Covid-19
Sánchez e Iglesias pactan una subida fiscal
El presidente y su vicepresidente segundo comieron este jueves en Moncloa, donde salieron a relucir las dos 'almas' del Ejecutivo: la que buscan a Cs como salvavidas para los Presupuestos y la que prefiere mantener a los socios de investidura

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias solucionaron este jueves las discrepancias abiertas en el seno del Gobierno tras el pacto con Bildu. El presidente comió con su vicepresidente segundo en Moncloa e intentaron coordinar los mensajes gubernamentales a partir de ahora. Tanto Sánchez como Iglesias reforzaron "la confianza" mutua, según las fuentes consultadas, y llegaron a buen entendimiento sobre el que podría llamarse 'próximo quebradero de cabeza' para el Ejecutivo: una reforma fiscal para afrontar la crisis del coronavirus. Los dos están de acuerdo en aplicar una "reforma fiscal progresiva" que grave tanto a las rentas altas como al rendimiento de capitales. 

El pacto con Bildu para sacar adelante la quinta prórroga de alarma ha dejado a varios ministros damnificados, entre ellos el propio Iglesias y el titular de Transportes, José Luis Ábalos. Ambos dieron ante los medios versiones y mensajes contrapuestos cuando se les preguntó por la derogación de la reforma laboral. Según Iglesias, lo pactado con Bildu permenece. Es decir, la derogación íntegra de la reforma laboral; mientras que Ábalos destacó que sólo los puntos más lesivos. 

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, dio la 'puntilla' al Gobierno este jueves asegurando que es "absurdo y contraproducente" debatir ahora sobre su modificación. Tantas rectificaciones y descoordinación hicieron que todo saltase por los aires y, por eso, presidente y vicepresidente comieron juntos en Moncloa para "unificar criterios". 

[La UE tensa la coalición entre Sánchez e Iglesias y exigirá recortes para recibir ayudas económicas]

El Gobierno trabaja más allá de la crisis sanitaria y con los alarmantes datos económicos que ya advierten desde Europa y el propio Banco de España, son conscientes de que tendrán que hacer un reajuste de las cuentas, tal como reclama la UE, y una importante reforma fiscal. Precisamente, esto es lo que preocupa en determinados ambientes socialistas con las discrepancias sentidas estos meses atrás en el seno del Gobierno con los ministros de la formación morada. 

Parece que las reformas de Iglesias no encajan exactamente con la presentación de cuentas y explicaciones ante la Unión Europea y es algo que, sosegadamente, han tenido que pactar Sánchez e Iglesias. Como ejemplo, la renta mínima universal que planteaba Iglesias no encajaba ni en los parámetros de Calviño, ni en los del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. Finalmente y según admiten fuentes gubernamentales, la reforma se presentará en el próximo Consejo de Ministros una vez que Escrivá haya dado los últimos retoques. 

En el Ejecutivo se servirán del término "fiscalidad progresiva" para no asustar a la gente al mencionar el término subida de impuestos. Pero lo cierto es que, tanto Sánchez como Iglesias apuestan por la creación de nuevos impuestos, como el que se plantea aplicar el vicepresidente a las rentas más altas. 

Sánchez e Iglesias apuestan por crear nuevos impuestos, aunque lo inmediato será la subida de IRPF tanto a las rentas altas como al rendimiento de capitales

También buscan aplicar a las transacciones financieras y a los servicios digitales, pero el inmediato será la subida del IRPF, tanto a las rentas altas como al rendimiento de capitales. Parte de esta reforma fiscal podría dar un giro dependiendo de los socios que el Gobierno se busque para intentar sacar unos nuevos presupuestos de reconstrucción. Y es aquí donde no está enterrada el 'hacha de guerra' dentro del Ejecutivo. 

Las dos almas del Ejecutivo: depender o no de Ciudadanos

El pacto con Bildu ha descubierto las intenciones de los de Iglesias, según fuentes socialistas. ¿Pretenden los de Unidas Podemos acercarse a Bildu para reforzar a los socios de investidura? Así lo piensan algunos socialistas que aseguran que el último acercamiento a Cs para salvar las dos últimas prórrogas del estado de alarma no han gustado a la formación morada. Y es que la geometría variable que planteó el PSOE para gobernar en solitario podría volver para cambiar de socios y sacar adelante unos Presupuestos con otras medidas distintas a las que busca Unidas Podemos. Tanto morados como naranjas ya aseguran que entre ellos no se entienden porque sus medidas económicas son algo distintas. 

El entorno cercano a la vicepresidenta Calviño ve favorable este acercamiento a Cs que junto al PNV, piensan, podrían elaborar unos presupuestos de reconstrucción serios para España. Este sector es consciente de el pacto con Bildu ha resentido las relaciones pero no tiran la toalla asegurando en ir "votación por votación". Sin embargo, desde Unidas Podemos insisten en que estos últimos pactos con la formación naranja han sido meramente "coyunturales". Los morados aseguran que "sería bueno" que Cs apoyara las cuentas, pero recalcan que bajo ningún concepto se deberá de alterar el pacto de Gobierno que ata a Sánchez con Iglesias. 

 [El chat de ex diputados del PSOE carga contra el pacto con EH Bildu: "Es vergonzoso"]

El Gobierno de coalición sigue dividido y tensando la cuerda con sus preferencias, sobre todo a nivel económico. Las fuentes consultadas insisten en que sigue habiendo "quejas" sobre "falta de información" que no llega a todos los ministros por igual y posiciones divergentes en el seno del Consejo de Ministros a cuenta del 'escudo social'. Una crisis de Gobierno dentro de otra crisis como es la sanitaria y la económica que viene pisando fuerte con las últimas cifras en caída libre. La relación entre Iglesias y Sánchez cada vez parece más cercana, o eso intentan escenificar, mientras se olvida de sus ministros socialistas que reclaman coordinación y unidad de puertas para adentro. Sánchez tendrá la última palabra sobre si continuar con los potenciales socios de investidura o aplicar la llamada geometría variable para abrirse a Cs. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.