Ciudadanos
Marcos de Quinto se distancia de Arrimadas: pidió libertad de voto en la prórroga del estado de alarma
El economista está en contra de apoyar al Gobierno para prolongar el estado de alarma. La dirección del partido impone unidad de voto

El apoyo de Ciudadanos a la prórroga del estado de alarma solicitada por Pedro Sánchez hace dos semanas supuso un cambio de escenario político que provocó diferentes reacciones. Desde entonces, ni Moncloa ni Ines Arrimadas descartan un acuerdo para sacar adelante los Presupuestos de 2021; y en Esquerra Republicana se ha abierto el debate sobre si volver, o no, a la abstención para marcar distancias con JxCat y poner al Ejecutivo en la tesitura de tener que elegir entre ERC y Cs. Una advertencia que también ha enviado este lunes Edmundo Bal. En el partido naranja, no obstante, también se ha producido un importante choque de opiniones respecto a la decisión adoptada hace 15 días, y no solo de antiguos cargos de la formación que, como Juan Carlos Girauta, decidieron darse de baja.

Según ha podido saber LPO, las discrepancias se han llegado a vivir, incluso, en el seno del grupo parlamentario de Ciudadanos en el Congreso. De puertas para afuera, se afirma que ninguno de los diputados de Cs puso en juego la unidad de voto del partido en el Congreso, pero a nivel interno se reconoce que al menos uno de los parlamentarios naranjas dejó clara su oposición frontal a votar a favor de la prórroga planteada por el Gobierno: Marcos de Quinto.

El ex ejecutivo de Coca-Cola, fichado por Albert Rivera para las elecciones generales de abril y noviembre del año pasado, transmitió a Inés Arrimadas su disconformidad con el apoyo alcanzado con Pedro Sánchez. E, incluso, llegó a solicitar a la presidenta de Ciudadanos que permitiera libertad de voto a los diputados del Grupo Parlamentario, sin imponer el "sí" para la ampliación del estado de alarma. Una solicitud que, sin embargo, no fue atendida, ya que desde Cs se aplicó la llamada "disciplina de voto" para que los diez representantes del partido en la Cámara Baja respaldaran la petición de prórroga del jefe del Ejecutivo.

[El Congreso aprueba la prórroga en una votación límite que revela la fragilidad del Gobierno]

Marcos de Quinto, como es sabido, cumplió con la orden de la dirección del partido y del Grupo Parlamentario, pero en las dos últimas semanas ha dado muestras de su rechazo a ese acuerdo con el PSOE y con el Gobierno. En su perfil de Twitter, de hecho, aprovechó un tuit de reconocimiento a Juan Carlos Girauta para llamar "payaso" a Pablo Iglesias:

Apenas unos días después, retuiteó un mensaje publicado en esta misma red social por Albert Rivera, en el que el ex presidente de Ciudadanos rechazaba la prórroga del estado de alarma: "Los españoles no deberíamos permitir que el Ejecutivo siga abusando del estado de alarma para ocultar comités de ‘expertos', prohibir actividades económicas y libertades civiles o tomar decisiones opacas, castigando arbitrariamente a algunas CCAA o provincias. Merecemos respeto". Finalmente, este mismo domingo, concedió una entrevista a El Mundo en la que, entre otras cosas, afirmó que "es innecesario prorrogar la alarma e inverosímil que Ciudadanos apoye los Presupuestos".

La de Marcos de Quinto, sin embargo, no es la única voz crítica dentro de Ciudadanos. Según las fuentes consultadas por LPO, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, también ha expresado tanto en público como en privado el acuerdo alcanzado por Inés Arrimadas, a pesar de ser el gaditano uno de los principales apoyos de la actual líder de Cs. En la dirección nacional del partido, de hecho, son plenamente conscientes de ese 'ruido interno' y, por ese motivo, la apuesta ahora es poner nuevas limitaciones y condiciones al Gobierno para mantener el pacto firmado hace quince días.

[Ciudadanos no apoyará una prórroga de 30 días del estado de alarma]

En primer lugar, y tal y como ha asegurado públicamente Edmundo Bal, Cs solo votará a favor de la ampliación del estado de alarma si el decreto de prórroga es únicamente de quince días, y no de un mes entero como pretende Sánchez. Además, la formación naranja ha pedido al Ejecutivo que deje atrás las negociaciones con Esquerra, con el fin de evitar "nuevas concesiones al independentismo" y que se reactive la "mesa de diálogo" entre el Gobierno y la Generalitat. Un nuevo discurso que tiene como objetivo volver a marcar diferencias con Moncloa y rebajar la tensión interna existente en Ciudadanos.  

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.