Nissan
La derogación de la reforma laboral pactada con Bildu, clave para el cierre de Nissan en Barcelona
El sector automovilístico recuerda que mientras el Gobierno pactaba con Bildu, Macron redactaba un plan para la relocalización en Francia de PSA y Renault-Nissan

Era una posibilidad real desde hace varios meses, y este miércoles se ha confirmado. El consejero delegado de Nissan, Makoto Uchida, ha anunciado desde Japón la intención de cerrar los tres centros en Barcelona -Zona Franca, Montcada i Reixac y Sant Andreu de la Barca- a finales de diciembre de este año, poniendo en juego el futuro de 25.000 puestos de trabajo, 3.000 de ellos directos. La situación de la marca empezaba a ser límite, pero lo cierto es que, desde las instituciones españolas, tampoco se ha ofrecido demasiadas soluciones alternativas. De hecho, la falta de unidad política y el pacto del Gobierno con Bildu para derogar la reforma laboral son consideradas, desde el sector automovilístico, como dos de las claves a tener en cuenta de la decisión adoptada por Nissan. Eso, y "el contraste de lo que está ofreciendo Macron al otro lado de la frontera".

"El cierre de Nissan en Barcelona es consecuencia de los problemas económicos por los que pasa el grupo. El capital es japonés y francés, y la prioridad es salvar las plantas de ambos países. Pero lo cierto es que España no ha ayudado". Estas reflexiones, realizadas por el presidente del Círculo de empresarios de habla alemana, Albert Peters, a LPO, son compartidas por los directivos del sector automovilístico asentado en Barcelona. 

[Nissan cierra en Barcelona]

La pasividad de las instituciones españolas, recuerda, viene de lejos. De hecho la última gran gestión para tratar de evitar el cierre de los tres centros de Barcelona se remonta a noviembre del año pasado, cuando la consejera catalana de Empresa, Àngels Chacón, viajó hasta Japón para lograr un 'compromiso de permanencia'. La Generalitat rechazó el apoyo del Gobierno central y descartó la presencia de cualquier representante del Ministerio de Industria. Un detalle que no pasó desapercibido entre los directivos nipones de Nissan.

En todo caso, y más allá de esa falta de unidad de acción, el pacto alcanzado por el Gobierno con Bildu para la derogación de la reforma laboral es considerado, por el sector, como "la puntilla" para que Nissan se decidiera por el cierre: "En un momento delicadísimo, el Ejecutivo llega a un acuerdo que limita la seguridad jurídica de las empresas en una situación de máxima incertidumbre. Eso, desde luego, no incentiva la continuidad".

Además, desde el sector destacan que, en la misma semana en la que el Gobierno pactaba con Bildu, Emmanuel Macron ultimaba los detalles para la presentación, el pasado martes, de un ambicioso plan para la relocalización en Francia de la producción de los grupos PSA (Peugeot-Citroën) y Renault-Nissan. El presidente francés ha anticipado una inversión pública de 8.000 millones de euros, para ayudas en la compra de coches eléctricos y subvenciones a la industria para que consiga el objetivo de poner en las calles del país un millón de coches eléctricos en cinco años. Una ambiciosa hoja de ruta que contrasta con la ausencia de propuestas por parte del Ejecutivo español, y que "sirve para entender la decisión tomada por Nissan". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.