Coronavirus
El PP ofrece al Gobierno una reforma legal exprés en agosto para limitar la movilidad sin el estado de alarma
Casado apuesta por actualizar la ley general de Sanidad de 1986 y asegura que el Congreso puede habilitar una tramitación rápida para aprobar el nuevo texto en quince días

Pablo Casado quiere que el Gobierno central recupere el mando único sanitario y establezca limitaciones de movilidad... pero sin volver a aplicar el estado de alarma. El presidente del PP, en contra de la opinión del Gobierno, cree que es posible adoptar estas medidas a través de una reforma legislativa, que podía aprobarse en apenas quince días en el Congreso de los Diputados.

El líder de la oposición, en su intervención en la comisión de seguimiento del Covid-19 que lleva celebrando el PP desde el inicio de la crisis sanitaria, ha vuelto a recordar la existencia de hasta tres leyes que habilitan al Gobierno para recuperar el mando único sanitario: la ley orgánica de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública; la ley General de Salud Pública, de 2011; y la ley general de Sanidad de 1986.

[El PP espera la llamada del Gobierno aunque descarta aprobar los Presupuestos]

Casado, además, recordó que la Ley de Seguridad Nacional habilita al Gobierno para limitar derechos fundamentales como el recogido en el artículo 19 de la Constitución, referente a la libertad de movimientos. Además, añadió, en el reglamento sanitario internacional aprobado en 2005 se habla de cuarentenas, de aislamiento, de denegación de entradas en los países de personas con síntomas e, incluso, no afectadas. Un texto, añadió, que fue avalado tanto por EEUU como de la UE.

El PP propone una reforma exprés de la ley del 86 en la que, además de blindar el mando único del Gobierno central en la gestión sanitaria ante situaciones de crisis, se establezca la posibilidad de limitar los movimientos de los ciudadanos

Con estos mimbres, el PP propone una reforma exprés de la ley del 86 en la que, además de blindar el mando único del Gobierno central en la gestión sanitaria ante situaciones de crisis, se establezca la posibilidad de limitar los movimientos de los ciudadanos, además de medidas de aislamiento y confinamiento. Un nuevo texto que, en opinión de Casado, afectaría a los primeros artículos del texto en vigor y que podría aprobarse en apenas quince días, durante el mes de agosto.

En ese sentido, Casado recordó que el reglamento del Congreso habilita este tipo de tramitaciones rápidas, que "permitirían estar preparados ante una segunda oleada de contagios" a partir del mes de septiembre. De cara al otoño, además, exigió al Gobierno la aprobación inmediata de un calendario y un protocolo para la campaña de vacunación de la gripe, para evitar la llegada masiva de pacientes a los hospitales confundiendo los síntomas con los del coronavirus.

El líder del PP volvió a ofrecer la colaboración de su partido al Ejecutivo, pero se mostró muy crítico con los diferentes miembros del Gobierno. Sobre todo, con Salvador Illa, Reyes Maroto, José Luis Ábalos y Fernando Grande-Marlaska. Casado afirmó que "el ministro de Sanidad está desaparecido. No da ningún tipo de instrucción a las comunidades autónomas". A la titular de Industria y Turismo le reprochó la ausencia de una posición clara tras la cuarentena a los turistas procedentes de España anunciada por Reino Unido, mientras que a los ministros de Transporte e Interior les reprochó la falta de protocolos para evitar la entrada en el país de turistas e inmigrantes contagiados por el Covid-19.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.