Coronavirus
Sanidad permite a Madrid pasar a Fase 1 sin protocolos de atención primaria y sin verificar los test disponibles
Solo contempla una 'marcha atrás' en la desescalada si hay un fuerte rebrote. El uso de mascarilla también será recomendado en julio y agosto

El próximo lunes, día 25, Madrid pasará, al fin, a la Fase 1 de desescalada. Lo hará junto a Barcelona, tal y como apuntaban a LPO altos cargos del Gobierno desde el pasado viernes, y después de semanas de polémicas constantes entre los gobiernos central y el de la Comunidad de Madrid, con dimisión incluida de la directora general de Salud Pública. La decisión, afirman las fuentes consultadas por este diario, se ha tomado pese a las "reservas existentes" en el comité técnico que asesora a Salvador Illa y "pasando por alto" la no presentación, por parte del ejecutivo regional, de una serie de documentación requerida por el Ministerio de Sanidad.

Según los técnicos de Sanidad contactados por este diario, la Comunidad de Madrid no tiene listos todavía los protocolos de control y seguimiento del coronavirus para los centros de atención primaria, pese a ser una de las condiciones que ponía el Ministerio para pasar de fase. La consejería, por tanto, no aportó, en la reunión del jueves, "ninguna novedad" en ese sentido, a pesar de las advertencias del Gobierno central durante las últimas semanas.

[Consulte aquí la desescalada por provincias: Madrid, Barcelona y Castilla y León pasan a la fase 1]

El ejecutivo regional, eso sí, hizo especial hincapié en la contratación de nuevos profesionales para atención primaria, aportando las órdenes emitidas desde la dirección de Recursos Humanos. Una 'prueba' que ha sido "importante" a la hora de tomar la decisión de permitir a la Comunidad avanzar en la desescalada. Pese a ello, desde el Gobierno central han insistido a Isabel Díaz Ayuso y al consejero Enrique Ruiz Escudero en la necesidad de ampliar las plantillas sanitarias, sobre todo teniendo en cuenta que hay casi 5.000 profesionales médicos de baja en la región por haberse contagiado del Covid-19.

El Ministerio de Sanidad, además, pidió a Madrid que demostrara, a través de la presentación de contratos, que tiene capacidad para realizar 15.000 test PCR diarios en caso de producirse un rebrote en la Comunidad. Desde el ejecutivo autonómico aseguraron que la región está preparada y dispone de ese material para pruebas, pero sin aportar ningún tipo de prueba documental. Pese a ello, las fuentes consultadas explican que "solo se puede medir la capacidad para realizar ese número de test diarios si existe un rebrote. Y, como esperamos que eso no suceda, no se ha considerado un escollo insalvable".

[Los 750.000 madrileños inmunizados, el 'escudo' contra nuevos contagios en la desescalada]

Los técnicos, de hecho, esperan que el desconfinamiento de Madrid no venga aparejado de un nuevo pico de contagios. Confían en que el cumplimiento de las medidas de distancia social, el calor, y la inmunización al virus de 750.000 madrileños sean factores decisivos a la hora de evitar un rebrote. En todo caso, advierten, siempre existe la posibilidad de dar "marcha atrás" en la desescalada, aunque reconocen que "solo se llegará a ese extremo si se produce un aumento significativo en el número de contagios".

Con mascarillas en julio y en agosto

Las fuentes consultadas reconocen, en ese sentido, lo "apretado" del calendario de desescalada, teniendo en cuenta, además, el mantenimiento del estado de alarma. Tal y como se contó en estas páginas, Madrid y Barcelona, después de permanecer en Fase 0 durante las últimas semanas, tendrán que esperar a julio para el inicio de la "nueva normalidad", una vez superadas las fases del desconfinamiento, lo que supondría un problema para el Ejecutivo si no logra prolongar el estado de alarma hasta entonces para evitar movimientos de entrada y salida a a ambas provincias. Algo que, insisten en el Gobierno, "es casi imposible prohibir con la Ley de Salud Pública, por mucho que se empeñe el PP".

[El Gobierno busca fórmulas para mantener el estado de alarma en Madrid y Barcelona hasta el 6 de julio]

Con ese texto legislativo, sin embargo, sí podría prolongarse la orden de Sanidad sobre el uso obligatorio de mascarillas. Una posibilidad que, de hecho, ven muy factible los técnicos contactados por LPO. Así, dan por hecho que al menos durante todo el mes de junio, "mientras dure la desescalada", el Gobierno insistirá en esa orden, se mantenga o no el estado de alarma.

De cara a los meses de julio y agosto, tampoco descartan que el Ejecutivo mantenga la apuesta por el uso de las mascarillas, a pesar de lo elevado de las temperaturas. En todo caso, apuntan que, para entonces, Sanidad ya no prolongaría la orden actual, sino que haría pública una "recomendación". No obstante, concluyen, "hay que ir paso a paso", garantizando primero la desescalada sin rebrotes en toda España y teniendo en cuenta hasta cuándo se prolonga el estado de alarma.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.