Coronavirus
La crisis sanitaria en Argentina pone en jaque la mayor bolsa de votantes gallegos en el exterior
Con 65.000 casos y 1.310 fallecidos, Argentina se ha vuelto a confinar, complicando aún más el derecho de voto de la mayor diáspora de Galicia en el extranjero de cara a las elecciones del 12 de julio. Una bolsa de votantes que reforzaría la esperada mayoría absoluta del popular Núñez Feijóo.

Las elecciones gallegas y vascas se celebrarán el 12 de julio tras verse aplazadas en abril por la crisis sanitaria. Sin embargo, el impacto del coronavirus no ha cesado; el intenso aumento de casos en Latinoamérica amenaza el voto a distancia desde Argentina, un país que concentra la mayor bolsa electoral de gallegos en el exterior y con fuerte impacto en los resultados del territorio.

Los comicios tendrán lugar en medio de una crisis sanitaria mundial con impacto directo en los desplazamientos y los envíos postales, una realidad que denuncia la plataforma Marea Granate al considerar que no se han puesto en marcha las medidas necesarias para paliar estas dificultades para el voto emigrante.

[Buenos Aires vuelve al confinamiento estricto por el aumento de casos]

Berta Burguete, miembro de dicha plataforma, explica que con esta situación sanitaria no existen garantías "en estos momentos inciertos de la entrega de papeletas". En total, Galicia cuenta con una población emigrante de alrededor de 500.000 personas, de las que un tercio, más de 160.000 electores, se encuentran en Argentina.

La estimación es que la solicitud de voto baje en torno a un 20% respecto a la convocatoria de abril debido al coronavirus

Según Burguete, se estima que, con respecto a los comicios autonómicos del 5 de abril anulados por el Coronavirus, la solicitud de voto bajará en torno a un 20%, lo que supondría que solo un 1% de los residentes en Argentina habrían expresado su voluntad de votar.

La imposibilidad de desplazamientos a los consulados, cuyos servicios están bajo mínimos o incluso no operativos, y las serias anomalías de funcionamiento en los servicios postales en todo el mundo, con nulas garantías de recepción y envío de la documentación electoral, podrían justificar este desánimo para participar en elecciones gallegas.

A juicio de Marea Granate, se trata de una desafección que va en detrimento de la participación democrática y pone en peligro aquellas nacionalidades adquiridas en las que votar es uno de los requisitos para conservarlas a largo plazo.

Una Ley rígida y disuasoria

Alejandro López Dobarro, delegado de la Xunta de Galicia en Buenos Aires para Argentina y Uruguay, sostiene que "estamos ante un sistema complejo y poco ágil". Desde este miércoles 1 de julio y hasta el día 17, el país del Río de la Plata entra en cuarentena, momento en que las razones de movilidad deben responder a una causa mayor, "entre las cuales no se encuentra la de acudir a votar ni a consulados, ni a oficinas de correos". Al no constar esta actividad como "esencial", se debe pedir permiso con 24 horas de antelación y cada ciudadano puede aspirar a un máximo de dos salvoconductos a la semana.

López Dobarro reconoce que dentro de los ajustados márgenes de modificaciones que permite la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) de 2011, "el INE ha facilitado en esta ocasión la solicitud telemática y ha ampliado el plazo de la misma en cuatro días (del 12 al 16 de junio), pero esta normativa sigue siendo demasiado poco flexible en unas circunstancias tan extraordinarias".

Las papeletas han comenzado a llegar a cuentagotas a los domicilios de solicitantes gallegos en Argentina, tras ser transportadas por vuelos comerciales que también se han visto afectados por la crisis

Tampoco ha sido fácil el transporte de las papeletas al continente americano. Los sobres electorales han empezado a llegar esta semana y a cuentagotas a los domicilios de los solicitantes gallegos en Argetina. Todas ellas, transportadas en vuelos regulares comerciales que igualmente se han visto afectados por la crisis del Covid-19.

El delegado de la Xunta en Argentina y Uruguay indica que tanto el Consulado como la Xunta han hecho difusión para estas elecciones, pero los números hablan de un descenso notable en la participación de distintas citas con las urnas.

En las elecciones gallegas de 2016, solicitaron el voto unas 7.000 personas, de las cuales, un 2'30% logró emitir su voto. En esta misma línea, para las elecciones generales del 10 de noviembre de 2019, los ruegos fueron unos 5.000, de los cuales tan solo un 2'4% se convirtió en voto emitido. Siguiendo esta tendencia, cabe esperar que, en plena pandemia, los números bajen más aún.

[El peronismo se alía con el PSOE en las elecciones gallegas frente a Núñez Feijóo]

El distanciamiento social también se ha traducido en alejamiento de la política gallega. López Dobarro pone como ejemplo el debate televisado entre candidatos a presidir la Xunta de Galicia del pasado 29 de junio. "Ni siquiera los gallegos de aquí se han podido reunir para verlo, y seguirlo a través de los móviles y tabletas no es lo mismo".

A todo ello, habría que sumar que puede que se vuelva a la pésima situación económica de 2001 "con colas exasperantes en bancos, supermercados, etc.". En un escenario llamado por los argentinos un "Parate repentino", el temor a la catástrofe socioeconómica tampoco alienta a acudir en masa a votar.

En opinión de Alejandro López Dobarro, la preocupación y dedicación por parte de la Xunta de Galicia para con su emigración siempre ha sido máxima. "Es justo poner en valor que todos los partidos políticos gallegos se han mostrado siempre cercanos y colaboradores con el cuidado de nuestra diáspora, muy pocos pueblos pueden decir que tienen un ciudadano en cada país". 

[Feijóo se reúne con Macri]

Tanto es así, que en los meses previos a la anterior campaña electoral, los dos principales candidatos, Alberto Núñez Feijoo y Gonzalo Caballero, dirigieron mensajes al electorado residente en Argentina, adonde llegaron a viajar para hacer campaña: el candidato popular se reunió con el ex presidente Mauricio Macri, hoy salpicado por un escándalo de espionaje, mientras el socialista hizo lo propio con el actual presidente argentino, el peronista Alberto Fernández. 

Por ello, desde la Xunta de Galicia se insiste en que siempre se tiene en cuenta al emigrante gallego a través de programas de formación, de viajes, del fomento de la cultura gallega en cualquier rincón del planeta, pero la LOREG reformada por socialistas y populares de 2011 "es la que es".

En cualquier caso, y a pesar del momento coyuntural tan inaudito, López Dobarro cree que una mayor participación "reforzaría la esperada mayoría absoluta del señor Feijóo", actual presidente de la Xunta y candidato por el Partido Popular a revalidar su puesto en apenas una semana.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.