Coronavirus
El Congreso aprueba la prórroga en una votación límite que revela la fragilidad del Gobierno
El Gobierno se enfrenta a su votación más difícil tras unas horas convulsas en Moncloa, donde los votos a favor a la prórroga del estado de alarma no han estado asegurados hasta unas horas antes

El Congreso de los Diputados ha aprobado este miércoles la cuarta prórroga del estado de alarma hasta el 24 de mayo en una sesión parlamentaria marcada por los duros reproches de la oposición al Gobierno, que finalmente ha conseguido sacar adelante la medida gracias a pactos de última hora después de una semana de nervios en Moncloa. La votación no estaba garantizada hasta unas horas antes de llevarse a cabo, y ha revelado la fragilidad del Gobierno tras el rechazo de sus socios de investidura. La geometría variable con la que Pedro Sánchez llegó a Moncloa ha causado el primer sobresalto al Gobierno de coalición, que ha tenido que hacer cesiones para lograr salir vivo de lo que se planteaba como una prueba de legislatura. 

Si la primera prórroga fue aprobada con un respaldo casi total del Parlamento y con ningún voto en contra, Pedro Sánchez ha ido perdiendo aliados por el camino por las críticas a su gestión unilateral y a la falta de comunicación con oposición y comunidades autónomas. Un motivo por el que este miércoles el presidente ha recibido críticas tanto de los partidos nacionalistas y regionalistas como de la oposición al completo, incluso entre aquellos que van a brindar un "sí crítico" a la prórroga, como es el caso de Ciudadanos, PNV, Más País o Compromís.  

[El Gobierno ata la prórroga del estado de alarma con Cs a cambio de darle peso en Moncloa]

El Ejecutivo ha aprobado la medida con los 178 votos a favor de PSOE, Unidas Podemos, Cs, CC, PNV y PRC frente a las 97 abstenciones de PP, BNG, EH Bildu, y los 75 noes de Vox, ERC, JxCat, la CUP tras una semana de tensión en Moncloa, que hace 24 horas no tenía garantizados los apoyos. La sorpresa ha llegado este mismo miércoles con la abstención del PP anunciada por Pablo Casado, que también ha adelantado que votará 'no' a la próxima extensión. 

Pedro Sánchez se enfrentaba hoy a su votación más difícil en el Congreso de los Diputados desde su llegada a Moncloa; una jornada donde una derrota parlamentaria supondría una enmienda a la totalidad a su gestión en la crisis sanitaria. A última hora de este martes, el Gobierno consiguió in extremis atar los apoyos para confirmar el estado de alarma hasta el 24 de mayo, primero con el acuerdo firmado con Cs, por el que se desligan las ayudas económicas de la situación de excepcionalidad, y después con la cesión a PNV, que exigía incluir la "cogobernanza" de las autonomías, tal como adelantó LPO. 

En su intervención, el presidente de Gobierno ha aprovechado para hacer un anuncio y dejar así atrás la convulsión de las últimas horas. Así, al inicio de su discurso, Sánchez ha adelantado que declarará luto oficial "en el momento en que la mayoría del país esté en la fase 1" y "cuando las calles vuelvan a llenarse". Además, "cuando se den las condiciones se dará un homenaje público a las víctimas de la epidemia".

Un anuncio con el que trataba de abrir un nuevo debate después del nerviosismo vivido en Moncloa en las últimas horas, donde el Gobierno ha escenificado por primera vez su soledad tras el abandono de sus aliados tradicionales de la moción de censura, con el 'no' de ERC y las dudas de PNV. Finalmente, los votos a favor de Cs y PNV tras las cesiones gubernamentales garantizarán la aprobación de una nueva prórroga.

A continuación, defendió la continuidad del estado de alarma, asegurando además que la no prórroga sería un "error absoluto". Se dirigió también a las comunidades autónomas, que tendrán "corresponsabilidad fiscal" en la reconstrucción económica del país tras la crisis del Covid-19. Anunció, además, que el coste estimado de las medidas contra el coronavirus es de 139.000 millones de euros.

