Guzman
Se unen tres grupos de acreedores y bloquean el canje de la deuda de Argentina
Los tres grupos tienen capacidad de bloquear la última oferta del gobierno de Alberto Fernández para reestructurar la deuda externa de Argentina.

Los tres grandes grupos de acreedores de la deuda argentina bajo ley extranjera informaron este lunes la firma de un acuerdo cooperativo para el rechazo conjunto de la propuesta del ministro Guzmán. Entre ellos se encuentra el Comité de Acreedores, grupo de los fondos que habían apoyado semanas atrás la "última propuesta" de Alberto Fernández. En su lugar, entregaron una nueva contrapropuesta al Poder Ejecutivo.

Como entre los tres grupos declaran poseer más del 33% del total de la deuda a canjear, esto hace virtualmente imposible que Guzmán consiga el 66,7% necesario de participación mínima para que prospere su propuesta.

Cabe recordar que, como anticipó en exclusiva LPO, la estrategia de Guzmán para poder cerrar aunque sea parcialmente el canje, requiere de llegar a los dos tercios (66,7%) de las acreencias, o bien al 50% de cada una de las dos familias de bonos, los del Canje (Par y Discount) y los Globales emitidos durante el gobierno de Macri.

La justicia de EEUU falla contra Argentina por el default de 2001

En este sentido, de no alcanzarse estos porcentajes, el ministro se comprometió en su última propuesta a no insistir y volver a foja cero. Dicho en otras palabras, Guzmán incluyó en la letra chica de su propuesta cuáles eran los términos por los cuales la "última" propuesta pasaría a ser la "penúltima". Y Larry Fink, CEO de BlackRock, le apuntó a juntar las cartas necesarias para torcele el brazo.

No es la primera vez que lo hace. En mayo, ya había conseguido abroquelar al grupo Ad Hoc a junto con los Bonistas del Canje detrás de una propuesta que reclamaba, entre otras cosas, la indenture 2005 para todos los nuevos bonos.

Como entre los tres grupos declaran poseer más del 33% del total de la deuda a canjear, esto hace virtualmente imposible que el gobierno de Alberto Fernández consiga el 66,7% necesario de participación mínima para que prospere su propuesta.

Si efectivamente los acreedores tienen la cantidad de bonos que declaran, entonces el primer camino quedó prácticamente bloqueado. Solo mediante la estrategia de redesignación -que permite cambiar las reglas por las que se determina el cálculo del porcentaje de aceptación- y una muy elevada (y homogénea) aceptación de parte del resto de los acreedores, tendría alguna posibilidad de prosperar.

Guzmán incluyó en la letra chica de su propuesta cuáles eran los términos por los cuales la 'última' propuesta pasaría a ser la 'penúltima'. Y el CEO de BlackRock juntó las cartas necesarias para darle el brazo a torcer.

La redesignación o reasignación es la estrategia diseñada por el equipo de Guzmán para saltearse el potencial bloqueo que el grupo Ad Hoc, con BlackRock a la cabeza, y el grupo de los Bonistas del Canje habían anticipado. Con la adhesión del tercer grupo, el Comité de Acreedores, el primer sendero quedaría totalmente bloqueado, incluso si esta colusión de bonistas significó que del Comité se fueran los grupos Gramercy, Fintech y Greylock, tres de los cuatro que habían aceptado la oferta oficial.

De esta forma, al ministro solo le queda la alternativa de conseguir el apoyo de más 50% de cada una de las dos familias de bonos, para seguir adelante con su propuesta. Cabe aclarar que no hay precedentes judiciales que convaliden a la mayoría simple como válida para avanzar, redesignación mediante, con el canje de forma parcial sin que se disparen los litigios en contra de la Argentina.

La contrapropuesta

Este nuevo borrador para un acuerdo, según los acreedores, contiene importantes concesiones en materia económica y legal. Y sostienen que provee el alivio de corto plazo que la Argentina necesita y consiste en una solución sostenible en el largo plazo que permite el acceso a los mercados de capital.

Larry Fink, CEO de Blackrock.

Además, genera el marco legal necesario para promover las inversiones que el país necesita para su recuperación, aseguraron en un comunicado al tiempo que aceptaron que los títulos Globales sean canjeados por nuevos bonos con la indenture 2016, lo que en su momento derrumbó las últimas negociaciones con el Ad Hoc y los Bonistas del Canje.

De acuerdo a los cálculos de Federico Furiase, director y economista de la consultora EcoGo, la contraoferta tiene un valor presente neto de 56,6 dólares por cada 100 dólares de valor nominal. "El grueso de la mejora frente a la última propuesta de Guzmán viene por el lado del cupón del bono que se entrega por los intereses corridos (PDI) y deja muy cerca las puntas de la negociación, ya que la oferta oficial es de 53,5 dólares".

"También la mejora frente a la última propuesta de Guzmán viene por el lado de los cupones de bono 2030 (en los que Ad Hoc tiene una posición fuerte) y en el bono a 2038 que se entregaría a cambio del DICY (de los que tienen una cantidad considerable los que el grupo de los Bonistas del Canje) con un adelantamiento de sus amortizaciones. A la vez que se adelantan 3 meses las fechas de pago de todos los cupones; pasan a julio y enero versus septiembre y abril de la propuesta argentina", agregó Furiase.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.