Podemos
Irene Montero, tras denunciar por acoso a una concejal de Vox: "No es derecho de manifestación"
La ministra de Igualdad denuncia a la dirigente por acudir periódicamente a su domicilio, en el que vive junto a Pablo Iglesias

 La ministra de Igualdad y número dos de Podemos, Irene Montero, pone en duda la legalidad de las protestas frente a su domicilio, donde reside junto al vicepresidente de Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias. Montero, que denunció este lunes a la concejal de Vox en Galapagar Cristina Gómez Carvajal por coacciones y acoso diario en su domicilio, ha asegurado que las manifestaciones de la dirigente denunciada "no forman parte del derecho a la manifestación". 

En una entrevista en TVE, la ministra ha señalado que consultó con Iglesias antes de denunciar en el juzgado y ha señalado que las protestas se llevan realizando en las inmediaciones de su domicilio desde hace al menos cinco semanas. En este contexto, ha descartado que la denunciada estuviera ejerciendo el derecho a manifestación, y ha censurado el intento de "enmascarar el acoso, la rabia de un militante de extrema derecha, en una protesta legítima", y ha advertido que "esta persona no está expresando una reivindicación política, está planteando que no va a parar de ir a mi domicilio hasta que no abandone mi municipio y me vaya a vivir a Venezuela, que es donde cree que debo vivir", ha señalado.

[Sectores de la Guardia Civil se rebelan contra el blindaje del chalet de Iglesias y Montero]

Además, ha denunciado que "la extrema derecha utiliza el derecho de manifestación" para acosar, y que "por respeto a las personas que en democracia han puesto su cuerpo y su vida para ampliar nuestros derechos, se debe tener un poco de rigor". 

La dirigente, preguntada por los escraches que defendía Podemos desde sus inicios y que el propio Iglesias definió como "jarabe democrático", ha tratado de hacer distinción entre los dos casos. "Los escraches forman parte de la protesta política", ha señalado, "y otra cosa es ir todos los días a casa de un dirigente político a decir que no se va a ir hasta que se vayan a Venezuela". "Aunque lo hacen porque somos miembros de gobierno pero se lo podrían hacer a cualquier otra persona", ha proseguido. 

La denuncia

 La denuncia presentada por Montero en el juzgado de Collado Villaba afirma que Cristina Gómez ha acudido a diario, durante el estado de alarma, a las inmediaciones del domicilio de Irene Montero para reproducir insultos y asegurar que "no va a parar" hasta que la ministra de Igualdad abandone su domicilio particular y, también, España.


Además, añade la denuncia que la concejal de Vox ha grabado y difundido en su red social de Twitter sus insultos, siendo cargo público en el Ayuntamiento de Galapagar, "lo que agrava e incide en la responsabilidad de su conducta". La denuncia aporta enlaces a la red twitter en los que se pueden ver las protestas delante del domicilio de Irene Montero en Galapagar e incluso, en uno de los vídeos colgados en la red social, la concejal de Vox dice que es la "21 cacerolada" y que "como todos los días no faltamos a nuestra cita".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.