Chile
Piden la renuncia del procurador de Chile, una pieza clave del sistema de poder de Piñera
Se trata del primo de un cargo de máxima confianza del presidente Piñera, el polémico ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno Charme.

Nuevo escándalo en la política chilena por la actuación de un fiscal colocado por su primo, hombre de máxima confianza del presidente Piñera. En pleno pico de contagios por coronavirus en Chile, un automovilista intentó atropellar a cuatro soldados que pedían su detención; la respuesta del procurador nacional fue pedir la imputación de la patrulla, en vez de convocarlos como testigos para encontrar al prófugo.

El hecho desató la polémica no solamente por condicionar la actuación de las fuerzas de seguridad para cumplir con los controles de cuarentena, sino porque la orden la dio el primo de la mano derecha de Piñera en el gabinete, el denunciado ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno Charme.

Se trata del fiscal nacional Jorge Abbot Charme, quien llegó al cargo de la mano de su primo e inmediatamente retribuyó favores al desestimar las denuncias del caso Penta, donde se comprobó el financiamiento irregular de campañas electorales del oficialismo y sin embargo la causa terminó con una pena de cuatro años de "libertad vigilada" para los acusados.

Jorge Abbot Charme llegó al cargo de la mano de su primo el poderoso ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno Charme. Apenas asumió en la Procuración devolvió los favores y desestimó las denuncias del caso Penta que complicaban a su pariente.

En este caso, la polémica se inicia en un control de la Armada que a las cuatro de la mañana da la orden de alto a un automovilista que intenta atropellarlos y se da a la fuga.

[Los escándalos de corrupción acorralan al hombre fuerte del gabinete de Piñera]

Los uniformados acuden inmediatamente a la comisaría de Carabineros para hacer la denuncia, pero el fiscal de turno Enzo Osorio Calvo ordena que les tomen declaraciones como imputados y no como denunciantes, lo que los transforma de víctimas a victimarios.

Luego, la Corte de Apelaciones de Concepción corrige la medida y le da la razón a los soldados ante un recurso de amparo dado que no encuentra ningún elemento objetivo para considerarlos eventuales responsables de haber cometido un delito.

Sin embargo, el procurador Abbot apeló ante la Corte Suprema y esta terminó legitimando la visión de la fiscalía en un insólito fallo en tiempo récord, de una sola página.

Según Abbot, la decisión favorece a los soldados ya que de esta manera "tienen derecho a guardar silencio", justamente lo contrario de su objetivo inicial de testificar para poder atrapar al prófugo.

Lo concreto es que al ser imputados, están expuestos a condenas y deben afrontar el costo de contratar un abogado, por lo que en Chile ya acusan a Abbot de "incapacidad para desempeñar el cargo" y "desconocimiento de los principios más básicos del derecho penal". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.