Cataluña
Junqueras y los presos del 'procés' buscan alternativas para evitar la cárcel tras perder el tercer grado
Las defensas de los presos esgrimen que hay otras medidas en el reglamento penitenciario como la pulsera telemática para poder sortear el fallo del tribunal

El abogado de Oriol Junqueras y del resto de presos 'del procés' ya buscan alternativas para volver a la semilibertad en prisión tras la decisión del juzgado de vigilancia penitenciaria número 5 de Cataluña de suspender el tercer grado a Oriol Junqueras, Raül Romeva, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart y Joaquim Forn. Esto les obliga a volver a la cárcel de forma inmediata. La decisión llega después de que la Fiscalía Provincial de Barcelona pidiera este lunes que retrocedieran al segundo grado todos los presos del 'procés' a excepción de Jordi Turull, Josep Rull y Dolors Bassa, cuya semilibertad se recurrirá en los próximos días. 

Tras el fallo a Forcadell, los presos independentistas asumieron que su paso por la calle sería breve y sus abogados ya se han puesto manos a la obra para buscar alternativas que puedan presentar y evitar así la condena estricta. Las fuentes consultadas por LPO, esgrimen que hay otras normas del reglamento penitenciario que se podrían aplicar a los políticos soberanistas, como por ejemplo el artículo 86.4 del reglamento penitenciario. Esta norma posibilita a los presos que se encuentran en régimen abierto, que ni siquiera acudan a dormir si aceptan llevar un dispositivo telemático (pulsera) para su control. "Esto se podría aplicar para conceder la libertad condicional", aseguran. 

El líder de ERC, Oriol Junqueras, enseguida se ha pronunciado a través de las redes sociales asegurando que el Estado "tiene mucho miedo" a los independentistas catalanes, y que por eso prefiere que estén "encerrados" en la cárcel. En un vídeo divulgado por ERC, Oriol Junqueras, que cumple una condena de 13 años de prisión, se ha pronunciado sobre la revocación del tercer grado a los presos independentistas que les ha permitido disfrutar de una situación de semilibertad durante algunos días. "Hoy volvemos a constatar que nos tienen mucho miedo, y que por esto nos quieren encerrados, por incidir en la política y la sociedad catalana", afirma. 

 El fallo de Forcadell ya encendió los ánimos 

El fallo de Forcadell ya encendió los ánimos en el independentismo. El ex consejero de Territorio, Josep Rull señaló que "a efectos prácticos, quiere decir que en un periodo muy breve de tiempo nos revertirán el tercer grado y nos impedirán salir a trabajar en virtud del 100.2".

El líder de ERC, Oriol Junqueras, consideró que el Estado español y sus tribunales "han demostrado que están dispuestos a saltarse la democracia cada día y también el Estado de derecho". "El mismo tribunal que revoca la aplicación del artículo 150.2 a Forcadell no tiene ningún problema en rebajar las penas de los militantes de extrema derecha que asaltaron el centro cultural Blanquerna en Madrid", dijo Junqueras en una entrevista a Cataluña Radio. El ex consejero de Exteriores Raül Romeva, también acusó al Tribunal de "recrearse tantas veces como haga falta". "Hoy se carga el 100.2 de Carme. Los hay que ya hablaban de libertad cuando todavía estamos en plena venganza". 

Referéndum frente a mesa de diálogo

El independentismo ya habla de "venganza" y piden "amnistía" para los condenados por la Justicia, que incluya también la vuelta a España de los que están fugados en el extranjero, como Puigdemont o Marta Rovira, secretaria general de ERC desde 2011. Desde el sector más radical ya suman esfuerzos para pedir la vuelta a otro referéndum. El propio Torra hizo el primer anuncio la semana pasada en el Parlament al que le siguió Puigdemont. JxCAT pide "terminar lo que empezamos", en referencia al 1-O. Mientras, su socio en el Govern, ERC, intenta calmar los ánimos y mirar para otro lado. Los republicanos no consideran que el referéndum sea la solución y piden poder celebrar la mesa de diálogo con el Gobierno. 

Torra dialoga por teleconferencia con Puigdemont este sábado durante la apertura del congreso de Junts.

Algunos pensaban que tras la sentencia del TS, la mesa de diálogo se vendría abajo. Pero nada más lejos de la realidad. El líder de ERC aseguró la semana pasada que "por mí no cambia la mesa de dialogo. Es más, aún hay más razones para reivindicar que tengamos ámbitos para dialogar, nunca tenemos que abandonar la bandera del diálogo". 

El ex vicepresidente dijo que está dispuesto a hablar "con los que me encierran en prisión, puesto que la sociedad necesita que negociemos, y la comunidad internacional también nos lo pide". "Esperanza en el Estado español no tengo ninguna, pero mi obligación es intentar dialogar y reivindicar el diálogo", señaló el líder de ERC, que rechazó pedir un indulto y es más partidario de una amnistía que no de hacer reformas en el Código Penal para dejar sin efecto delitos como el de "sedición". 

Pero en esto de la mesa de diálogo, los dos gobiernos se siguen pasando la pelota con el Gobierno central. Así y desde el Ejecutivo de Sánchez siguen diciendo que no tienen ningún inconveniente en celebrar la reunión pero insta a los dos socios catalanes a que se pongan de acuerdo, JxCAT y ERC. La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, insistió el martes pasado en "abrir hueco" en este periodo pese a que la agenda del presidente es "nutrida". Eso sí, dijo que es el Govern que preside Quim Torra el que debe decir si está "en condiciones" de poder celebrarla y "si hay acuerdo" entre sus "diferentes componentes". Este martes y tras el Consejo de Ministros, Montero instó a preguntar a Aragónes porque el "nosotros no somos el motivo", aseguró, por el cual no se haya celebrado en julio. 

 [Francia aconseja no viajar a Cataluña por el rebrote de coronavirus]

La disputa en Cataluña por anunciar la fecha de las elecciones divide a los dos partidos soberanistas que tampoco se ponen de acuerdo en la mesa de diálogo. Mientras los de Puigdemont buscan sabotearla a toda costa, los republicanos ven un punto a su favor mostrándose dialogantes. Los de Sánchez aprovechan este frente para alargar la cita y evitar así discrepancias con sus socios en apuros, Ciudadanos, e invitarles así a pactar los Presupuestos. La celebración de los comicios catalanes podría alterar la dinámica negociadora para las cuentas públicas. Todo ello ante el temor de una segunda ola de coronavirus que cambie por completo la situación política y sanitaria del país. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.