Covid-19
El gobierno cede al PNV competencias de Burgos y Cantabria a cambio de su apoyo
Los nacionalistas vascos reclaman desde hace tiempo, en el nuevo Estatuto de Autonomía del País Vasco, la anexión de estos dos enclaves

El Gobierno cede al PNV competencias de Castilla y León y de Cantabria a cambio de garantizarse la prórroga del estado de alarma. La formación vasca ha negociado con el Ejecutivo que el enclave de Treviño reciba el mismo tratamiento que la provincia para la desescalada a petición del PNV, que puso este condicionante para votar a favor de la prórroga del estado de alarma. 

Se trata del enclave de Treviño, perteneciente a Burgos (Castilla y León), donde ya la semana pasada sus instituciones pidieron a Sanidad que por proximidad sean considerados territorio de Álava a la hora de gestionar las distintas fases de la desescalada. Desde el PNV esgrimen que Treviño se encuentra a 15 kilómetros de Vitoria, mientras que de Burgos capital le separan un centenar de kilómetros. "Por proximidad geográfica, los ciudadanos estarán mejor atendidos con los servicios esenciales como los sanitarios, la atención a la dependencia y las emergencias que se prestan a través de la Diputación de Álava o del Gobierno vasco", señalan desde la formación vasca. 

 Una reivindicación histórica    

Moncloa dio luz verde este lunes a una reivindicación histórica del PNV para modificar el real decreto por el que se prorroga por cuarta vez el estado de alarma e introducir el siguiente apartado: "Durante la emergencia sanitaria causada por la Covid-19, y a sus efectos, aquellos municipios que constituyen enclaves recibirán el tratamiento propio de la provincia que les circunda, sin que sea obstáculo que ésta pertenezca a Comunidad Autónoma distinta a la de aquellos". Una situación que al no especificar que afecte solo el Condado de Treviño, también podría verse afectado el Valle de Villaverde, que aunque pertenece a Cantabria está enclavado en Vizcaya. 

Una propuesta que podría suscitar el desencuentro con el presidente de Cantabria, el regionalista Miguel Ángel Revilla. De hecho, el PNV realizó una propuesta el pasado agosto para que se realizara un referéndum en este enclave y decidieran los vecinos a cuál es las comunidades pertenecer: si a Cantabria o País Vasco. Una ofensa que Revilla calificó en su momento de "patochada". Los nacionalistas vascos también quisieron incluir tanto al Valle de Villaverde como al Condado de Treviño en la negociación de los presupuestos estatales. Revilla recordó que se trataba de unos gestos "ilegales", ya que un cambio como ese exige modificar una ley orgánica, como es el Estatuto de Autonomía para Cantabria, lo que a su vez implica el paso por el Congreso de los Diputados.

 [Moncloa se compromete a dar futuras competencias a las CCAA a cambio de la prórroga]

La anexión de estos dos territorios se trata de una reivindicación histórica de los nacionalistas vascos que viene reflejada en el nuevo Estatuto de Autonomía del País Vasco, introduciendo estos enclaves además de Navarra. El texto reza que ambos enclaves "tendrán derecho a integrarse en los territorios históricos de Álava y Vizcaya si así lo manifiesta libre y democráticamente la mayoría de su respectiva ciudadanía". La formación vasca apuesta por celebrar sendos referendos sobre su posible anexión, formulas que escapan de las atribuciones legales del gobierno vasco. 

 Más exigencias del PNV: "Cogobernanza" y elecciones  

El Gobierno de Pedro Sánchez da más alas a esta reivindicación a cambio de sacar adelante la cuarta prórroga del estado de alarma y la imagen sólida del gobierno de coalición junto a sus socios de investidura. Sánchez ha aceptado más propuestas del PNV que incluye el ir de la mano de las comunidades autónomas en la aplicación de las medidas de desconfinamiento con un sistema de "codecisión" y "cogobernanza". El texto modificado explica que "el Gobierno podrá acordar conjuntamente con cada Comunidad Autónoma la modificación, ampliación o restricción de las unidades de actuación y las limitaciones respecto a la libertad de circulación de las personas". Y que "en caso de acuerdo, estas medidas serán aplicadas por quien ostente la Presidencia de la Comunidad Autónoma, como representante ordinario del Estado en el territorio". 

El PNV también se ha asegurado la capacidad de poder celebrar elecciones a pesar de mantenerse el estado de alarma. La formación de Ortuzar también ha exigido que se garantice la celebración de las elecciones vascas, que podrían celebrarse en julio. Solicitan que instrumentos del Estado como Correos o el INE presten el servicio adecuado. "La vigencia del estado de alarma no supondrá obstáculo alguno al desenvolvimiento y realización de las actuaciones electorales precisas para el desarrollo de elecciones convocadas a Parlamentos de Comunidades Autónomas", asegura el texto del decreto presentado. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.