Madrid
El entorno de Aguado, sospechoso de filtrar la exclusiva del apartamento de Ayuso
La estancia de Ayuso salió en un medio que pocas horas después publicó un reportaje sobre Ignacio Aguado. El contrato de Room Mate llegó a la misma periodista

Ignacio Aguado ha descartado tajantemente que él o su partido vayan a presentar una moción de censura contra Isabel Díaz Ayuso y ha insistido, en los últimos días, en que el gobierno de la Comunidad de Madrid es "mucho más sólido" y está "mucho más unido" que el de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias en Moncloa. No obstante, desde el PP sospechan de él y de las intenciones de Cs tras la crisis provocada por la polémica del apartahotel en el que se aloja Isabel Díaz Ayuso. Y lo cierto es que la cronología de los hechos y las filtraciones producidas a lo largo de toda esta semana apuntan directamente al vicepresidente del ejecutivo regional y a su entorno más cercano.

Cabe recordar, en este sentido que la revista Vanity Fair publicó la exclusiva con los datos del apartahotel de la cadena Room Mate, perteneciente al empresario Kike Saraola, en el que se aloja Isabel Díaz Ayuso. La noticia se publicó el lunes 11 de mayo por la noche en este medio, sólo unas horas antes de que se publicara en sus mismas páginas un reportaje sobre "el lado más personal de Ignacio Aguado", en el que se destaca su currículum académico, sus aficiones, y su experiencia profesional en el extranjero. Dos artículos con menos de 24 horas de diferencia y con un trato muy diferente para la presidenta y el vicepresidente de la Comunidad de Madrid.

[Ayuso intenta frenar el acercamiento de Aguado al PSOE]

La información sobre Díaz Ayuso, sospechan desde el PP, no pudo ser fruto de una investigación periodística, ya que Vanity Fair no tiene fotos suyas entrando o saliendo del hotel. La revista, una vez recibida la filtración sobre el hospedaje de la presidenta regional, buscó fotos del apartahotel en las redes sociales hasta que encontró una que cuadraba con la decoración que se ve al fondo en una entrevista por televisión a la presidenta autonómica. 

El fondo, como puede apreciarse en dicha entrevista, es muy particular, porque la pared está empapelada con grandes listones grises y blancos, de modo que no es muy difícil encontrar la imagen sabiendo de qué apartahotel se trata. La publicación también se valió de una fotografía del Instagram de la dirigente autonómica, en el aplauso de las ocho de la tarde en la terraza del hotel, para confirmar que se trataba del mismo alojamiento.

La polémica del apartahotel de Isabel Díaz Ayuso, no obstante, fue a más cuando el martes día 12, la misma periodista de Vanity Fair que había desvelado el alojamiento de la presidenta regional publicó en su cuenta personal de Twitter el documento en el que figuraba la cadena hotelera Room Mate como el adjudicatario de un contrato de 567.749,58 euros para habilitar dos hoteles para pacientes de la tercera edad por la crisis del Covid-19

Este hallazgo también levanta muchas suspicacias, toda vez que la web de Contratación de la Comunidad de Madrid mantuvo menos de una hora ese contrato, "publicado por error". En primer lugar, porque la entidad adjudicataria es la consejería de Políticas Sociales, dirigida por Alberto Reyero, de Ciudadanos. Y, en segundo lugar, porque a pesar del escaso tiempo que se mantuvo ese registro en la web, la periodista tuvo tiempo de encontrarlo y hacer una captura. 

El descubrimiento en los escasos minutos que ese contrato estuvo accesible es más que complejo, ya que, en el mismo, existe una errata importante: en vez de aparecer de forma correcta el nombre de la cadena Room Mate, aparece "Rom Mate", por lo que el escrito no se consigue a través de una búsqueda rápida: "Alguien tuvo que pasárselo".

En el PP "hablan de fuego amigo"

Esa es la conclusión, de hecho, a la que han llegado importantes cargos nacionales del PP, que hablan de "fuego amigo" en esta polémica para desgastar a Isabel Díaz Ayuso: "Es evidente que todas esas informaciones parten de filtraciones interesadas cuyo único objetivo es dañar la imagen de la presidenta. Y todo apunta a Ignacio Aguado o a su entorno más cercano".

De momento, la publicación de ese contrato y su repentina sustitución por otro ya se ha cobrado la destitución del Secretario General Técnico de la consejería de Políticas Sociales, Miguel Ángel Jiménez, responsable de la supervisión del departamento que publicó ese documento "por error" y alto cargo del PP en anteriores legislaturas

Isabel Díaz Ayuso, además, ha anunciado en la Asamblea una investigación interna para depurar más responsabilidades: "Ha sido un contrato que se ha subido casualmente mal puesto, y del que se ha enterado justo una periodista. Y, en el momento en que lo ha conocido, lo han descolgado a unas horas extrañas".

Ha sido un contrato que se ha subido casualmente mal puesto, y del que se ha enterado justo una periodista. Y, en el momento en que lo ha conocido, lo han descolgado a unas horas extrañas

La presidenta, con estas declaraciones, parecía apuntar directamente a la Consejería de Políticas Sociales, la responsable de adjudicar esos contratos, en manos del ya citado Alberto Reyero, de Ciudadanos. El área de Transparencia de la Comunidad de Madrid también es responsabilidad del partido naranja, concretamente del vicepresidente Ignacio Aguado. A este organismo se asoció en un primer momento la publicación del contrato de Room Mate, aunque ese documento fue difundido por la web de Contratación de la Comunidad de Madrid.

Respecto a la relación actual existente entre los dos partidos que conforman el gobierno regional, las fuentes consultadas por LPO dejan a las claras las tensiones existentes: "Ambas partes tienen claro que hay que seguir hacia adelante, pero la desconfianza con Aguado y Ciudadanos es evidente. Esto es como un matrimonio de conveniencia, hay que mantenerlo aunque ya no exista amor".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.