Maite Pagazaurtundúa
"Si Europa se polariza en norte y sur estamos perdidos: la debilidad de la UE interesa geopolíticamente"
La eurodiputada de Cs confía en que haya un cambio en las relaciones de la Unión Europea con China después de la crisis: "Europa debe defender más que nunca el Estado de Derecho y minimizar las ataduras a una dictadura feroz"

Maite Pagazaurtundúa, vicepresidenta de la comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior de la Eurocámara, atiende por videoconferencia a LPO desde su despacho de Bruselas a apenas unas horas de que se celebre el Consejo Europeo en el que, confía, reine la solidaridad.

Defensora acérrima de los Derechos Fundamentales, esta filóloga vasca formada en una ikastola ha denunciado ante la Defensora del Pueblo Europeo a la Generalitat por ataques contra la lengua española y, en su opinión, la UE no debe relajarse ni en sus relaciones con la dictadura china, ni con las amenazas terroristas constantes que observan las consecuencias de la pandemia del Covid19.

Además, sostiene que no todo lo que no agrada es ilícito, por lo que critica seriamente el uso no profesional del CIS o la confusión entre Estado y Gobierno en España en esta crisis sanitaria y socio económica.

P: La crisis muestra los riesgos de la globalización y la necesidad de hacer frente común a las amenazas transfronterizas. ¿Ha sabido responder la UE a este nuevo escenario? ¿Es el momento de debatir la cesión de más soberanía por parte de los estados a la UE?

R: No se trata tanto de cesión de competencias, como de debatir de manera inteligente quién hace qué, dependiendo del desafío que tengamos por delante. Hablamos de retos globales como la corrupción, los paraísos fiscales o el ciberdelito. Apliquemos el sentido común a la gestión de las políticas públicas. La soberanía no hay que entenderla en clave nacionalista del siglo XIX, sino en clave de gestión del Siglo XXI y separar las cuestiones de cultura y de identidad. Recuperemos el sentido común de las madres.

P: ¿Cree que España hace bien en pedir subvenciones directas a la UE más allá de las concesiones de crédito?

R: Yo confío en que mañana la señora Calviño pondrá en el centro de las negociaciones la responsabilidad y la solidaridad común. Creo que es el momento de la solidaridad y en el Parlamento Europeo, después de discusiones acaloradas, hemos llegado a una propuesta muy novedosa de bonos de recuperación sustentados sobres fondos europeos que evita las reacciones bárbaras y maniqueístas Norte-Sur.

La mutualización de la deuda o la opción de la concesión de crédito solo provoca el auge de populismos en el norte y euroescepticismos en el sur

La mutualización de la deuda, o la opción de la concesión de crédito, solo provoca el auge de populismos en el norte y euroescepticismos en el sur. La resolución de la Eurocámara se decanta por la aportación común y la construcción de algo nuevo, y yo creo que estamos todos en esa línea.

P: ¿Qué opina de la armonización fiscal europea que defendió ayer Calviño en una entrevista al Financial Times?

R: Debemos quitar los elementos de distorsión de la fiscalidad de cada uno de los Estados, atacar la evasión fiscal, combatir la escasa tributación de gigantes y ser más valientes con los paraísos fiscales.

P: ¿Europa ha fallado en su gestión inicial de la crisis?

R: El primer momento fue de shock para todos, nadie se imaginó una pandemia en Europa y, poco a poco, nos hemos ido activando. El impulso de la presidenta von der Leyen ha sido muy importante y en la Eurocámara ya llevamos dos sesiones a pleno pulmón para que cada céntimo aprobado llegue donde más se necesita.

Liberamos 37.000 millones de euros de forma directa de fondos estructurales y la semana pasada emitimos una resolución que puede dar solución a la controversia de la mutualización de la deuda con mecanismos a cargo del presupuesto europeo. Se trata de que los grupos más vulnerables no vuelvan a ser diezmados, son la generación que levantó estas instituciones, los que más queremos.

La debilidad de la Unión Europea interesa geopolíticamente a otros: somos la priemra potencia comercial en el mundo, pero tenemos que ser líderes y estrategas

P: ¿Esta crisis ampliará la polarización entre países del norte y países del sur?

