Argentina
Argentina pide a Buenos Aires dar marcha atrás en la desescalada tras un pico de contagios
El Gobierno dice que llegó al pico y le pide que vuelva a la fase 2, aunque el jefe de Gobierno de la ciudad no parece estar de acuerdo

El Gobierno argentino de Alberto Fernández presiona al Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires,  Horacio Rodríguez Larreta, para que dé marcha atrás en la desescalada y ordene el cierre de los comercios en la Ciudad tras el pico de contagios de coronavirus al que entró el área metropolitana.

En una reunión entre el Gobierno central y regional en la Casa Rosada, a la que asistieron el jefe de gabinete del Ejecutivo, Santiago Cafiero, y los funcionarios de Axel Kicillof, gobernador de la provincia bonaerense, recibieron el mensaje del comité de expertos que sugiere retroceder a la fase 2 de la cuarentena. Esto quiere decir que se cerrarían los comercios que se abrieron hace dos semanas y que se volvería al delivery tradicional, sin "take away". Las salidas recreativas, en tanto, se mantendrían con una "mirada sanitaria".

En el Ejecutivo reconocieron a LPO que el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) está entrando en el tan mencionado pico -el 90% del número de casos se concentra la Ciudad y el Conurbano- y que la situación de los barrios populares, en especial el 31 de Retiro, es alarmante.

[Argentina registra su pico más alto y el Gobierno estudia paralizar la reapertura económica]

Larreta es reticente a volver a endurecer la cuarentena pero encuentra resistencias en su propio gabinete: el ministro Fernando Quirós, presente esta tarde en la Rosada, está de acuerdo con el Gobierno nacional en volver para atrás con el nivel de aislamiento. Como adelantó LPO, el jefe de gobierno quiere guardarse la opción de endurecer para el invierno.

El Gobierno le prometió a Larreta que lo ayudarán a controlar la situación en los barrios populares monitoreando fuertemente mediante el Plan Detectar y con la búsqueda de asintomáticos. Para un futuro, incluso, los expertos proponen el diagnóstico "clínico" de los casos, como sucedió en 2009 con la gripe A ante los cientos de miles de casos que se reportaron en la provincia de Buenos Aires. Con este método, los contagios se confirman por nexo epidemiológico, ya no mediante testeos sino con la mera declaración de las personas que viven en un entorno en el que ya se detectaron contagiados con anterioridad y tienen síntomas típicos de la pandemia.

Para el resto del país se espera que siga en la fase 4, es decir, de reapertura progresiva con una flexibilización a la del Conurbano y Capital, pero con alguna apertura más tras la nueva etapa que termina el domingo, siempre a criterio de los gobernadores. En ese sentido, en algunas provincias empezaron a abrir shoppings y habilitar las reuniones familiares, habida cuenta que en algunas de ellas no se registran nuevos casos hace semanas. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.