Gobierno
Pedro Sánchez pactará con las CCAA la renta mínima pese a las prisas de Iglesias
Cargos del Gobierno advierten que el líder de Podemos se precipitó al calcular 5 millones de beneficiarios y adelantan que estas ayudas tienen vocación de permanencia más allá de la crisis del coronavirus

Pablo Iglesias tendrá que esperar. El vicepresidente de Asuntos Económicos lleva reclamando, desde que comenzó la crisis sanitaria del coronavirus, la puesta en marcha de una renta mínima vital para las familias más vulnerables, y la semana pasada aprovechó su comparecencia posterior al Consejo de Ministros para asegurar que ese ingreso estaba ya listo y que beneficiaría a 5 millones de personas. Pedro Sánchez dio luz verde a esa propuesta, incluida en el pacto de gobierno con Podemos, hace semanas, pero los ministerios implicados en la elaboración del decreto ya han advertido a Presidencia que el texto no puede aprobarse de la noche a la mañana.

Según explican altos a LPO cargos del Gobierno, la hoja inicial del Ejecutivo era incluir la renta mínima, de forma casi germinal, en el proyecto de Presupuestos de 2020, cuya aprobación estaba prevista para antes de verano, y después desarrollar y ampliar ese ingreso vital en las cuentas de 2021. No obstante, con el estallido de la crisis del Covid-19, "los plazos se han acortado muchísimo y, en las últimas tres o cuatro semanas, se ha avanzado bastante en el diseño de esta medida".

[La crisis del coronavirus descarrila los pactos de PSOE y Podemos en materia económica]

Las mismas fuentes, sin embargo, advierten que todavía queda mucho por hacer. En primer lugar, explican, hay que fijar, con cifras definitivas, qué familias serán beneficiadas, y también las cantidades económicas a percibir en función de diferentes supuestos. Además, añaden, "hay que hacerlo sin solaparlo con el sistema de ayudas de las comunidades autónomas". Añaden, en ese sentido, que aún hay que establecer "cómo puede coincidir el ingreso mínimo vital con las prestaciones de las comunidades autónomas". 

Desde el Gobierno confirman, en ese sentido, que existe una "interlocución" con los diferentes ejecutivos regionales, que Sánchez considera fundamental antes de sacar adelante el decreto de la renta mínima. Además, desde varios ministerios se admite que, teniendo en cuenta esta circunstancia, Pablo Iglesias hizo un anuncio "prematuro" a la hora de afirmar que serían 5 millones de personas las beneficiarias y que el texto se aprobaría de forma inminente, ya que "aún nos quedan semanas hasta llevarlo a Consejo de Ministros".

Todo ello porque, además de la necesaria negociación con las comunidades autónomas, "hay muchos ministerios y departamentos implicados". Así, además de la Vicepresidencia de Asuntos Sociales y del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, "también tienen que pronunciarse Trabajo, por las ayudas del SEPE, la Vicepresidencia de Asuntos Económicos, Hacienda, y hasta Política Territorial". Además, añaden, "la Agencia Tributaria es la que tendrá la última palabra, para dar la autorización a las partidas de gasto".

Pablo Iglesias, además, también es consciente de que aún quedan asuntos por cerrar antes de llevar el ingreso mínimo vital a Consejo de Ministros. Entre otras cosas, afirman las fuentes consultadas, "porque su Vicepresidencia también está negociando con el Imserso y otros organismos que dan prestaciones públicas a personas vulnerables". Una circunstancia que hace más inexplicable, para algunos cargos del Gobierno, las prisas del líder de Podemos.

Una medida con "vocación de permanencia"

Fuentes del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migración confirman a LPO que el objetivo del Gobierno es "tener cuanto antes" el real decreto listo. No obstante, añaden, "seguimos aún trabajando, porque hay que especificar las partidas de gasto y poner cifras a ese ingreso mínimo antes de llevar el texto al Consejo de Ministros".

Desde el gabinete José Luis Escrivá añaden que la vocación del Gobierno es que esta medida permanezca en el tiempo

Desde el gabinete José Luis Escrivá añaden, además que la vocación del Gobierno es que esta medida "permanezca en el tiempo". Por ese motivo, y a pesar de que se apruebe mediante real decreto "por el procedimiento de urgencia", el Ejecutivo quiere que el texto tenga una tramitación posterior en el Congreso de los Diputados.

Para lograrlo, "se especificará que, tras su aprobación como decreto, se tramite como proyecto de ley, para que los partidos de la oposición incluyan sus aportaciones". De esta forma, la renta mínima vital "no concluirá cuando acabe la crisis del coronavirus, sino que se mantendrá en el tiempo".

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.