Coronavirus
España se desmarca de Francia y UK: cuidará su relación con China y se escudará en la UE para pedir cuentas
El Gobierno reconoce la "dependencia comercial" con China y evitará conflictos con su principal proveedor

Las principales potencias mundiales empiezan a señalar a China por la crisis del coronavirus. Primero fue Estados Unidos, con unas declaraciones de Trump en las que alimentaba las tesis de que el Covid-19 fue fruto de un experimento fallido con murciélagos en un laboratorio de Wuhan, y ahora se han sumado a los reproches países como Francia y Reino Unido. 

El primer ministro galo ha afirmado que "en China han sucedido cosas que no conocemos", mientras que Dominc Raab, sustituto de Boris Johnson mientras éste se recupera, ha anunciado, en referencia a futuros acuerdos comerciales con la República Popular, que "no hay duda de que no podemos hacer negocios como de costumbre después de esta crisis". España, de momento, ha optado por un perfil bajo en esta polémica internacional.

[Francia y Reino Unido culpan a China de la crisis: "Las relaciones comerciales no serán igual"]

Una estrategia, la del Gobierno de Pedro Sánchez, que se va a mantener en el tiempo. Según explican a LPO altos cargos del Ejecutivo, "a nosotros nos conviene tener una relación diplomática fluida con China porque, ahora mismo, dependemos comercialmente de ellos". Y, por tanto, "todas las declaraciones que puedan salir de algún representante del Gobierno respecto a China van a ser buenas y de agradecimiento por la ayuda que nos están prestando".

Ese mensaje, de hecho, fue el que ha transmitido la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, al nuevo embajador de China en España, Wu Haitao, que ha tomado posesión del cargo hace apenas unos días: "Se le ha agradecido toda la colaboración que el país nos ha ofrecido desde el minuto uno y se ha puesto en valor los contratos comerciales existentes, a pesar de las dificultades que han existido en la adquisición de material".

[El Gobierno admite que las donaciones de Amancio Ortega son muy superiores a las de China]

Desde el Gobierno admiten en privado que la "buena predisposición" de China es "interesada", y que el objetivo del país es "lavar su imagen internacional". España, afirman estas fuentes, es "plenamente consciente de esta estrategia", y de que "las donaciones han sido mínimas en comparación con lo que nosotros hemos gastado". No obstante, "el único mensaje que puede salir de nuestra parte es positivo, por lo que nos estamos jugando".

La rendición de cuentas, a través de Europa 

Pedro Sánchez, por tanto, no va a seguir la estela de Donald Trump, Emmanuel Macron, Boris Johnson y otros grandes mandatarios, ya que la apuesta es mantener unas "relaciones diplomáticas y comerciales fluidas" con China. Más aún en estos momentos, cuando España depende comercialmente del gigante asiático, que se ha convertido en el principal proveedor de material sanitario en la crisis del coronavirus. 

En este contexto, el Gobierno no puede tensar las relaciones con este país en esta situación, donde China está en situación de fortaleza comercial pese a los problemas que presenta este mercado, imponiendo sus condiciones, y a riesgo de que los productos no cumplan con las garantías, como ocurrió con los lotes de tests de diagnóstico defectuosos comprados con España. 

[EEUU se abre a retirar la inmunidad a China para facilitar las demandas colectivas por la pandemia]

No obstante, desde el Gobierno de España tampoco se descarta más adelante un "análisis de todo lo que ha pasado" y una "rendición de cuentas" al gigante asiático, donde se originó el virus, aunque "no a título individual".

En ese sentido, la apuesta del Ejecutivo es que esa "petición de explicaciones" a la República Popular se haga "de forma conjunta", a través de la Unión Europea: "Hay que ir juntos en ese requerimiento, y no que cada país haga unas declaraciones por su cuenta". En todo caso, señalan las fuentes consultadas, "para eso todavía queda mucho tiempo", ya que la prioridad es salir de la actual crisis sanitaria. Solo cuando "las cosas se estabilicen", concluyen las mismas fuentes, "habrá que hacer análisis, pero no ahora".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.