Gobierno
Moncloa usará la debacle de Iglesias en País Vasco y Galicia para allanar el pacto de Presupuestos con Cs
El equipo de Sánchez calcula que el líder de Podemos saldrá debilitado de los comicios del 12 de julio y será más fácil frenar la subida fiscal que plantea para los PGE

Iglesias tendrá sus reclamadas 'tasa Tobin' y 'tasa Google', pero poco más. Pedro Sánchez es consciente de que una subida generalizada de impuestos, de cara a los Presupuestos de 2021, hará imposible el apoyo de Ciudadanos, y no quiere arriesgarse. En Moncloa temen un nuevo viraje en otoño de ERC por la posible convocatoria de elecciones en Cataluña y, por ese motivo, están buscando, desde ya, acercar posturas con la formación naranja. 

El "sí" de los de Arrimadas garantizaría las cuentas incluso con el "no" de los republicanos, pero para lograr ese apoyo los asesores del presidente saben que hay que aparcar la presión fiscal reclamada por Podemos desde que se firmó el acuerdo de coalición. El movimiento no parece sencillo, pero en Presidencia juegan con una baza a su favor: las previsibles derrotas electorales de Iglesias en País Vasco y Galicia.

Según explican a LPO altos cargos del PSOE muy próximos a Moncloa, el próximo mes será decisivo para saber si el Gobierno puede o no sacar adelante los Presupuestos del año que viene. Un objetivo que se considera imprescindible para dar continuidad a una legislatura recién iniciada pero que se ha visto claramente condicionada con la crisis sanitaria y económica provocada por el coronavirus. Ahora, a unas semanas de tener que aprobar el techo de gasto para 2021 tal y como exige Bruselas, "las conversaciones se han puesto en marcha". Y, dentro de esas negociaciones, "serán tan importantes los acuerdos que se alcancen de puertas para adentro como de puertas para afuera".

[La inyección de 600.000 millones del BCE da oxígeno a Sánchez para sus Presupuestos expansivos]

El agujero económico ocasionado por el Covid-19 provocará que España acabe el año con un déficit del 10% sobre el PIB. Pese a ello, la Comisión Europea está priorizando la inversión frente a los recortes, lo que "facilita" un entendimiento de Sánchez con Iglesias. La dificultad, admiten las fuentes consultadas, estará en conseguir un "punto intermedio" entre la carga fiscal que exige el vicepresidente de Asuntos Sociales y la reducción de impuestos por la que apuesta Ciudadanos para reactivar la economía. Sánchez, ante esa tesitura, tiene claro que deberá negociar con el líder de Podemos una "revisión" de lo acordado el pasado mes de diciembre. Y, para ello, esperará al momento oportuno: "Justo cuando Iglesias esté más débil".

Esa circunstancia se producirá, según calculan en Moncloa, después de las elecciones autonómicas de País Vasco y Galicia del próximo 12 de julio. De cara a esos comicios, destacan las fuentes consultadas, el horizonte que se le presenta a Podemos no es nada halagüeño. Así, en Euskadi la formación morada perdería, según las últimas encuestas publicadas, un mínimo de tres escaños con respecto a los comicios de hace cuatro años; mientras que en Galicia el escenario es aún peor: después de convertirse en tercera fuerza política en 2016, con 9 escaños En Común -la marca electoral de Podemos en Galicia- se vería superada ampliamente por el BNG, convirtiéndose en el cuarto partido de la región y con tan solo cinco escaños.

En Euskadi la formación morada perdería un mínimo de tres escaños, mientras que en Galicia se vería superada ampliamente por el BNG, convirtiéndose en el cuarto partido

A ese fuerte retroceso en las urnas, además, habría que sumarle el desgaste que va a padecer Pablo Iglesias en las asambleas regionales de Podemos previstas para las próximas semanas en hasta siete comunidades autónomas: "Más allá de una participación mínima de sus bases, habrá que ver qué pasa en algunos territorios clave, donde puede llevarse sorpresas. En la Comunidad Valenciana, por ejemplo, la candidatura oficialista lleva las de perder. Y puede no ser un caso aislado".

Con ese panorama, en Moncloa esperan que la posición negociadora de Iglesias sea mucho menos fuerte. No obstante, en la memoria de todos está lo sucedido tras las autonómicas y municipales de hace un año, cuando el PSOE puso sobre la mesa unas condiciones para la coalición que, pese al rapapolvo en las urnas, fueron inasumibles para el líder de Podemos. Por ese motivo, la apuesta ahora es ofrecer al vicepresidente "algunos triunfos fiscales" en detrimento de otros. 

En ese sentido, en Moncloa se apuesta por la aprobación de las tasas Tobin o Google, pero no una subida generalizada de impuestos: "Ese tipo de tasas se van a aprobar en otros países europeos y hay que ir en esa línea, pero la fiscalidad de España no puede dispararse con respecto a la media europea". Si Iglesias acepta ese punto intermedio, "tendremos Presupuestos y con el apoyo de Ciudadanos".

[Ciudadanos se abre a negociar los PGE si Sánchez "escucha más a Bruselas que a Iglesias"]

Desde la formación naranja, de hecho, ya advirtieron en su día que su apoyo al proyecto presupuestario del Gobierno dependía de que Sánchez escuchara más a Bruselas que a Iglesias. Este lunes, de hecho, la portavoz de la ejecutiva nacional, Melisa Rodríguez, ha insistido en esa idea, explicando que el Gobierno no podría contar con el apoyo de la formación naranja si los Presupuestos incluyen "medidas surrealistas de Podemos", como una "subida de impuestos sine die".

En Moncloa y en Ferraz, por su parte, se muestran cada vez más convencidos de poder sumar a Ciudadanos de cara a los PGE, sin que eso implique una crisis con Podemos: "Iglesias es pragmático. Tendrá dos tasas que sí se van a aprobar para vender como un éxito personal, pero se adaptará a las circunstancias sabiendo además cómo afrontaría su partido unas hipotéticas elecciones". Arrimadas, por su parte, "tiene voluntad de acuerdo" y por eso la apuesta es sumar a Cs. Sobre ERC, las fuentes consultadas se reafirman en sus dudas: "Lo normal es que se abstuvieran, pero con elecciones catalanas en el horizonte no hay que apostar todo a esa baza. Y por eso estamos en búsqueda de más apoyos".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.