Covid-19
Calviño se impone a Iglesias: aleja la nacionalización de empresas estratégicas y les ofrece ayudas
El Gobierno aprueba la creación de un fondo de rescate a las empresas "solventes" y estratégicas para el país y aleja el fantasma de las nacionalizaciones que propone Podemos

La vicepresidenta de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, gana la partida al vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, respecto al último paquete aprobado por el Gobierno de ayudas a las empresas. Calviño aleja la nacionalización de empresas que promueve Iglesias para ayudarlas con un fondo dotado de 10.000 millones, como ya hacen otros países de la UE. "No es una herramienta para nacionalizar empresas", aclaran fuentes gubernamentales. 

El Consejo de Ministros Extraordinario celebrado este viernes aprobó un nuevo paquete de medidas por importe de 50.000 millones, en el marco del Acuerdo por la Reactivación Económica y el Empleo. Entre las propuestas figura un fondo de nueva creación dotado de 10.000 millones, que gestionará la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), para apoyar la solvencia de las empresas estratégicas afectadas por la pandemia del Covid-19. Este fondo estará adscrito al Ministerio de Hacienda y será gestionado a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), ajustándose a la normativa de ayudas de Estado de la Comisión Europea.

Serán las empresas las que tendrán que solicitar este tipo de ayudas, una vez hayan agotado el resto de recursos disponibles para estabilizarse 

Según explica el Gobierno mediante un comunicado, este fondo "está dirigido a sociedades que atraviesen severas dificultades de carácter temporal como consecuencia de la situación generada por el Covid-19 y que sean consideradas estratégicas por diversos motivos, como su impacto social y económico, su relevancia para la seguridad, la salud de las personas, las infraestructuras, las comunicaciones o su contribución al buen funcionamiento de los mercados". Se articulará a través distintos instrumentos como la concesión de préstamos participativos, la adquisición de deuda subordinada o la suscripción de acciones u otros instrumentos de capital. El importe de los dividendos, intereses y plusvalías que resulten de las inversiones que se realicen se ingresarán en el Tesoro Público.

Frenar las nacionalizaciones 

La medida elaborada en su mayoría por la Vicepresidencia de Asuntos Económicos que dirige Nadia Calviño frena en seco el programa de nacionalizaciones que propone Pablo Iglesias y Unidas Podemos. El vicepresidente intentó ya en abril prevenir a la ciudadanía respecto a esta medida con un tuit escrito en sus redes sociales donde recordaba el artículo 128 de la Constitución, que dice así: "Toda la riqueza del país en sus distintas formas y sea cual fuere su titularidad está subordinada al interés general". A partir de ahí, Iglesias se ha dedicado a convencer a sus compañeras, las ministras de Economía y Hacienda, de nacionalizar empresas con ayudas que no aguanten cuatro años, como Nissan o Alcoa. 

 [Podemos propone nacionalizar Nissan y abre otra crisis en el gabinete de España]

El vicepresidente, y también desde su formación, apoyaron que las ayudas públicas para las firmas que quisieran instalarse en España estén sujetas a cierta condicionalidad. Unas exigencias que alcanzaban hasta la nacionalización de las plantas de esas compañías si, tras recibir respaldo económico estatal, no mantienen su producción en el lugar donde se radiquen durante al menos cuatro años. 

Calviño corta de raíz estas ideas para volver al modelo europeo y ampararse en cómo los están haciendo el resto de países que ya han puesto en marcha ayudas similares. Fuentes gubernamentales informan a LPO de que el fondo operará en último recurso, cuando ya hayan operado el resto de recursos disponibles, como los créditos ICO, y la empresa no se haya estabilizado. Además, será la propia empresa quien tenga que solicitar este tipo de ayudas e irá destinada solamente a empresas estratégicas, de reconocida solvencia, que Iglesias podría calificar como "grandes corporaciones", si estuviera en la oposición. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.