Covid-19
Moncloa estudia remodelar el Gobierno tras la crisis del Covid y reducir ministerios
La quiniela de posibles salidas ya tiene algunos nombres que se encuentran en primera fila: Salvador Illa; María Jesús Montero o José Luis Ábalos

El Gobierno es consciente de que cuanto más se alarga la gestión de la crisis del coronavirus, mayor es el desgaste y la factura sobre los responsables que se encuentran en primera línea: los ministros. El ruido en Moncloa es constante y los comentarios se suceden en boca de dirigentes de la ejecutiva del PSOE y también de algún cargo en el seno del Gobierno: el presidente estudia remodelar el Ejecutivo y, posiblemente, reducir ministerios tras la crisis del Covid-19. 

Tras negar este extremo en los últimos días ante los medios, voces cercanas a Pedro Sánchez siguen sin descartar esta opción. "La crisis está pasando factura", señala un alto cargo socialista, que apunta a que tendrán que "cambiar las caras" en el Gobierno en los próximos meses o de cara a 2021, una vez que vuelva la normalidad política, con el objetivo de dejar atrás algunas de las caras ministeriales con las que muchos españoles relacionan la crisis. "No hay nada en firme, pero se comenta en Moncloa", cuenta una fuente del Ejecutivo. 

Al desgaste por la gestión de la crisis, las duras críticas de la oposición, los desmentidos dentro del propio Gobierno y las peleas internas, se suma la fuerte recesión económica que se avecina a nivel mundial. Todos los líderes tendrán que hacer ajustes en las cuentas y abrocharse el cinturón y en las fuentes del Gobierno apuntan a que esta remodelación podría implicar una reducción del número de carteras ministeriales, que tras la conformación del Gobierno de coalición son 22. 

Illa, Montero y Ábalos, los que más suenan

La quiniela de posibles salidas ya tiene algunos nombres que se encuentran en primera fila de la gestión del Covid-19, entre ellos destacan los ministros Salvador Illa; la portavoz María Jesús Montero; el Ministro de Transportes, José Luis Ábalos; la vicepresidenta económica, Nadia Calviño y la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera. 

 [Colegios de abogados ofrecieron ayuda al Gobierno para reclamar a China por las mascarillas defectuosas]

El nombre de Illa, además, aparece en todas las listas sobre posibles perjudicados por esta crisis. El Ministerio que ejerce de mando único y la más alta responsabilidad recae en el catalán que ya ha sufrido un considerable desgaste con la falta de material, los errores en las compras, la retención de material a las comunidades autónomas y una interminable lista de fallos, que desde el Gobierno asumieron que se podrían haber gestionado mejor. 

Para la ministra portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, el enemigo estaba dentro. Y es que el vicepresidente Pablo Iglesias no dudó en responsabilizarla del error de comunicación en el plan de las salidas de los niños. No fue el único desmentido que sufrió por parte de su propio Gobierno. También el ministro Illa tuvo que desautorizarla cuando la portavoz ubicó el inicio de la desescalada el pasado 26 de abril asegurando que empezarían a llenarse "calles y plazas". "No es momento de hablar de desescalada", zanjó rotundo el responsable de Sanidad. 

Otro de los nombres que más suenan en lo que amortizados se refiere es el de José Luis Ábalos. El ministro de Transportes ya venía arrastrando a esta crisis el 'caso Delcy', por el que le habían recomendado "mantenerse en un segundo plano" hasta que la oposición dejase de 'pedir su cabeza'. Sánchez nombró a Ábalos como uno de sus fieles responsables a cargo del mando único, junto a Robles, Marlaska e Illa y ahí ha permanecido desde el principio. 

En varias intervenciones, el ministro ha querido disculpar al Gobierno de la falta de material asegurando que era culpa de las respectivas comunidades. Pero, sin duda, la oposición se le 'echó encima' cuando no aclaró la orden de ocupación de viviendas privadas, por la que se modifican algunos aspectos del Plan Nacional de Vivienda a causa de la pandemia. 

La oposición lo solicita en el Congreso

El Partido Popular fue el primero en registrar una proposición no de ley solicitando en el Congreso que el actual Gobierno emule al anterior y reduzca el número de ministerios. Marian Rajoy pasó de 15 a 13 carteras por la crisis. "Debería Sánchez recortar el Gobierno de 23 a 13 como Mariano Rajoy en época de crisis", escribió en las redes sociales la portavoz de Interior del PP en el Congreso, Ana Belén Vázquez. 

Sin embargo, Sánchez al llegar a La Moncloa tras la moción de censura, aumentó la estructura gubernamental con tres carteras adicionales, pasando de 13 a 16 ministerios y una vicepresidencia. El acuerdo de Gobierno de coalición elevó esa cifra hasta los 22 ministerios y cuatro vicepresidencias. Además, se dobló el gasto innecesario en algunas áreas, como la partición del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, dirigido por entonces por Luisa Carcedo. 

El presidente dividió la cartera en tres áreas diferentes con un líder cada una: Sanidad para Salvador Illa; Servicios Sociales y Agenda 2030 para Pablo Iglesias y Consumo para Alberto Garzón. Tan sólo el material de oficina para las tres áreas costó 4.793,4 euros, a preguntas de los grupos y sólo el montante anual de los sueldos de los 12 efectivos de Sanidad asciende a 778.029,66 euros, según respondieron al diputado popular Mario Garcés. 

La propuesta de los populares pasa por que Sánchez reunifique las carteras cuyas competencias fueron desgajadas tras su alianza con Unidas Podemos (Trabajo y Seguridad Social, Sanidad y Consumo, Educación, Ciencia y Universidades) para dar cabida a más representantes de ambas formaciones. 

El grupo parlamentario Vox se sumó esta semana a la petición de los populares y registró otra proposición no de ley en la que insta al Gobierno a reducir una estructura "que cuesta a los españoles cerca de 16 millones de euros anuales solamente en sueldos de altos cargos", exponen en el texto. En su propuesta piden eliminar tres de sus vicepresidencias y al menos 10 ministerios "que no desempeñan cometidos indispensables, reduciendo el número de departamentos de 22 a 12 y suprimiendo o rebajando la categoría y el sueldo de los altos cargos vinculados a estos". 

La formación de Santiago Abascal defiende que "el grave drama económico y social que se avecina exige de quienes nos gobiernan que acompasen el gasto político a las posibilidades de los ciudadanos . Los españoles cargan sobre sus hombros con la responsabilidad de sostener el Estado del bienestar y deben recibir un mensaje claro e inequívoco de que su esfuerzo diario y su sacrificio se dirige correctamente". 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.