, el grupo ha apartado unos 400 millones de euros, seis puntos básicos de capital, hasta junio y quiere hacer lo mismos en la segunda mitad del año, con la esperanza de que el BCE no extienda el veto al pago de dividendos. 

Hasta el momento, la recomendación del supervisor se refiere a los dividendos con cargo al ejercicio 2019, lo que llevó al Santander a dejarlo en suspenso, aunque ahora propone pagarlo en acciones, una fórmula que, según el banco, los supervisores permitirían.

El consejero delegado del Santander ha insistido en que las fusiones no son ahora la prioridad del grupo, ni siquiera las fusiones transfronterizas que la propia Ana Botín defendió recientemente, porque el foco está puesto en transformar el negocio y reforzar el liderazgo en los mercados en los que opera.

Para ello será clave la digitalización, que se intensificará tras la experiencia de esta crisis y hará que la oficina física siga perdiendo importancia en la relación con el cliente.Sin embargo, no ha querido aventurar el número de oficinas o el tipo de sucursales que quiere tener el Santander en un futuro en España, donde en estos momentos cuenta con unos 700 establecimientos cerrados, por distintas razones, de una red de 3.600 oficinas.

En cuanto al negocio en España, ha considerado que los ritmos de concesión de crédito en el mundo empresarial vistos en la primera mitad del año no se van a mantener y apuesta por una vuelta a la normalidad o un pequeño crecimiento en el conjunto del año.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.