Entrevista
Lacalle: "El que piense que esto se va a solucionar sin recortes tiene un problema con las matemáticas"
El economista pone como ejemplo a nuestros vecinos de Portugal y comenta que "el rescate se puede evitar presentando un programa creíble ante la UE"

La crisis sanitaria del coronavirus dará paso a una crisis económica y la moraleja que los millennials, que viven atrapados entre dos crisis -la de 2008 y la actual-, deben tener en cuenta es que hay que apostar y aprender de los de errores. "Las personas de éxito son la suma de sus apuestas, errores y lo que han aprendido de ello", cuenta el economista Daniel Lacalle.

Lacalle es doctor en Economía, profesor de Economía Global y Finanzas y economista jefe en Tressis Sociedad de Valores. Una persona que comenzó a trabajar en plena crisis, tuvo a sus tres hijos en otra y ahora con la del coronavirus decide publicar su último libro ‘Libertad o igualdad' (Deusto). Una obra donde analiza la virtudes de la economía de mercado, pone en entredicho las falacias sobre el capitalismo y plantea soluciones para los desafíos futuros. 

El economista califica su libro de "optimista". Ávido lector encuentra estos días en La muerte y el dinero de James Rickards; Leviatán de Thomas Hobbes y El quinto riesgo de Michael Lewis sus fuentes de inspiración. Todavía confinados y donde "nueva normalidad" le suena a "falacia intervencionista", LPO entrevista Lacalle vía teléfonica: 

Pregunta.- Cuando en plena crisis, Unidas Podemos plantea cambiar el modelo y abandonar el capitalismo, usted lo refuerza. ¿Cómo se aumenta la perspectiva social del capitalismo?

Respuesta.- El capitalismo es en sí mismo un sistema que solo puede ser social. Uno de los factores para aumentarlo, por ejemplo, es como hacen las empresas que ya incorporan dentro de su proceso inversor todo lo referente a los 'stakeholders', es decir, la responsabilidad social corporativa, sanidad, medio ambiente, etc La colaboración público-privada funciona como un factor de eficiencia y que limita al máximo los incentivos perversos, si los hubiera, por parte del sector público y del sector privado.

P.- ¿Lo hemos visto en esta crisis?

R.- Esta crisis nos ha demostrado la importancia capital de las empresas. Hemos visto que se han comportado de una manera admirable ofreciendo soluciones inmediatas y eficientes para fortalecer la sociedad en un momento de emergencia. Si no hubiesen estado, nos hubiésemos encontrado ante la falta de prevención, mala gestión y falta de control en cuanto a la gestión de los recursos por parte del sector público. Además del problema sanitario, la falta de accesos a bienes y servicios, alimentos, energía, etc 

El impuesto negativo no sufre el riesgo de convertirse en un desincentivo al trabajo

P.- Explica que la renta básica universal "crea una subclase de clientes zombis dependientes" ¿Qué propone frente al ingreso mínimo vital del ministro Escrivá? 

R.- Un impuesto negativo. La diferencia es que la subvención le da poder al político sobre la persona y el impuesto negativo da más renta disponible dentro de su proceso de trabajo. El impuesto negativo no sufre el riesgo de convertirse en un desincentivo al trabajo, sino todo lo contrario y además aporta una renta adicional a las personas con dificultades.

El problema del ingreso mínimo es un problema de duplicidades. En España, las comunidades autónomas ya tienen una renta mínima de reinserción y, en segundo lugar, no está sujeto a la búsqueda de empleo. No hay ningún país en el mundo que este tipo de ingreso no esté sujeto a la búsqueda activa de empleo más que el nuestro. Esto es factor peligroso. Debemos tener en cuenta que España tiene un nivel de economía sumergida y la gente puede preferir ganar un dinero con ésta y además cobrar la renta mínima. 

P.- ¿Se puede evitar el rescate? 

R.- Sí, se puede evitar y los rescates se piden, no viene alguien y te lo concede. (El economista muestra su sorpresa y recalca este aspecto porque el día anterior fue tendencia en una red social al explicar este concepto) España tiene muchos mecanismos para reducir el déficit que los gobiernos no quieren. El ciudadano tiene que entender que ante el desplome de los ingresos fiscales y el aumento de los gastos por una emergencia, a ninguno de nosotros se nos ocurre la idea de gestionar pensando en que no puedes gastar menos. 

El rescate se puede evitar presentando un programa creíble ante la UE, como lo ha hecho Portugal. Estamos todo el día hablando del milagro portugués, país rescatado que ha llevado un enorme plan de austeridad sin reducir prestaciones sociales, ni aumentar impuestos sino que los ha bajado y tiene una de las fiscalidades más atractivas para las rentas altas. La UE no va a permitir que mantengamos ciertos gastos, cuando ya en octubre de 2019 nos dijo que eran demasiado altos. Se puede reducir gasto innecesario y se pueden tomar medidas de eficiencia.

