Gobierno
La apuesta de Iglesias por nacionalizar Nissan abre un nuevo debate en el Gobierno
Reyes Maroto apuesta por buscar un nuevo inversor privado para la planta de Barcelona. La ministra de Industria cuenta con el respaldo de Calviño

 Primero fue Gabriel Rufián, después Íñigo Errejón... y finalmente Pablo Iglesias. El vicepresidente del Gobierno se sumó a las peticiones de los portavoces de ERC y de Más País de nacionalizar la planta de Nissan de Barcelona tras el anuncio de su cierre a final de año. El líder de Podemos, cuestionado a este respecto, ha asegurado que las nacionalizaciones "son perfectamente posibles en la Constitución Española" y no son "de izquierdas ni de derechas", recordando la nacionalización de Bankia durante el Gobierno de Mariano Rajoy. Unas declaraciones, y una propuesta, que no comparten desde los ministerios económicos más importantes del Gobierno y que ya está generando un nuevo debate interno en el Ejecutivo.

Según explican a LPO altos cargos del Ministerio de Industria, muy próximos a Reyes Maroto, la ministra aún ve posible una "rectificación" de Nissan de aquí a final de año. Recuerdan, en ese sentido, el plan de viabilidad presentado hace unos meses a la presidencia de Nissan Motor Company Limited, y elaborado de manera conjunta por el Ministerio de Industria y la Generalitat de Catalunya, con el apoyo del Ayuntamiento de la Ciudad Condal y el Consorcio Zona Franca, en el que se destacaba que "es más rentable invertir que asumir el coste del cierre, que podría superar los 1.000 millones de euros".

No obstante, Maroto y su equipo son conscientes de que la decisión anunciada este martes puede ser irreversible y, por eso, ya trabajan en una "alternativa industrial" al cierre de los tres centros de Barcelona. En concreto, señalan las fuentes consultadas, la apuesta principal de la ministra es encontrar, en los próximos seis meses, un nuevo inversor privado para mantener la actividad y el empleo de los 3.000 trabajadores con contrato en vigor con Nissan. Una solución que, dentro del Gobierno, se considera "la más factible a día de hoy".

La nacionalización defendida por Iglesias, sin embargo, no es contemplada, a día de hoy, como una opción real. Ni por el Ministerio de Industria, ni por la Vicepresidencia de Asuntos Económicos. En ese sentido, fuentes próximas a Nadia Calviño contactadas por LPO explican que la vicepresidenta respalda el plan impulsado propuesto por Reyes Maroto y, sin querer entrar en polémicas, prefieren no comentar la solución alternativa que ha reivindicado este miércoles el vicepresidente segundo en el Congreso de los Diputados.

[La derogación de la reforma laboral pactada con Bildu, clave para el cierre de Nissan en Barcelona]

El plan de Pablo Iglesias, además, también genera dudas en otros compañeros de coalición. Dirigentes de Unidas Podemos consultados por este diario advierten que nacionalizar las fábricas de Nissan no es una tarea fácil. Aseguran, en este sentido, que  "hay un problema, al menos a corto plazo", ya que "los modelos, las patentes, los programas, los sistemas y los proveedores están adaptados a Nissan. Cambiarlos no es nada fácil a corto plazo". Añaden, además, que "la palabra nacionalización no es un talismán y hay que superar ya el postureo. Puedes hacerlo, pero la cuestión es qué fábricas". Finalmente, estas fuentes también reconocen que "tal vez sea más fácil buscar un inversor".

La propuesta del vicepresidente segundo, por tanto, ya está generando un nuevo debate en el Gobierno, que encadena ya varios choques entre ministros a cuenta de las principales medidas económicas aprobadas en los dos últimos meses. La mayoría de esas polémicas, además, con Pablo Iglesias como denominador común. El líder de Podemos, entre otras cuestiones, defendió una renta mínima vital para 5 millones de españoles y una moratoria total de los alquileres. Unas reivindicaciones que provocaron división en varios Consejos de Ministros pero que finalmente no prosperaron, al encontrarse con la oposición frontal de José Manuel Escrivá y de Nadia Calviño

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.