Comunidad de Madrid
Ayuso se aloja en el hotel de un empresario al que adjudica 560.000€ durante el estado de alarma
El líder de Podemos lleva la polémica al Congreso: "Me parece muy bien que viva donde quiera, pero que se lo pague ella, porque si se lo paga un empresario nos encontramos ante un nuevo caso de corrupción"

 La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, lleva desde mediados de marzo alojada en un apartamento de lujo de la cadena Room Mate Hoteles, dirigida por el empresario Kike Sarasola, a la que ha adjudicado un contrato por valor de 560.000 euros, en una adjudicación que desapareció misteriosamente de la web de contratación minutos después de hacerse pública. Una polémica que ha desvelado en los últimos días la revista Vanity Fair y que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha llevado este miércoles al Congreso de los Diputados, acusando al PP de "corrupción".  

El alojamiento de la presidenta, que coincide con la adjudicación, despierta fuertes suspicacias sobre quién sufraga la estancia. "Es grave que Ayuso sea noticia no por vivir en un apartamento de lujo, que me parece muy bien que viva donde quiera, pero que se lo pague ella, porque si se lo paga un empresario nos encontramos ante un nuevo caso de corrupción, y la ciudadanía en situación de pandemia no va a sorportar más casos de corrupción", ha señalado Iglesias desde la tribuna. 

Desde el Gobierno regional aseguran que la dirigente paga 80 euros por noche, un precio sorprendentemente bajo para un tratarse de un alojamiento en la céntrica Plaza de España de Madrid. Sin embargo, la presidenta ya aseguró en una entrevista en El Confidencial que tenía dos zonas, que corresponderían a dos apartamentos, uno de descanso y otro de trabajo. 

[Díaz Ayuso, cuestionada en el PP]

La presidenta regional, publicaba este medio, se confinó allí el 16 de marzo tras dar positivo en coronavirus y justificó su decisión en el poder continuar trabajando sin poner en riesgo a sus trabajadores: "Al estar aquí sola en el hotel, no obligo a nadie a trabajar conmigo. Si ahora fuera a Sol, obligaría a desplazarse a mucha gente de mi entorno como personal de seguridad o de mi equipo. De esta manera, estoy en el hotel, duermo abajo, trabajo arriba y no molesto a nadie".

En un comunicado, Room Mate ha asegurado que la presidenta madrileña contrató sus servicios antes de que se decretase estado de alarma "ya que esta necesitaba un lugar óptimo para la gestión de la crisis durante la situación excepcional" y que al tratarse de un uso del apartamento "en larga estancia" -ya lleva en él dos meses-, el precio estipulado por noche es de 80 euros.En caso de ser dos apartamentos, apunta la empresa, el precio se duplicaría hasta los  4.800 por los dos apartamentos en este periodo. 

La adjudicación 'fantasma"

 El pasado miércoles 6 de mayo el Gobierno de la Comunidad de Madrid aprobó tramitar de emergencia´los contratos de servicios de atencion social, atencion sanitaria, atencion personal, alimentacion y otros servicios complementarios, para el funcionamiento del hotel Room Mate Alicia y del hotel Room Mate Alba, propiedad de Kike Sarasola, como espacios de uso residencial de personas mayores, dentro del marco de las medidas para hacer frente a la crisis sanitaria derivada del brote de coronavirus (Covid-19), por un importe estimado de 806.193,15 euros y un plazo estimado de 3 meses. 

Este lunes 12 de mayo, tal como desveló Vanity Fair, la Consejería de Políticas Sociales, dirigida por el consejero de Cs Alberto Reyero publicaba la adjudicación de un contrato por valor de 565.000 euros a la empresa propietaria del hotel, Room Mate S.A, de Sarasola.Un documento que minutos después era corregida en la propia web, y aparecía atribuida a la "Coordinadora del Tercer Sector", que sería la encargada de gestionar los hoteles con servicios sociales. El contrato se modificó y pasó de los 565.000 euros iniciales destinados a Sarasola a 240.443,57

La explicación que ofrecieron desde la Consejería es que, finalmente, solo se utilizaría uno de los dos hoteles que Sarasola había puesto a su disposición para alojar personas mayores. Sin embargo, la suma entre los 565.000 euros inicialmente otorgados a la cadena de hoteles y los 240.000 para la coordinadora suman un total de 806.000 euros, la cantidad que el Gobierno regional aprobó para estos contratos. Todo apunta a que Ayuso ha tenido que rectificar en esta sospechosa adjudicación tras destaparse la polémica. 

La coordinadora de ONGs niega ese contrato

El último eslabón de esta polémica llega este martes, después de que la Corodinadora de ONGs Tercer Sector, que aparecía como adjudicataria del contrato corregido, haya asegurado que no ha recibido esa cantidad de dinero, según ha publicado eldiario.es. Este medio recoge declaraciones de Rafael Escudero, de esta plataforma, que niega la mayor. 

"En mi contrato no pone en ningún sitio que vaya a cobrar 240.000 euros", asegura. "Mucho menos vamos a cobrar los 560.000 euros que dice la Consejería que se podían haber cobrado". En este punto, explica que su contrato, por la gestión de un hotel de Room Mate que aloja desde principios de abril a ancianos de residencias de mayores, recoge un importe mensual de 77.000 euros y se extiende hasta el 31 de mayo, de manera que el importe sería mucho menor al que figura en el contrato hecho público. 


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.