Internacional
La UE se une a Trump contra la polémica ley de seguridad de China
La Asamblea china ha aprobado este jueves una polémica ley por la que prohíbe la disidencia y pone en jaque el sistema de autonomía y semilibertades de Hong Kong

 La Unión Europea hace frente común con la Administración de Donald Trump y censura abiertamente la controvertida ley de seguridad nacional para Hong Kong aprobada este jueves por la Asamblea Nacional Popular (ANP), el órgano legislativo chino. Hong Kong contaba hasta ahora con un régimen de semilibertades y más flexibilidad en el comercio exterior y en las relaciones internacionales que Pekín, unas condiciones que podrían terminar tras la aprobarse esta ley, que ha salido adelante pasar por el parlamento local hongkonés. 

El al alto representante de la UE para la Política Exterior, el español Josep Borrell, ha defendido este jueves que esta ley incumple "los compromisos internacionales del país y la Ley Básica que rige Hong Kong", hasta ahora una ciudad semiautónoma. Durante una intervención ante el Consejo de Seguridad de la ONU, se ha mostrado alarmado por esta legislación: "Debo expresar mi profunda preocupación por los pasos tomados por China", advirtió Borrell. 

El proyecto, presentado tras casi un año de protestas prodemocráticas en la ciudad, ha sido aprobado en Pekin con el objetivo de impedir la disidencia política y acallar las manifestaciones que pedían más libertades. Así, el texto contempla prohibir "cualquier acto de traición, secesión, sedición, subversión contra el Gobierno Popular Central, robo de secretos de Estado, prohibición de organización de actividades en Hong Kong por parte de organizaciones políticas extranjeras y prohibición del establecimiento de lazos con organizaciones políticas extranjeras por parte de organizaciones políticas de Hong Kong".

La norma ha recibido numerosas críticas internacionales y ha endurecido aún más el pulso abierto entre las dos grandes potencias mundiales, EEUU y China. La administración Trump anunció este miércoles al Congreso de EEUU que ya no puede considerarse a Hong Kong autónomo de China, en una medida que puede tener serias implicaciones comerciales y aumentar más la disputa con el gigante asiático.

 Hasta el momento, Hong Kong gozaba de un sistema de semi libertad dentro del país asiático. Desde que fuese devuelta a China en 1997 por parte de Gran Bretaña, Hong Kong goza de un estatus especial en la ley de EEUU, que lo considera un territorio autónomo, lo que se traduce en beneficios económicos atractivos para el comercio y la inversión ausentes en la relación bilateral con China. Unos privilegios que podrían acabar. El Departamento de Estado de EEUU evalúa anualmente esta autonomía y, si considera que ha terminado, tendrá que darse una votación en el Congreso que podrá acabar con esta condición. 

Washington, además, solicitó una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU para discutir el movimiento chino, al considerar que Pekín está minando la autonomía y libertades garantizadas para Hong Kong en la Declaración Conjunta Sino-Británica de 1984, que fue registrada con Naciones Unidas como un tratado jurídicamente vinculante. La petición, sin embargo, fue rechazada por China, que defendió que la cuestión es un asunto exclusivamente interno. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.