Pactos de Gobierno
El Gobierno busca aprobar "cuanto antes" la Ley del Teletrabajo ante una segunda oleada de Covid-19
Fuentes gubernamentales no descartan que pueda darse un confinamiento por zonas geográficas y desde Trabajo adelantan las reuniones con los agentes sociales para llegar a un acuerdo antes de septiembre

Los rebrotes de coronavirus preocupan al Gobierno que busca aprobar "cuanto antes" la 'Ley de Trabajo a Distancia' ante un posible confinamiento por zonas. Según ha podido saber LPO, el Gobierno espera no intervenir en estos meses de calor y ceñirse al plan de gestión ante posibles rebrotes de cada comunidad autónoma. Fuentes gubernamentales no descartan que pueda darse un confinamiento por zonas geográficas y desde el Ministerio de Trabajo adelantan las reuniones con los agentes sociales para llegar a un acuerdo respecto a la Ley del Teletrabajo antes de septiembre

La novedad viene al separar esta ley en la negociación de la regulación de la conciliación. El Gobierno dejó este lunes una propuesta encima de la mesa a patronal y sindicatos y en esta semana se vuelven a reunir para intentar cerrar el acuerdo. España ha detectado al menos 201 brotes activos de coronavirus que afectan a 2.289 personas, según la doctora María José Sierra, del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias. A excepción de las ciudades autónomas, todas las comunidades han detectado brotes, los últimos en Cantabria, Navarra, Almería, Córdoba y Burgos. El Gobierno teme no llegar a tiempo con la norma que regula el teletrabajo e intenta facilitar las negociaciones. 

Fuentes del Ministerio que lidera Yolanda Díaz aseguran que el Ejecutivo ha accedido a desligar el teletrabajo de la conciliación, tal y como proponían los sindicatos, con el objetivo de evitar que termine siendo utilizado como una forma de "perpetuación de los roles de la crianza y los cuidados sobre las mujeres", indican. Desde UGT explican que el Gobierno ha eliminado en la nueva versión del documento la preferencia de esta forma de trabajo durante el periodo de cuidado de lactancia o en el caso de personas al cuidado de dependientes, que "suele recaer sobre mujeres". Trabajo altera el calendario de negociaciones para intentar llegar a primeros de septiembre con la norma ya aprobada. 

Flexibilidad de horarios 

El anteproyecto de ley con el que trabaja el Gobierno tiene como marco el acuerdo europeo sobre teletrabajo e introduce varias peticiones de patronal y sindicatos como que los empleados que teletrabajen tendrán derecho al "horario flexible" y podrán "alterar" dicho horario respetando la normativa sobre tiempo de trabajo y descanso, salvo los límites acordados. Además, el texto normativo fija que los costes que conlleve para el trabajador el desarrollo del trabajo a distancia deberán ser sufragados en su "totalidad" por la empresa. Algo que no contenta a la patronal que explica que, en algunos casos podría suponer graves pérdidas para la empresa o de escasa rentabilidad. 

Por su parte, los contratos en prácticas y los contratos para la formación y el aprendizaje no podrán ser a distancia y se fijará la igualdad de trato y no discriminación asegurando que los trabajadores a distancia tendrán los mismos derechos que hubieran ostentado si prestasen servicios en el centro de trabajo de la empresa, salvo aquellos que sean inherentes a la realización de la prestación laboral en el mismo de manera presencial. Estos trabajadores no sufrirán perjuicios en sus condiciones laborales, incluyendo retribución, estabilidad en el empleo y promoción profesional, según contempla el anteproyecto del Gobierno. Además, se deberá de incluir, entre otros, "el momento de inicio y finalización de la jornada", entre otros aspectos. 

 [Gobierno y empresarios asumen que el próximo curso empezará sin regular el teletrabajo]

La parte de desavenencias con la patronal es el coste económico a la hora de sufragar los gastos del teletrabajo. El texto del Ejecutivo expone que el desarrollo del trabajo a distancia "deberá ser sufragado en su totalidad por la empresa, y no podrá suponer, en ningún caso, la asunción por parte de la persona trabajadora de gastos, directos o indirectos, relacionados con los equipos, herramientas y medios vinculados al desarrollo de su actividad laboral". 

Sin embargo, en lugar de basarse en normas rígidas como quería Trabajo, se basará en función del convenio colectivo, tal y como proponía la CEOEDe esta forma, por medio de convenio colectivo o de acuerdo entre la empresa y la representación legal de las personas trabajadoras podrá establecerse el mecanismo para la determinación de estos gastos, que podrá consistir en complementos específicos que, en todo caso, garanticen la "completa compensación" de aquellos. En la reunión de la mesa de diálogo social mantenida este lunes, el secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, planteó a los responsables de los sindicatos CCOO  y UGT y de las patronales CEOE y Cepyme continuar con un documento que recogía sus anteriores propuestas, a las que han añadido otras nuevas. Serán los agentes sociales los que aporten esta semana otro documento con sus modificaciones al respecto. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.