Economía
Argentina y México buscan el apoyo de Europa para enfrentarse a Trump en la presidencia del BID
El presidente de EEUU rompió la regla no escrita de no presentar candidatura al Banco Interamericano de Desarrollo

El secretario de Asuntos Estratégicos de Argentina Gustavo Béliz encontró en Europa una luz de esperanza para ocupar la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), después de que Donald Trump propusiera a otro candidato, Maurice Claver-Carone, y desafiara a todo el continente americano.

Al proponer a su propio aspirante, Trump amenaza con romper con un pacto no escrito que lleva más de medio siglo en América, que consiste en que EEUU no pone al presidente. Con la sede del organismo multilateral en Washington, la Administración americana nunca necesitó controlar la Presidencia: solía manejar las decisiones monetarias a través de la vicepresidencia ejecutiva.

Sin embargo, en diciembre de 2019 murió el norteamericano Brian O'Neill, el vicepresidente ejecutivo. Trump confiaba en que el colombiano Luis Alberto Moreno, el presidente de la entidad, le dejaría ese lugar a otro hombre cercano a la Casa Blanca. Es por eso que en su momento se mencionó a Claver-Carone para ese puesto, pero el máximo responsable del BID hizo oídos sordos a la solicitud de Trump, y entregó esa silla a John Scott, un hombre de carrera en el banco, pero sin ese aval de Trump.

En el BID creen que este desaire de Moreno motivó la actual represalia por parte de Trump, que suele tener memoria para estos pleitos. Ahora Moreno sería el titular que debería cargar con el peso de haber roto una tradición que se cumplió por décadas.

[Ex presidentes de Latinoamérica rechazan el candidato de Trump para el BID]

La decisión de Trump provocó reacciones en todo el arco político latinoamericano y no únicamente en el arco de centroizquierda. Juan Manuel Santos, Henrique Cardoso, Ricardo Lagos, Julio María Sanguinetti y Ernesto Zedillo expresaron su "profunda preocupación y desacuerdo" con la propuesta estadounidense.

Mauricio Claver-Carone, el candidato de Trump para presidir el BID.

Sin embargo, quienes tienen voto son los gobiernos de los 48 países que conforman la "Asamblea de gobernadores" del BID. Y más allá de las declaraciones públicas de Cardoso y Santos, Brasil y Colombia ya salieron a apoyar al candidato de Trump, Claver-Carone. También Paraguay, Uruguay y Haití, entre otros. De este modo, la Casa Blanca asegura que ya tiene más del 50% de los votos ponderados, que garantizarían la elección de Claver-Carone.

Pero se necesitan dos tercios de la Asamblea para garantizar el quórum de los votos, y a esa cláusula apuntaría ahora el equipo de Béliz. "El quórum para las reuniones de la Asamblea de Gobernadores será la mayoría absoluta de los gobernadores que represente por lo menos dos tercios de la totalidad de los votos de los países miembros", dice el artículo 8 del estatuto del Banco Interamericano.

Hay que recordar que los votos son ponderados, cada país tiene un porcentaje de representación. Dicho de otro modo: no basta con sentar a la mitad más uno de los gobernadores de cada país, sino que también se debería sumar -entre estos asistentes- dos tercios de los votos para lograr el quórum.

Béliz cree que entre Argentina (11%), México (7%) y la suma de los países europeos (15% en un escenario de máxima), más algún país latinoamericano que se acople, podrían bloquear la asamblea para así forzar una nueva negociación con la Casa Blanca.

Dudas por México

El temor del gobierno argentino es que el mexicano Andrés Manuel López Obrador sea forzado por el propio Trump a votar por Claver-Carone. México y Argentina vienen llevando a cabo una estrategia común en este tipo de votaciones. 

Votaron juntos en las elecciones de la Organización de Estados Americanos (OEA), en que no pudieron destronar al uruguayo Luis Almagro -apoyado por Trump- y ahora Argentina apoya al mexicano Jesús Seade para la Organización Mundial del Comercio (OMC), para suceder al brasileño Roberto Azevedo, que el próximo 31 de agosto dejará de ser el director general.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Como anticipó LPO, Alberto Fernández había conseguido el apoyo de AMLO para el BID, pero el mexicano confirmó el pasado miércoles que visitará la Casa Blanca por primera vez posiblemente en los primeros días de julio, en un apoyo clave para la campaña presidencial de Trump, quien busca recuperar algo de terreno en la vasta comunidad latina que vota en Estados Unidos.

[El Gobierno peronista de Argentina mira a Podemos para impulsar una renta básica]

En un contexto en el que el FMI prevé que la economía mexicana se desplome un 10.5% en el 2020, la gran apuesta de AMLO es que comience a funcionar el nuevo tratado de libre comercio de Norteamérica y por eso busca que el canadiense Justin Trudeau se sume a su viaje. Con su propia economía en crisis, el mexicano aspira a que una potencial reactivación estadounidense arrastre a su país. En el Gobierno argentino imploran que en esa cumbre Trump no le pida a López Obrador que apoye a su candidato para el BID porque se esfumarían así las opciones de Béliz. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.