Pactos de Gobierno
Sánchez e Iglesias se alían para aguantar cuatro años de legislatura
Sánchez refuerza su coalición de gobierno con Unidas Podemos y asegura a los suyos que "tiene un proyecto político y una agenda para los próximos cuatro años" que piensa cumplir

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias refuerzan su pacto de confianza frente a las críticas por el tono bronco que ha utilizado el vicepresidente esta última semana en sede parlamentaria. Los dos entienden que se necesitan para aguantar cuatro años de legislatura y, precisamente, eso es lo que anuncian a los suyos para reforzar el ánimo dentro del PSOE y Unidas Podemos. Los lazos son cada vez más estrechos entre presidente y vicepresidente, frente a los reproches de algunos ministros que reclaman mayor comunicación. 

El líder de los socialistas sostuvo en la Ejecutiva de su partido, celebrada este lunes a puerta cerrada, que el Gobierno "tiene un proyecto político y una agenda para los próximos cuatro años" que piensa cumplir, cortando de raíz los rumores que apuntan a una legislatura corta. En la misma línea habló Iglesias en una entrevista en Onda Cero. El Ejecutivo completará la legislatura y "será reelegido" por otros cuatro años, aseguró el líder de Podemos. 

"Avanzar" y "proteger" son las nuevas palabras clave que los socialistas exhibirán para defender la reconstrucción económica y social del país. Todo ello con "unidad" y "consenso" es lo que ha pedido Sánchez a los suyos que defiendan en la Ejecutiva de este lunes. Así, el presidente de Gobierno ha felicitado a Patxi López por pedir disculpas tras su actuación en el enfrentamiento de Iglesias con el diputado de Vox, Iván Espinosa de los Monteros. 

Tanto en el Gobierno como en el PSOE existe preocupación en algunos sectores por el ambiente de crispación que se está viviendo. Algunos dirigentes no entienden cómo Sánchez respaldó este domingo a Iglesias frente al "decidido" tono desafiante, "¡Cierre al salir!", que profirió la semana pasada en la comisión que, se supone, reconstruirá el país. 

Iglesias es el único miembro del Gobierno que entra a menudo en la casa de Sánchez en Moncloa. Han comido en varias ocasiones y sus equipos están permanentemente en contacto. Algo que ya les gustaría a otros ministros que se ven más apartados y con escasa comunicación con el presidente 

Iglesias es el único miembro del Gobierno que entra a menudo en la casa de Sánchez en Moncloa, según las fuentes consultadas. Han comido en varias ocasiones y sus equipos están permanentemente en contacto. Algo que ya les gustaría a otros ministros que se ven más apartados y con escasa comunicación con el presidente. 

Entre las quejas habituales de los ministerios siempre está la de "mejorar la comunicación, tanto interna como externa", señalan las mismas fuentes. Algo que no siempre se consigue, poniendo como ejemplo que, en ocasiones, han llegado papeles a determinados ministros para que firmasen sin, ni siquiera, haberlos discutido en una reunión. 

Pero, sin duda, el asunto económico es lo que más divide a unos y otros. La preferencia por pactar unos presupuestos de reconstrucción con PNV y Ciudadanos es la elegida por algunos ministros scoialistas frente a mantener los socios de investidura, como ERC, y continuar con el proyecto que ambos partidos firmaron para mantener el Gobierno de coalición. "Con esta crisis, no todas las medidas que figuran en ese programa se podrán cumplir", admite una fuente gubernamental. Quizá es lo que Iglesias no quiere ver, al tiempo que busca el pacto con Bildu, sin salirse de su espectro ideológico. 

 [Moncloa apuntala la mayoría de la investidura pese a la indignación creciente en el PSOE contra Iglesias

El presidente, sin embargo, sigue apostando por aquello de la geometría variable, pero asume que cuando no se puede hay que buscar otras alternativas como la que presentará esta semana con la aprobación de la sexta y última prórroga del estado de alarma. En Moncloa no se han querido 'pillar los dedos' y esta vez comenzaron a negociar con el PNV y ERC la semana pasada. 

Fue a partir del sábado, cuando ya tenían estas alianzas cerradas, cuando comenzaron las negociaciones con Cs, que ahora no ve mal que puedan pactar con los independentistas y ellos al mismo tiempo. Sólo había una objeción: que el Gobierno no pusiera por escrito una nueva reunión de la mesa de diálogo sobre Cataluña para obtener el 'sí' de la formación naranja. 

La última prórroga costó el 'no' de los republicanos. Pero "esta vez es diferente", comentan fuentes conocedoras de las negociaciones. La mesa de negociación a principios de julio se ha pactado entre partidos; mientras que el pacto para la prórroga se configura en otro texto, publicado ya por ERC. 

Iglesias ya ha aprendido la lección y parece que en público asume eso de "no hacer teatro" en política, si quiere mantenerse en Moncloa. El líder de Unidas Podemos apuntó que "la gente es consciente de a quién le interesa o no crispar. Nosotros tenemos que seguir gobernando, aprobando medidas. En cuatro meses hemos tomado decisiones muy importantes, se ha construido un escudo social sin precedentes. Si en la crisis de 2008 recordamos los desahucios; esta vez se han prohibido. Este Gobierno ha protegido a millones de trabajadores, a inquilinos y arrendatarios", defendió. Iglesias considera "lógico que la oposición quiera ir a otro terreno de juego diferente". "Nos equivocaremos si entramos en su juego. Nuestro trabajo es gobernar, no hacer teatro", dijo rotundo. 

En este juego de equilibrios, el Gobierno avanza de puntillas sobre esta crisis a base de prueba-error. La semana pasada fue el pacto con Bildu, que dinamitó los puentes del diálogo social y la investigación sobre Interior con los ceses y dimisiones en la Guardia Civil, quienes pusieron el foco sobre Marlaska y la salida de tono de Iglesias, después. 

 [Calviño diseña una gran cumbre de reconciliación con la CEOE para finales de semana]

El fin de semana ya se escuchaban voces en Moncloa, en tono irónico, señalar que "a ver qué toca esta semana" y no se equivocaban. Un vídeo de la ministra Montero asegurando que las cifras disminuyeron en la manifestación del 8M a causa del coronavirus ha puesto en alerta a la oposición, quien ya ha solicitado a Fiscalía que actúe. Iglesias 'quitó hierro' este lunes asegurando que "lo que dice -en el vídeo- es bastante sensato, que hay que hacer caso, que hay que ser prudentes y estas cosas ya se sabían". El tándem Sánchez-Iglesias busca salir ileso de la crisis del coronavirus para relanzar a través de la comisión de reconstrucción unos nuevos presupuestos que les permitan coger aire, de cara a Bruselas, y poder agotar así toda la legislatura. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.