Ingreso Mínimo Vital
La Seguridad Social se colapsa por el ingreso mínimo vital: Montero estudia medidas 'in extremis'
"No se ha corregido nada" después de los problemas para tramitar los ERTEs, reconocen fuentes de la Administración a LPO

Hace más de un mes que el Congreso de los Diputados aprobó el Ingreso Mínimo Vital. Fue el 10 de junio, en una votación que no tuvo ningún voto en contra, y desde entonces el Gobierno ha sacado pecho de la medida siempre que ha tenido ocasión. "El país ha ganado en justicia social, pero, sobretodo, en decencia", defendía el presidente Pedro Sánchez tras sacar adelante la renta mínima en el Consejo de Ministros.

[ Escrivá, sin plan ante el colapso de los ayuntamientos tras recibir 223.000 peticiones]

Pero la que hasta el momento es una de las grandes medidas aprobadas por el gobierno de coalición está dando quebraderos de cabeza, tanto al Ministerio de Seguridad Social como a Hacienda. El colapso en las oficinas de Instituto Nacional de la Seguridad Social, encargado de tramitar el IMV, aumenta día a día. "Están colapsados", reconocen fuentes del CSIF a LPO que aseguran que en el INSS "hay una situación muy parecida a la que soportamos en el SEPE".

Más de medio millón de solicitudes

"Las previsiones se han sobrepasado", cuenta José Manuel Moreno, responsable nacional de CSIF para la Seguridad Social. Ahora mismo, de los 10.117 funcionarios que componen el INSS solo 1500 se encargan de la tramitación de solicitudes para el IMV. En lo que va de mes ya se han registrado más de medio millón y "cabe la posibilidad de que lleguemos a 3 millones", apunta Moreno a LPO. Desde el INSS estiman que la tramitación de cada solicitud necesita una media de 45 minutos y "estamos hablando de más de medio millón de peticiones para solo 1500 trabajadores", critica. "La saturación existe, sin duda alguna", reconoce otro trabajador a LPO, señalando también que las oficinas de la Seguridad Social no han sumado ni un solo trabajador más en el último mes.

 La ministra María Jesús Montero está trabajando para "encontrar una solución que no cueste mucho dinero" para descargar el trabajo en las oficinas del INSS 

A raíz de esta situación de colapso, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones liderado por José Luis Escrivá planteó la posibilidad de contratar 1000 interinos que se incorporarían al INSS y otros 250 para trabajar en la Tesorería General de la Seguridad Social. Escrivá ya ha oficializado esta petición y ahora la pelota está en el tejado de Hacienda. Según ha podido saber LPO, la ministra María Jesús Montero estaría trabajando para "encontrar una solución que no cueste mucho dinero" para descargar el trabajo en las oficinas del INSS.

Pero el sindicato de funcionarios no comparte la propuesta de Escrivá porque "hay que reforzar el sistema de manera general, no solo contratación temporal" y reclaman que "serían necesarias en torno a 6000 plazas que hay cubrir con oferta pública de empleo". La última vez que se convocaron plazas de empleo público para esta administración fue en el año 1992. El coordinador nacional de CSIF señala además que el IMV "ha venido para quedarse" porque "no es una medida excepcional, sino que simplemente se ha adelantado, las previsiones eran que se aprobase en 2021 pero el Covid lo ha precipitado" y que por tanto el Ministerio debería considerar que el volumen de trabajo se mantendrá en niveles muy altos.

Jose Manuel Moreno apunta también que no se está teniendo en cuenta que la denegación de las solicitudes para el IMV requieren tramitación y respuesta: "el Gobierno tenía previsiones de que serían unas 850.000 familias beneficiadas por el IMV pero el resto de solicitudes también hay que tramitarlas" y añade "nos encontramos con familias donde todos los miembros solicitan la prestación y claro, solo puede recibirla uno, pero las demás también necesitan tiempo para gestionar su denegación".

[ Protestas en las oficinas del SEPE por los ERTE sin cobrar desde marzo]

Con la aprobación del IMV, el INSS llegó a un acuerdo con los ayuntamientos de más de 20000 habitantes para que ellos pudiesen encargarse de la recepción de la documentación y el registro de la solicitud y aliviar así a la administración pero el representante de CSIF reconoce a LPO que "se está cumpliendo a cuentagotas este acuerdo".

La situación es tan crítica que si llamáramos hoy al INSS para pedir una cita tendríamos que esperar por lo menos hasta los últimos días de Septiembre. "Está pasando lo mismo que con el SEPE, no se ha corregido nada", critican desde el sindicato de funcionarios.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.