P.- ¿Por ejemplo? 

R.- Pues mira en una cosa que me sorprende. El Estado y las comunidades autónomas son los mayores  promotores inmobiliarios de España. Tienen una cantidad desproporcionada de edificios. Pueden venderlos, alquilarlos o gestionarlos junto al sector privado. La idea de que el Estado no puede gestionar mejor y reducir sus gastos es completamente falsa. 

La propuesta de Merkel y Macron está bien pero no es suficiente

P.- ¿Qué le parece la propuesta de Merkel y Macron? (proponen crear un fondo de 500.000 millones para los países más afectados por el coronavirus)

R.- Está bien pero no es suficiente. Ofrecen 500.000 millones para toda la Unión Europea a los sectores públicos y privados. Si este año vamos a tener un déficit de 120.000 millones... El que piense que todo esto se va a solucionar sin recortar gastos, tiene un problema con las matemáticas.

P.- ¿Piensa que Europa saldrá reforzada de la crisis?

R.- La UE ha salido siempre reforzada de las crisis. Nos hablaban de que se iba a romper por el Brexit y está más unida. Nos decían que no iba a sobrevivir a la crisis de 2011 y la superó. La UE comete muchos errores, pero en realidad esa política de hacer las cosas poco a poco no le va del todo mal. En Inglaterra y Estados Unidos escucho siempre que el proyecto de la UE es inviable y aquí seguimos. Saldremos reforzados de esto. 

P.- ¿Nos afectará la guerra comercial entre Estados Unidos y China?

R.- Seguro. La UE tiene que aprovechar esta crisis para saber que es el daño colateral de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. La UE tiene que olvidarse un poco de la tentación planificadora central que le sale constantemente y fortalecer las áreas en las que puede competir y convertirse en un jugador internacional realmente serio y competitivo. 

P.- Volvamos a nuestro país, ¿qué les aconseja a los jóvenes que se sienten atrapados entre dos crisis y no ven remontada posible?

R.- Que en vez de pensar en crisis, piensen que tienen el mundo para desarrollar su carrera y sus oportunidades. Yo empecé a trabajar en una crisis y mis hijos nacieron en otra crisis. Los jóvenes en España tienen un miedo atroz a equivocarse y piensan que tienen que tener con 23 años lo que van a hacer cuando tengan 63 años. Tienen que equivocarse, tomar riesgos y aprender de esas equivocaciones. En este país cometemos un error gravísimo y es que la gente piensa que a los que nos ha ido bien, no hemos cometido nunca ningún error y las personas de éxito somos la suma de nuestras apuestas, errores y lo que hemos aprendido de ello.

El ahorro debe ser una política de Estado porque no existe prosperidad sin inversión prudente 

P.- ¿Cómo se fomenta el ahorro con esta crisis?

R.- Es muy difícil fomentar el ahorro cuando los gobiernos y los bancos centrales lo penalizan. El ahorro debe ser una política de Estado, porque no existe prosperidad sin inversión prudente. Estamos creando unas estructuras de sociedad basadas en el gasto y la deuda en vez de en la inversión y el ahorro. Esto es un problema a largo plazo. Pensamos que todo es gratis, no lo es y nos entra la frustración. Se tiene que incentivar el ahorro. 'Papá Estado' no existe. Es el 'niño Estado' que depende de 'papá contribuyente' y 'mamá empresas'. El Estado no regala nada es el dinero de las empresas y los contribuyentes. 

P.- ¿Están en peligro las pensiones?

R.- No están en peligro. Si tenemos una política económica seria, orientada hacia el empleo y el ahorro y un Estado que consuma menos en gastos corrientes para mantener esas pensiones. 

P.- Las matriculaciones de coches cayeron en abril un 61%. En Alemania y Francia también. ¿Nos afecta?

Mucho. El sector del automóvil es muy importante para España. En cuanto a empleo e industria y también en cuanto a los sectores tangenciales que dependen del sector del automóvil. Además, es un sector que ya contaba con enormes dificultades en 2018 y 2019 y nos afecta también porque cuando nos planteamos la recuperación, en la crisis pasada, el turismo y el sector del automóvil fueron capitales a la hora de recuperar empleo y crecimiento. Son los dos sectores que más negativamente se están viendo afectados ahora. 

P.- ¿Benefician al PSOE las políticas que promulga Podemos?    

El PSOE está cometiendo un error similar al que han cometido otros partidos socialistas en Europa como el PASOK griego o el partido socialista francés. Ante el avance del populismo intentan convertirse en lo mismo y es un gran error, como el de abandonar el centro y la socialdemocracia. Al final, ni le ganas los votos al populismo y los ciudadanos terminan enfadados como está pasando ahora.

P.- ¿Me puede decir solo un político que lo esté haciendo bien en esta crisis? 

R.- En esta crisis los alcaldes y los presidentes autonómicos se están comportando muy bien. Se está notando que están mucho más cerca de la realidad. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.