Coronavirus
Los 750.000 madrileños inmunizados, el 'escudo' contra nuevos contagios en la desescalada
La inmunidad del 11 por ciento de la población, el calor y el cumplimiento de la distancia social han evitado un nuevo pico de contagios pese al inicio del desconfinamiento

Madrid se ha convertido, en los últimos dos meses, en el epicentro de la crisis sanitaria del coronavirus en España y en Europa, una vez que la península superó a Italia como el país de la UE con mayor número de casos. 

Dos meses después, la Comunidad empieza a ver la luz. A pesar del repunte de nuevos positivos este martes, la curva de contagios en la región ha mantenido un descenso estable desde el 2 de mayo, día en que comenzó la desescalada de restricciones y el desconfinamiento de la población, con salidas permitidas para hacer deporte o dar paseos en las calles de 6 a 10 de la mañana y de 8 a 11 de la noche. 

Una circunstancia que los técnicos de Sanidad consultados por LPO vinculan a tres factores fundamentales: el número de madrileños ya inmunizados contra el Covid-19; el aumento de las temperaturas; y el cumplimiento de las medidas de distanciamiento social.

El Gobierno busca fórmulas para mantener el estado de alarma en Madrid y Barcelona hasta el 6 de julio

A pesar de ello, la Comunidad no ha sido autorizada, de momento, a pasar a la Fase 1 de desescalada, que permite, entre otras cosas, la apertura generalizada de los locales, establecimientos comerciales y de las terrazas de los bares. Una decisión, adoptada por el Ministerio de Sanidad, que, según las fuentes consultadas, responde más "al déficit de profesionales de atención primaria y de camas UCI" ante un posible rebrote que a la "evolución misma de la epidemia", ya que, efectivamente, "no ha habido un aumento significativo de los contagios a pesar del inicio del desconfinamiento." 

La región de hecho, "ya está en disposición de avanzar en la desescalada", tal y como ha asegurado el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón. Desde el Ministerio, por tanto, se empieza a dar por hecho que Madrid, como Barcelona, pasarán el próximo lunes a la deseada Fase 1. Un nuevo reto para que la Comunidad, y su población están "totalmente preparados", tal y como lleva insistiendo el gobierno regional de Isabel Díaz Ayuso desde hace dos semanas. Ahora, afirman los técnicos consultados por LPO, "sí se dan las condiciones". Sobre todo, añaden, "para evitar en la medida de lo posible un repunte".

Madrid alcanzó entre su población un nivel de inmunidad al Cobid-19 que duplica la media de España, con más del 11 por ciento de la población que pasó por el virus. Muy lejos del 60 por ciento que la teoría fija como meta para alcanzar la "inmunidad de rebaño", pero al parecer determinante para evitar que pese a la apertura se haya producido un rebrote.

De los tres factores señalados al inicio, las fuentes consultadas destacan como "dato significativo" que Madrid haya alcanzado un nivel de inmunización frente al virus que duplica la media nacional. En ese sentido, recuerdan que las primeras conclusiones del estudio de sero-epidemiología para determinar cuántos españoles han generado anticuerpos frente al Covid-19 apuntan que la prevalencia estimada a nivel nacional es del 5%, mientras que en la Comunidad de Madrid ese porcentaje se multiplica, hasta alcanzar al 11,3% de los habitantes de la región.

El director del Centro de Emergencias Sanitarias de España, Fernando Simón, exhibe este martes la baja de contagios.

Con esa estimación en la mano, los técnicos contactados por LPO apuntan que, a día de hoy, hay ya 750.000 madrileños que han superado el coronavirus y han generado anticuerpos contra la enfermedad. Una porción de población todavía pequeña, teniendo en cuenta que según el último informe del Instituto Nacional de Estadística en la región viven 6.642.000 personas y que para conseguir la llamada "inmunidad de rebaño" es preciso que cerca del 60% de la población haya generado anticuerpos, pero que permite a Madrid "tener un mejor escudo frente al virus que el resto de comunidades autónomas".

Existen informes, en diferentes comunidades autónomas, que indican que el calor frena la propagación del virus. Y eso se está empezando a notar al fin en Madrid.

Ese 'escudo', de hecho, "ha permitido que el virus no avance como en febrero", a pesar del inicio del desconfinamiento, lo que es considerado como "un gran síntoma" y un "buen paso" para seguir reduciendo, pese al fin de las restricciones, el índice de contagiosidad. Además, admiten las fuentes consultadas, el inicio de la desescalada con la llegada del buen tiempo se ha convertido también en un aliado: "Existen informes, en diferentes comunidades autónomas, que indican que el calor frena la propagación del virus. Y eso se está empezando a notar al fin en Madrid".

La llegada del calor frenará la expansión del virus, según los técnicos del Gobierno

Tal y como se informó en estas páginas, el inicio del desconfinamiento coincidió con la primera semana del año en la que la Comunidad alcanzaba los 30 grados de temperatura. Después, recuerdan los técnicos contactados, "ha habido descensos", pero "es evidente que vamos hacia el verano, y eso está siendo ya un factor determinante".

Por último, las fuentes contactadas insisten en poner en valor el cumplimiento de las medidas de distancia social, una condición "indispensable" para lograr que el número de contagios siga descendiendo: "El distanciamiento social está resultando clave, muy efectivo. Primero había que frenar al virus limitando al máximo el contacto humano con el confinamiento. Ahora hemos empezado una nueva etapa, en la que se puede interactuar pero a dos metros de distancia, y usando mascarillas. Si seguimos cumpliendo como hasta ahora, el virus cada vez se propagará menos y, además, se debilitará. No hay que relajarse, aunque se vayan rebajando las restricciones".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.