Empresas
Florentino acelera sus inversiones en México tras reveses en la Justicia española
El presidente del Real Madrid controlará una de las autopistas más importantes de México después de perder importantes concesiones en España

 La española Abertis formalizó recientemente la compra de la empresa mexicana Red de Carreteras de Occidente (RCO) con la que va a gestionar una de las áreas carreteras más importantes de México. La compañía ahora controlada por el magnate Florentino Pérez diversifica un negocio que empezaba a agotarse en España después de que hayan finalizado varias concesiones importantes y tras varios reveses judiciales frente al gobierno.

Abertis se ha quedado con un 51,3% de RCO tras desembolsar cerca de 1.500 millones de euros en una operación en la que también ha participado el fondo soberano de Singapur (GIC) que suma otro 20%. Pasa a manejar ocho autopistas con casi 900 km en una zona de mucho tránsito vial, las conexiones desde el Bajío hacia las dos principales urbes del país: Guadalajara y Ciudad de México.

[Florentino Pérez se impone en una licitación millonaria que ya ganó con una empresa denunciada por irregularidades]

La compañía tiene un acuerdo con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador para invertir 8.000 millones de pesos (unos 300 millones de euros) en la construcción de tres ramales libres de peaje en los estados de Guanajuato, Michoacán y Jalisco a cambio de extender la concesión en 6 años. El acuerdo lo selló RCO con el gobierno en febrero y se mantiene tras el cambio de dueños.

México es la primera gran inversión de Abertis desde que fue adquirida por ACS, del también presidente del Real Madrid Florentino Pérez y la italiana Atlantia, que es la propietaria del puente Morandi en Génova, que se derrumbó en agosto de 2018 causando la muerte a 43 personas. El terrible suceso tuvo efectos también en Abertis.

La adquisición de ACS y Atlantia prometía inversiones y sinergias que no se llegaron a concretar por las necesidades de liquidez y la falta de entendimiento entre Pérez y el entonces Ceo de Atlantia, Giovanni Castellucci. El pasado mes de abril Abertis aprobó un enorme dividendo anual de 875 millones de euros, aunque dejó en el aire la entrega del 50% debido a la notable reducción del tráfico consecuencia de la pandemia de coronavirus.

La compra que se ha efectuado en México trata de compensar pérdidas muy importantes que la empresa afronta en España. Desde el pasado 2 de enero Abertis dejó de gestionar dos tramos de autopistas (Tarragona-Alicante y Sevilla Cádiz) que le generaban el 10% de sus beneficios y en agosto de 2021 expira la concesión de sus tramos más importantes que le proporcionan el 20% del beneficio total (Tarragona- Francia y Zaragoza- Tarragona).

[Sacyr y Acciona, al borde de unirse a Florentino Pérez y quedarse fuera del macroproyecto del Tren Maya

Y es que en los últimos tiempos España no para de darle malas noticias a la gestora de autopistas, que también ha salido mal parada de los pleitos judiciales. El Tribunal Supremo tumbó hace un año la reclamación de 785 millones de euros que Abertis había presentado contra el gobierno por hacerle perder dinero al construir vías alternativas gratuitas.

Por el mismo motivo hay otra reclamación en marcha por 3.000 millones de euros sobre la cual el alto tribunal se pronunciará en 2021. También por orden de un juez la multinacional tuvo que pagar una indemnización a miles de conductores que se quedaron atrapados en una de sus vías tras una gran nevada en el invierno de 2018.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.