[Moncloa se compromete a dar futuras competencias a las CCAA a cambio de la prórroga]

La desescalada, insistió, "debe ser asimétrica" y anunció que, además, "será cogobernada", tal y como exigían varios presidentes autonómicos, con Iñigo Urkullu a la cabeza. Pedro Sánchez explicó que las comunidades autónomas deberán enviar al Gobierno una propuesta con las provincias señaladas para cambiar de fase, incluyendo un análisis de la evolución epidemiológica en la región y de la capacidad sanitaria. La decisión, añadió, será del Minsisterio de Sanidad, aunque "el objetivo es que sea totalmente consensuada".

El presidente aprovechó para desvelar algunas cifras que exigirá el Gobierno en los diferentes indicadores para pasar de fase que anunció el Ejecutivo la semana pasada: "Los territorios deberán tener la capacidad de instalar en cinco días entre 1,5 y 2 camas de UCI por 10.000 habitantes y entre 37 y 40 camas de enfermos agudos por cada 10.000 habitantes y tener actualizado el balance de nuevos contagios".

[Sánchez: "Esta es la crisis de nuestras vidas, la mayor de la humanidad"]

Sánchez acabó su intervención insistiendo en que "necesitamos limitar unas semanas más los derechos fundamentales, como el de movilidad, para atajar el virus". Y, por ese motivo, reivindicó una vez más la continuidad del estado de alarma, al que definió como el "único instrumento jurídico" para poder establecer dichas restricciones a la población. Negó que fuera "un mecanismo de recentralización" ni de "limitación de derechos", tal y como aseguran diferentes partidos de la oposición, sino "la única fórmula para salvar vidas". Una meta, añadió, que "no es política, sino moral". Por tanto, pidió a aquellos que han anunciado su no apoyo a la prórroga que rectifiquen.

Casado: "No esperan ni a estar en la oposición para usar a las víctimas contra los demás"

Pablo Casado subió a la tribuna de oradores con el discurso más duro contra el Gobierno desde que comenzó el estado de alarma. Criticó el plan de desescalada, "del que nos enteramos por su 'Aló presidente y por la prensa", definiéndolo como "una ruleta rusa que puede convertir a los asintomáticos en más enfermos". Además, repasó las denuncias interpuestas por diferentes sectores y sindicatos, como el CSIF, y echó en cara las presiones al PP protagonizadas el lunes por José Luis Ábalos y Pablo Echenique.

En respuesta al ministro de Transportes y al portavoz de Podemos, que señalaron al PP como el "culpable" de un repunte de contagios y de muertes si no se aprueba la prórroga del estado de alarma, Sánchez acusó a Sánchez de "no esperar ni a estar en la oposición para usar a las víctimas contra los demás". Se preguntó, en ese sentido, si "¿son ustedes responsables de la muerte de miles de españoles?" para añadir, a continuación, que "no caeríamos en semejante bajeza moral, no somos como ustedes".

  [ El PP ofrece al Gobierno aplicar el plan contra pandemias de Rajoy como alternativa al estado de alarma]

El líder del PP defendió además el rechazo de su partido a la prórroga al estado de alarma, acusando al Gobierno de "no tener Plan B" y recordando que los principales gobiernos europeos ya han levantado las principales restricciones, a diferencia de España, a través de otros mecanismos legales. Recordó, además, que el estado de alarma no permite la limitación de derechos fundamentales, como el de movilidad, y justificó en ese extremo la no presentación, por parte del PP, de propuestas de resolución a los decretos de prórroga presentados por el Gobierno, a pesar del apoyo del Grupo Popular a todos ellos.

Acusó al presidente, además, de basar su gobierno en la aprobación de decretos y órdenes ministeriales. Una actitud que le ha llevado a no haber sido capaz de aprobar unos nuevos Presupuestos en el Congreso y que ahora "se ha hecho más evidente" con la "excusa" del estado de alarma. Recordó, en ese sentido, que "existen leyes, sentencias, y hasta protocolos europeos" que permiten el mantenimiento del mandato único "sin tener que recurrir a la legislación de excepción". 