R: Espero que no. Si eso ocurre estaremos perdidos y sería pan para hoy y hambre para mañana. No perdamos de vista que la debilidad de la UE interesa geoestratégicamente a otros. Somos la primera potencia comercial en el mundo, pero tenemos que ser líderes políticos y estrategas también. Considero que es el momento de reconocer las fortalezas entre todos y paliar los puntos flacos, corrigiendo las disfuncionalidades.

P: ¿Es compatible atribuir mayor número de competencias a la UE y combatir los nacionalismos?

R: Sí, absolutamente. Porque se trata de derechos, obligaciones y eficacia en la provisión de servicios y políticas públicas bajo el paraguas de la racionalidad, eliminando virus tóxicos que distorsionan la realidad. Los nacionalismos, más allá de la exaltación del orgullo, solo han traído guerras, viendo enemigos donde no los hay. E insisto, nuestra desunión solo beneficia a las injerencias extranjeras.

P: ¿Cómo lleva compartir hemiciclo con los independentistas Puigdemont, Comín o Ponsatí?

R: De la misma manera que tengo que darle la palabra al señor Barrena que ha sido terrorista durante décadas, siguiendo las leyes y las normas, y denunciando con argumentos todo aquello que evite avanzar a las sociedades.

Actualmente, estos señores pagan a abogados carísimos para que, con muchas artimañas, encuentren la manera de ser impunes. Existen delitos y crímenes transnacionales que se escapan y esto no debe pasar para proteger a los más vulnerables.

P: Usted y su partido Ciudadanos denunciaron el pasado mes de febrero los matices "xenófobos y racistas" de la iniciativa de la Generalitat "No Cambies la lengua" ¿En qué consiste campaña? ¿Ha obtenido alguna respuesta?

R: Aún no hemos tenido respuesta, pero es un caso de libro. Si en lugar de Cataluña y el español, esto mismo nos lo contaran sobre cualquier otro país, estaríamos escandalizados. Pero hemos sido tan intoxicados de la arbitrariedad regional en la autonomía de Cataluña que han insensibilizado, en parte, la comprensión de lo que son los derechos fundamentales.

Ir en contra de la lengua común es una patología fóbica desde el punto de vista político y urge dejar de someternos, con una especie de síndrome de Estocolmo, a quienes entienden las sociedades y las lenguas de una manera homogénea y excluyente.

Espero que haya un cambio en la relación de la UE con China después de la crisis, Europa debe defender más que nunca el Estado de Derecho y minimizar las ataduras a una dictadura feroz"

P: Países como Estados Unidos, Francia o Reino Unido anuncian restricciones comerciales con China tras la crisis del Coronavirus, sin embargo, España se ampara en la respuesta europea ¿Habrá un cambio en la relación de la UE con China después de la crisis?

R: Yo espero que sí. Europa debe defender más que nunca el Estado de Derecho democrático y minimizar al máximo las ataduras y facturas pendientes con una dictadura feroz que puede jugar unas cartas que aún no hemos visto.

P. La crisis del coronavirus ha reavivado el debate sobre Fake News y desinformación. En España ha habido muchas polémicas a este respecto ¿Cree que el Gobierno está usando la veracidad de la información como excusa para generar un clima de opinión favorable?

R: Los gobiernos no pueden confundir Estado y Gobierno porque son arte y parte ya que algunos están descubriendo que las redes sociales son un lugar para librar batallas políticas, pero no hay un único emisor de mentiras. La utilización no profesional del CIS es una evidencia. Yo he tenido que soportar discursos de amigos de asesinos, pero lo que no gusta, no significa que sea ilegítimo. En el mundo digital, como en el real, hay que luchar por la pluralidad y por evitar los sesgos sean del color que sean. La censura no funciona.

P: Ya nadie habla de terrorismo ¿Nos estamos relajando? ¿Debemos seguir alerta? ¿El Covid19 y sus consecuencias socioeconómicas podrían ser un tipo de terrorismo sofisticado?

R: Nunca bajamos la guardia. Los fanatismos siempre están ahí, especialmente vigilantes y puede que estén observando que, a diferencia del 11S o el 11M, esta pandemia ha parado al mundo. Es nuestro deber encontrar el equilibrio entre seguridad y libertad, en la dimensión virtual y en la real de nuestras vidas.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.