Crisis en Interior
El Gobierno teme que el caso Marlaska 'explote' en los tribunales
Fuentes gubernamentales admiten a LPO que "ha habido errores importantes" y existe "preocupación" porque el conflicto pase a la vía judicial

La orden del Gobierno a los suyos frente a la crisis en Interior tras el cese del coronel Diego Pérez de los Cobos es respaldar a su hombre, el ministro Fernando Grande-Marlaska. Así se ha hecho hasta el momento, desde Moncloa y en las dos cámaras parlamentarias. Pero en los círculos más íntimos, algunos ministros critican los errores cometidos. Fuentes gubernamentales también admiten a LPO que "ha habido errores importantes" y existe "preocupación" porque el conflicto pase a la vía judicial. 

Fuentes socialistas y del entorno de Sánchez temen que el presidente haya puesto 'la mano en el fuego' por su ministro con el frente judicial abierto. Confían en que a partir de ahora, todas las explicaciones que tenga que dar seguirán "respetando la más absoluta legalidad", aunque no descartan que Marlaska siga acumulando denuncias contra su actuación en Interior. 

Del 8M al cese de Pérez de los Cobos 

Marlaska ya tiene varios frentes judiciales abiertos. La investigación del 8M podría volverse seriamente en su contra. Ahora la magistrada el frente del caso, Carmen Rodríguez-Medel, ha admitido la personación en el procedimiento de la Unión de Oficiales de la Guardia Civil. La asociación había solicitado figurar como acusación popular en la causa que investiga si el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, cometió delito de prevaricación autorizando las marchas de la capital hasta el 14 de marzo. 

Otro frente abierto para Marlaska es la querella interpuesta por Vox. La formación de Santiago Abascal puso una querella contra el escrito firmado por la directora de la Benemérita, María Gámez, donde se afirma que el cese de Pérez de los Cobos fue por "incumplir el procedimiento de comunicación de actuaciones". El informe, publicado por El Confidencial, señala directamente a Marlaska, al citar al "equipo de Dirección del Ministerio". 

Esta querella habría quedado en nada porque el mismo juez de Instrucción número 11 de Madrid que archivó una querella contra el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAE), Fernando Simón, archivó también este miércoles la de Vox. Sin embargo, la portavoz adjunta en el Congreso, Macarena Olona, anunció que su partido acudirá a la Audiencia Provincial. "Nadie dijo que fuera a ser sencillo. Ninguna lucha que vale la pena lo es. ¿Nos vale la pena? Nos vale todo", dijo en las redes sociales. 

Al Gobierno se le acumulan los problemas. A la actuación en Interior que ha puesto en el foco mediático y jurídico a su ministro, se suman las querellas y denuncias que siguen presentándose en el Tribunal Supremo contra el Ejecutivo por la gestión de la crisis causada por la pandemiaLa Sala de lo Penal del Tribunal Supremo acumula hasta este domingo 24 de mayo 41 escritos presentados por partidos políticos, asociaciones, familiares de víctimas o particulares contra cargos políticos por la gestión estatal frente a la pandemia, según publica El Confidencial. 

 [El escrito de Gámez expone a Marlaska a ir a los tribunales por el cese de Pérez de los Cobos]

Los delitos entre los que se les acusa a ministros, principalmente a Illa y Marlaska, o al propio presidente oscilan entre el homicidio imprudente, lesiones imprudentes, prevaricación, omisión del deber de socorro, imprudencia grave, delito contra la seguridad de los trabajadores. También cambian los hechos que van desde las manifestaciones celebradas el 8M, al retraso en la compra y distribución de material de protección y sus consecuencias, de la carencia de test efectivos a la falta de control de las residencias de mayores, de la 'selección' de pacientes en las UCI y el rechazo a los mayores a las presentadas por declaraciones públicas, más o menos desafortunadas, de cargos públicos, según refleja el digital. 

En el Ejecutivo se muestran preocupados porque un conflicto al que califican de "político" se traslade al plano "jurídico" en los tribunales. Es por esto que desde el Ejecutivo hayan pasado a la 'acción' con una estrategia de Unidas Podemos que consiste en seguir relacionando al principal partido de la oposición con las "cloacas del Estado" o la "Policía patriótica". 

"Señor Casado, se lo voy a decir de forma clara. Con este Gobierno no ha habido ni habrá nunca una intrusión política en las fuerzas de seguridad del Estado", respondió Sánchez desde la tribunal del Congreso este miércoles al dirigente del PP, tras remarcarle que su Ejecutivo "respeta y ha respetado siempre la independencia judicial". Con su Gobierno, dijo, "nunca, nunca, nunca" se va a dar una "mal llamada policía patriótica". Unas palabras que provocaron el malestar de varias asociaciones de Guardias Civiles que ya piden explicaciones al Gobierno de Sánchez. Si la lluvia de querellas y denuncias no se archiva, al Ejecutivo le espera un 'otoño caliente' al que se sumaran los pésimos datos del paro y del PIB. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.