PP
Los movimientos de García Egea para apartar del foco a Álvarez de Toledo
El secretario general ha logrado que la portavoz quede fuera de la Comisión para la Reconstrucción en el Congreso y le ha quitado entrevistas solicitadas para ella

Cargos del PP llevan semanas reclamando que Cayetana Álvarez de Toledo se aleje del foco para no acaparar, con sus habituales polémicas, unos titulares que deberían estar reservados para Pablo Casado. Teodoro García Egea, consciente de esa corriente dentro del partido, ha visto una oportunidad para ir orillando, poco a poco, a la portavoz del Partido Popular en el Congreso. Los movimientos del secretario general, desde Génova pero también en el Grupo Parlamentario, están empezando a pasar factura a la diputada por Barcelona.

Según explican a LPO fuentes bien situadas en el PP, el primer gran movimiento estratégico de García Egea para quitar visibilidad a Álvarez de Toledo fue "dejarla fuera" de la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica constituida en el Congreso hace un mes. A pesar de ser la portavoz del partido en la Cámara, Cayetana no fue incluida en la lista de representantes del Grupo Popular. Una decisión que contrasta con las adoptadas por PSOE, Vox, Podemos y Ciudadanos, que sí incluyeron a sus respectivos portavoces de grupo: Adriana Lastra, Iván Espinosa de los Monteros, Pablo Echenique y Edmundo Bal.

[Alarma en el PP por la escasa presencia en los medios de Pablo Casado]

La portavoz del PP para la citada comisión es Ana Pastor. Junto a la ex ministra de Fomento figuran otros diputados populares, algunos de ellos muy próximos a García Egea, y otros pertenecientes a la dirección del partido: Mario Garcés, Luis Santamaría Ruiz, José Ignacio Echániz, Elvira Rodríguez, Cuca Gamarra y Rosa María Romero Sánchez. Para conformar esta representación del PP en la Comisión para la Reconstrucción, explican las fuentes consultadas, el secretario general contó con la colaboración de Guillermo Mariscal e Isabel Borrego, números dos y tres del PP en la Cámara Baja y personas de la máxima confianza del propio García Egea.

La elección de nombres como los de Ana Pastor y José Ignacio Echániz no es en absoluto casual. Ambos han sido ministra y consejero de Sanidad y forman parte del "equipo técnico" impulsado por García Egea para poner en marcha el llamado "Pacto Cajal para la Sanidad" que lleva ofreciendo Pablo Casado a Pedro Sánchez desde hace varias semanas. Una iniciativa "cocinada en Génova" y de la que tampoco ha participado Cayetana Álvarez de Toledo.

La portavoz, además, ha visto cómo el secretario general "le quitaba una entrevista que se había solicitado para ella". Según las fuentes consultadas por LPO, hace apenas unos días El Programa de Ana Rosa contactó con el PP con el objetivo de entrevistar a Cayetana Álvarez de Toledo. La "intervención de Génova" provocó que finalmente fuera Teodoro García Egea el que se pusiera delante de la cámara y respondiera a las preguntas de la periodista de Mediaset.

Los "equilibrios de poder" de Pablo Casado

Estos movimientos de García Egea contra Álvarez de Toledo no son nuevos ni cogen por sorpresa a altos cargos del PP, que hablan de una "gran rivalidad" entre dos de los máximos colaboradores de Pablo Casado. Antes de la crisis sanitaria del coronavirus, de hecho, el secretario general del Partido Popular ya había protagonizado una importante maniobra para menoscabar la influencia de la portavoz parlamentaria. 

Así, en apenas unos días, desde Génova se forzó un cambio en el gabinete de Álvarez de Toledo, apartando a Pilar Marcos por su "pasado 'sorayista'", para después llevar a cabo un proceso de remodelación de las diferentes comisiones parlamentarias, con nuevos nombramientos de portavocías y presidencias que sirvieron para que García Egea tuviera un mayor control sobre el Grupo Popular en el Congreso de los Diputados.

[García Egea toma ahora el control de las comisiones en el Congreso]

Las fuentes consultadas por LPO afirman que Pablo Casado es "plenamente consciente" de todos estos movimientos y de las tensiones existentes entre García Egea y Álvarez de Toledo. El líder del PP, eso sí, trata de mantener un "equilibrio de poder" entre ambos, cediéndoles una cuota de protagonismo que altos cargos del partido consideran que debería estar reservada, en exclusiva, para el presidente. 

En las sesiones plenarias, "ambos tienen, casi siempre, una intervención parlamentaria reservada". En la mayoría de los casos, tanto el secretario general como la portavoz realizan preguntas a Carmen Calvo y a Pablo Iglesias, respectivamente. Y, cuando el PP no pregunta a la vicepresidenta primera, "Cayetana se garantiza entonces la defensa de una interpelación urgente al Gobierno". Lo importante, afirma un miembro relevante del partido, "es que hablen los dos" para que "ninguno se enfade".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.