Sanidad
Las patologías urológicas que no pueden esperar pese a la pandemia: el cáncer, la litiasis, la hematuria o los cólicos renales
Hay más de un 12% de población con patologías urológicas urgentes que requieren de asistencia, pese a la crisis del Covid 19.

La pandemia surgida por COVID-19 ha creado una situación sin precedentes en todo el mundo, y especialmente en los sistemas sanitarios, con un impacto severo en los servicios especializados hospitalarios, a los que no escapa la Urología, afectada en todos los niveles asistenciales, tanto clínicos como quirúrgicos.

No obstante, hay patologías que no han podido esperar a que se solucione esta situación. Según datos de la Asociación Española de Urología (AEU), en España un 12% de la población está diagnosticada de trastornos urológicos, siendo más predominante a partir de los 65 años (grupo de riesgo frente al coronavirus), por lo que los urólogos han mostrado su preocupación frente a las posibles comorbilidades de sus pacientes respecto a esta enfermedad.

"Hay ciertas patologías urológicas en las que el riesgo de esperar a una situación mejor, epidemiológicamente hablando, hubiera sido muy perjudicial para nuestros pacientes", mantiene el miembro del servicio de Urología del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla, el doctor Juan Leal Lombardo, quien recalca que por eso, en todos los casos, ha prevalecido siempre el criterio de seguridad, evitando exponer a los pacientes a riesgos innecesarios, tomando todas las medidas de protección a su alcance, tanto para el paciente como para los profesionales.


Así, desde la Asociación Española de Urología (AEU) remarcan que la situación actual tiene múltiples implicaciones para el abordaje de la patología urológica. "Patologías como la litiasis pueden requerir una atención urológica urgente, por su capacidad obstructiva, por lo que cada caso debe valorarse y estratificar su atención, estableciendo niveles de prioridad", destacan.

De la misma manera dice que sucede con el paciente con cáncer urológico (renal, vesical o de próstata), para quienes desde esta entidad científica se aconseja evaluar su estado individualmente y evitar, en la medida de lo posible, cualquier contacto con sujetos infectados por COVID-19.

En opinión del doctor Leal, en estos casos el riesgo de demorar el tratamiento y el daño producido podrían haber sido "altísimos", ya que la patología oncológica puede tener un pronóstico más desfavorable si hay retrasos en el diagnóstico y en el tratamiento de los pacientes.

"La Oncología es la patología más numerosa en Urología, representando más del 50% de los actos quirúrgicos, y durante este periodo se ha seguido viendo cáncer de próstata, de riñón, de vejiga, y de urotelio, y se han realizado numerosas prostatectomías radicales laparoscópicas, nefrectomías radicales y parciales, así como nefroureterectomías, y todo tipo de cirugías endoscópicas oncológicas urológicas", apunta el doctor Leal.

A su vez, el urólogo del Hospital Quirónsalud Sagrado Corazón de Sevilla recuerda que existen otras patologías que tampoco han podido esperar a la finalización del estado de alarma, tales como la hematuria o sangrado en la orina, que puede llegar a requerir de cirugía para detener el sangrado y buscar su origen, que frecuentemente es el cáncer vesical.

Lo mismo ocurriría con la torsión testicular, advierte el experto, una patología de urgencia debido a la rotación del testículo y la consecuente estrangulación de su flujo de sangre, y que precisa de exploración quirúrgica en las primeras 6 horas, corriendo el riesgo de perder el testículo si no se hace.

Según alerta Leal, en el caso de demorar por ejemplo la atención sobre los cólicos renales complicados, el paciente podría sufrir daños severos, ya que en determinados casos se presenta riesgo de infección severa (sepsis urinaria) con una alta mortalidad, e incluso obstrucción del riñón, llegando a generar un fallo renal. "En estos casos se procede a la colocación de un catéter Doble J, o de nefrostomía percutánea, que garantice el drenaje del riñón y la orina infectada", matiza.

Sobre la donación de órganos para el trasplante, como el de riñón, la AEU ha pedido seguir el protocolo de recomendaciones marcado desde la Organización Nacional de Trasplantes, que indica evitar la donación si la persona donante tiene clínica compatible con COVID-19, realizando un cribado universal previo a la donación, evaluando caso por caso, priorizando la donación de órganos de personas con muerte encefálica y asistolia controlada, y restringiendo la actividad de trasplante a pacientes en situación de urgencia y de mayor gravedad clínica.

TAMPOCO SE HAN POSPUESTO LOS CASOS NO URGENTES

Por otro lado, los casos urológicos no urgentes tampoco se han pospuesto ya que desde la AEU se ha alentado a los profesionales a adoptar aquellas medidas que favorecieran la atención de los pacientes en el hogar, evitando así los desplazamientos, gracias a la telemedicina y a las llamadas telefónicas para realizar las consultas, en muchos de los casos, y favoreciendo la seguridad de todos frente a la propagación del COVID-19.

De hecho, en cuanto al tratamiento de pacientes en consulta, el doctor Leal recuerda que durante el periodo de confinamiento se han estado realizando consultas telemáticas y presenciales en función de la patología, siendo ya hoy más numerosas las presenciales.

Con todo ello, el urólogo celebra la atención prestada durante la situación de emergencia sanitaria a todos los pacientes, resaltando que "una gran parte del éxito de la actuación del equipo médico se debe a la actitud de los pacientes", quienes en varios casos han visto demorada su atención por padecer de patologías benignas y requerir preferencia para el trato otros pacientes.

"En todos estos pacientes afectados sólo nos hemos encontrado una cosa: compresión. Esa paciencia ha hecho que, con el esfuerzo de todos juntos, hayamos podido garantizar el tratamiento de los pacientes con patología no demorable, a la par que nos ha permitido tener tiempo para organizar el tratamiento de nuestros pacientes con patologías demorables, que ya se está realizando", subraya el urólogo de Quirónsalud.

Entre el paquete de recomendaciones lanzado por la AEU durante esta pandemia también se ha aconsejado en todo momento la realización del test de PCR a todos los pacientes quirúrgicos. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.