Volvió a pedir al Gobierno impulsar "reformas legislativas" para buscar alternativas al estado de alarma, y anunció que no apoyará esta nueva prórroga, que espera que sea la última. El PP se abstendrá "esperando que en 15 días el Gobierno presente un Plan B", aunque el popular ha adelantado que será la última vez que se abstenga y que se opondrá a próximas extensiones. 

Abascal anuncia manifestaciones por toda España y amaga con la moción de censura

En su turno de intervención, Santiago Abascal culpó al Gobierno y a sus "medios afines" de ocultar el número real de fallecidos por el coronavirus y comparó las cifras de víctimas del Covid-19 con los fusilamientos de  Paracuellos de 1936: "Bajo su Gobierno, han muerto diez veces más españoles que los que asesinaron sus ídolos en Paracuellos". 

Después de acusar al Gobierno de tener "secuestrados a los españoles" con la "ayuda de grupos mediáticos como Atresmedia", el líder de Vox anunció la convocatoria de manifestaciones por toda España para protestar por la gestión del Ejecutivo en esta crisis. Aseguró, en este sentido, que el partido mandará escritos a todas las delegaciones del Gobierno para solicitar su celebración.

Abascal, además, dejó un tercer gran titular, al dejar caer que Vox está dispuesto a presentar una moción de censura contra el Gobierno: "La iniciativa la tendría que tener el principal partido de la oposición -en referencia al PP-, pero si ellos no actúan, lo haremos nosotros"

ERC: "Es de los peores días"

Uno de los tradicionales socios de Gobierno, ERC, ha protagonizado uno de los rapapolvos más duros contra el Ejecutivo. Su portavoz, Gabriel Rufián, ha defendido que se trataba de uno "de los peores días". "¿Dónde está el Gobierno de la plurinanacionalidad, el Gobierno del diálogo, si nos enteramos de las cosas por las ruedas de prensa?", se ha preguntado. 

"Hoy no se constata el 'no' de ERC, se constata el 'no' del Gobierno a negociar con ERC la cuarta prórroga del estado de alarma". "Hoy no votamos en contra de una prorroga del estado de alarma, votamos en contra de la prórroga sine die de no tener derechos", ha continuado Rufián. "Porque, que todo el mundo lo sepa, hay alternativa a esta prórroga, hay alternativa a la militarizacion, a la centralizacion". El republicano ha justificado que "no hay criterios sanitarios para justificar este estado sanitario de estado único en Madrid" y ha criticado la falta de decisión de las autonomías. 

"Ustedes mienten cuando dicen 'o esto o el caos'", ha señalado Rufián. "¿Saben que pasaría si no se alargara el estado de alarma? Nada. Hay alternativas legislativas al estado de alarma. Estamos por prorrogar políticas excepcionales, no estados excepcionales". Antes de culminar su intervención, el portavoz ha insistido en sus dos peticiones: "Horizontalidad y corresponsabilidad". 

Arrimadas justifica su 'sí': "No votamos la investidura de Sánchez"

Una de las intervenciones más esperadas ha sido la de la portavoz parlamentaria de Cs, Inés Arrimadas, que ha justificado su pacto con el Gobierno a cambio de votar sí a esta nueva prórroga.  "Hoy no estamos votando a favor del Gobierno", ha detallado. "No votamos la investidura de Sánchez. Hoy lo que se vota es si la gente puede salir a partir del sábado sin control", ha insistido, después de recordar que no apoyó el Gobierno. 

"Unos dirán que por qué no decae el estado de alarma para culpar al Gobiernos, y otros dirán que si cae se culpará a la oposición, ¿por qué no nos centramos en encontrar una solución?". "El estado de alarma ha sido necesario, pero ahora es necesario buscar un plan B", ha detallado Arrimadas, que ha reprochado a Sánchez sus amenazas veladas de las últimas horas, cuando aseguraba que no había una alternativa al estado de alarma: "Es sorprendente, porque el Gobierno necesita un plan B", ha decidido. 

"Nuestro voto es en conciencia, asumo la responsabilidad, y espero que los pactos que hemos firmado puedan llevarse a cabo y que comience una rectificación por parte del Gobierno".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.