Gobierno
La UE tensa la coalición entre Sánchez e Iglesias y exigirá recortes para recibir ayudas económicas
Bruselas advertirá a España que las políticas económicas planteadas por Podemos son inasumibles. El Gobierno tendrá que aportar "garantías" para acudir al fondo de 500.000 millones de euros

 Pedro Sánchez está logrando, cada vez con más dificultades, sacar adelante sus planes en España, con una nueva aprobación, muy ajustada, de la prórroga del estado de alarma por 15 días más. En Europa, sin embargo, el panorama es muy diferente. Angela Merkel y Emmanuel Macron han pactado un fondo europeo para combatir al coronavirus de 500.000 millones, muy por debajo de las pretensiones del presidente español, y la Comisión Europea ya ha advertido a España de la necesidad de "volver a la sostenibilidad de la deuda" cuando se supere la crisis sanitaria del Covid-19. Una recomendación que se convertirá en exigencia en apenas dos semanas, cuando se empiece a debatir el reparto de las nuevas ayudas económicas, y que amenaza con poner en jaque la coalición de gobierno entre el PSOE y Podemos.

Según reconocen a LPO fuentes de la delegación española en Bruselas, muy próximas a la Comisión Europea, el Gobierno español lleva varios días acumulando "malas noticias" procedentes del ejecutivo comunitario. En primer lugar, el acuerdo sellado entre Merkel y Macron "contenta más a países como Suecia, Dinamarca y Finlandia que a España", a pesar de los mensajes positivos hacia el pacto lanzados desde Moncloa. Entre otras cosas, "porque la apuesta de Sánchez era un fondo de 1,5 billones de euros y la cifra final se ha quedado en un tercio". Además, advierten, "ahora todos los países miembros van a querer su parte de ese pastel, porque nadie quiere poner dinero a fondo perdido, y Alemania y Francia han aceptado esas condiciones".

De esta forma, la Comisión Europea ya trabaja en un calendario de actuación a dos semanas vista, con el anuncio, en los próximos siete días, de una nueva cumbre europea que tendría lugar una semana después. El objetivo, explican desde Bruselas, es dar tiempo a cada país a fijar su posición, y también a "asumir como exigencias las recomendaciones que se han dado este miércoles". De cara a esa cumbre, eso sí, hay dos países a los que se van a dirigir todas las miradas: España e Italia. En el ejecutivo comunitario asumen que "son los que más necesitan del nuevo Fondo de Recuperación", pero las fuentes consultadas destacan que "ambos tienen en sus gobiernos a partidos como Podemos y el Movimiento 5 Estrellas, cuyas propuestas económicas y fiscales son inasumibles para poder acceder a las nuevas ayudas europeas".

España e Italia tienen en sus gobiernos a partidos como Podemos y el Movimiento 5 Estrellas, cuyas propuestas económicas y fiscales son inasumibles para poder acceder a las nuevas ayudas europeas

De las medidas defendidas por Podemos, en Europa preocupa que la única propuesta para hacer frente al incremento del gasto público sea el impulso de una política fiscal que amenaza la inversión y a las grandes empresas, como la llamada "tasa Covid" defendida por Pablo Iglesias. En Bruselas recuerdan, además, que Pedro Sánchez también defendió en abril la puesta en marcha de una "unidad fiscal" en Europa, con la aplicación de nuevos impuestos. Una solución que, de hecho, ya ha sido descartada por Merkel y Macron y que, además, no se considera efectiva: "Ya se hicieron experimentos como la Tasa Tobin, y se sigue insistiendo en la Tasa Google, pero lo cierto es que ninguno de estos nuevos criterios impositivos serviría para financiar el fondo de 500.000 millones".

[El Gobierno frenó a Iglesias la 'tasa Covid' que ahora presenta en el Congreso]

La Comisión Europea, tal y como ya ha trasladado a España este miércoles, apuesta por la inversión en sanidad para hacer frente a la crisis del Covid y en una política de incentivos para empresas, pymes y autónomos que "nada tiene que ver con lo que propone Podemos". Además, tal y como se ha señalado anteriormente, también ha avisado que, una vez controlado el virus, habrá que ir aplicando políticas de reducción de la deuda pública. Este aviso, afirman las fuentes consultadas, "se convertirá en una condición indispensable para acceder al fondo de rescate", y obligará al Gobierno de España a asumir compromisos específicos sobre el control del déficit de cara a los siguientes proyectos presupuestarios.

Pedro Sánchez, afirman las mismas fuentes, es consciente de esta circunstancia, así como de las malas previsiones económicas que hace el Banco Central Europeo para el presente curso. En ese sentido, explican que la presidenta del BCE, Christine Lagarde, ya ha traslado al jefe del Ejecutivo, como al resto de mandatarios europeos, que la caída del PIB comunitario será, en el mejor de los casos, del 7%, pudiendo alcanzar un descenso del 12% si el escenario no mejora. Lagarde, además, ha advertido que las ayudas del BCE no serán suficientes y que el organismo que ella dirige apoya la propuesta de Merkel y Macron de limitar el fondo de rescate a 500.000 millones, a los que los Estados miembros podrán acceder siempre y cuando adquieran una serie de compromisos.

[El BCE dice que hará "lo que sea necesario" por la Eurozona, pero no ofrece un mensaje concluyente]

Desde Bruselas tienen claro que las "condiciones" para acceder a esa ayuda europea quedarán en unos Presupuestos que "no permitirán gastos en otras áreas no vinculadas con la Sanidad y la recuperación económica". Incluso, "se exigirá un plan de reducción de la deuda en los próximos años, con recortes específicos". Unas condiciones que amenazan la coalición entre el PSOE y Podemos: "Son compromisos que España, como Italia y otros países, deben asumir. Y a Pablo Iglesias solo le van a quedar dos opciones, como son la de aceptarlos o salir del Gobierno".

[Ciudadanos se abre a negociar los PGE si Sánchez "escucha más a Bruselas que a Iglesias"]

Ese escenario, ya contemplado por Ciudadanos hace semanas para negociar con Sánchez los Presupuestos, también ha sido trasladado a Pablo Casado por otros dirigentes del Partido Popular Europeo, que le han insistido en la "necesidad de exigir" un gran acuerdo presupuestario entre el PSOE y el PP. Esa alianza, sin embargo, se da por imposible en la calle Génova, donde ven más factible la convocatoria de nuevas elecciones en enero de 2021, después de la ruptura del gobierno de coalición, a un gran pacto de Estado entre los dos principales del partidos del país para aprobar las cuentas que exige Europa: "Si Iglesias no traga con las condiciones de Bruselas, la coalición puede estallar. Sánchez se vería solo y es probable que prefiera ir a elecciones que tratar de acordar con nosotros unos Presupuestos con una legislatura vista para sentencia".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.