Coronavirus
El Gobierno utiliza la crisis del Covid para para defender la supresión del despido por absentismo
La crisis sanitaria ocupa la sesión parlamentaria de este miércoles, donde también se extenderá el estado de alarma hasta el próximo 11 de abril

El coronavirus ha marcado la sesión parlamentaria de este miércoles, el primer pleno con votación desde que comenzó el estado de alarma. La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha empleado la crisis del coronavirus para defender en el Congreso de los Diputados la derogación de los despidos por absentismo ante bajas médicas justificadas. El Gobierno aprobó el pasado 18 de febrero el Real Decreto para reformar el Estatuto de los Trabajadores en este sentido, y este miércoles ha pedido su convalidación en el Parlamento. Desde la tribuna, la ministra morada ha tomado como ejemplo la crisis sanitaria de estas semanas como ejemplo de lo "absurdo" de esta causa de despido, por ser un "atentado contra la salud pública".

El plazo para convalidar los reales decretos del Gobierno culmina este jueves, y es por ello que el Congreso es reúne este miércoles en circunstancias excepcionales, con la asistencia de sólo una pequeña parte de Hemiciclo ya que 307 de sus 350 diputados totales han pedido el voto telemático para evitar contagios. Pedro Sánchez también ha aprovechado para prorrogar el estado de alarma hasta la medianoche del 11 al 12 de abril, aunque no se descarta que pueda volver a prorrogarse más adelante.

Ahora la evidencia se ha convertido en una verdad absoluta incontestable cuando afrontamos la crisis sanitaria provocada a escala global por el coronavirus

En su intervención, Díaz ha acusado al PP de "facilitar" el despido por abstentismo en la reforma laboral de 2012, cuando se eliminó uno de los requisitos que hacían legal este despido: si hasta entonces había que aportar la tasa de absentismo tanto del trabajador como de la empresa a nivel global, a partir de esta reforma sólo se tienen en cuenta las ausencias del trabajador, sin comparación alguna con el resto de empleados 

La ministra de Trabajo empleó la crisis sanitaria para defender con más ahínco una de sus medidas estrella: "Nunca ir a trabajar enfermo por miedo a ser despedidos. Cuidarse, evitar el contacto con otras personas y curarse. Lo sabíamos, pero ahora esa evidencia se ha convertido en una verdad absoluta incontestable cuando afrontamos la crisis sanitaria provocada a escala global por el coronavirus".

"Ahora somos si cabe más conscientes de lo absurdo de este artículo 52.d" continuó Díaz, en referencia al artículo que regula este tipo de despidos. "Hoy los conocimientos sobre salud laboral no se limitan a recomendaciones de la OMS o a circulares de recomendación sanitaria. Hoy hemos aprendido. Hoy sabemos que el cuidado propio también garantiza la protección de los demás".

Quedarse en casa por estar enfermo no puede ser motivo de despido, porque no es solo una recomendación sanitaria para la persona sino para la salud pública

La ministra ha defendido que las causas más habituales de ausencias al trabajo son las "dolencias víricas de fácil contagio". "De esto se trata, de que quedarse en casa por estar enfermo no puede ser motivo de despido, porque no es solo una recomendación sanitaria de una persona sino para la salud pública". 

En este punto, Díaz ha señalado que este tipo de despido "suponía un ataque a la salud de las personas tabajadoras, vulneraba los principios básicos de salud laborales y estaba atentando de forma sistemática contra la salud pública al inducir a personas enferma a que acudan a puestos laborales a difundir la enfermedad". "Si forzamos a personas enfermas a que vayan a trabajar podemos provocar el efecto contrario y que el numero de bajas sea muy superior", ha destacado.

Protestas de Cs por la celebración del Pleno

Los riesgos de contagio por la celebración del Pleno también ha centrado parte del debate durante la intervención de la diputada de Cs, María Muñoz, que ha subido a la tribuna con guantes de látex. "Algunos vamos a dar la botón del sí o no con guantes, hay trabajadores desinfectando con lejía", ha comenzado, después de recordar a los 3.434 fallecidos por la crisis del Covid. 

 Estamos debatiendo el confinamiento de millones de ciudadanos en sus casas durante un mes y no somos capaces de organizar un pleno de forma telemática

"Estamos debatiendo el confinamiento de millones de ciudadanos en sus casas durante un mes y no somos capaces de organizar un pleno de forma telemática", ha criticado, señalando que "desde Ciudadanos hemos intentado que este pleno no se celebrara de manera presencial". 

La diputada de Cs María Muñoz

"¿Por qué los ciudadanos deben cumplir con su parte del trato y los políticos no? (...). Pedimos a los trabajadores que trabajen desde su casas, sin embargo nos ponemos en riesgo y ponemos en riesgo a los trabajadores que trabajan en este lugar. Tampoco se podía celebrar un consejo de ministros telemático y al final se hizo".

La diputada naranja también ha aprovechado para criticar a los miembros del Gobierno que se saltaron la cuarentena, como Pablo Iglesias, que pese a tener a su pareja Irene Montero contagiada coronavirus asistió al Consejo de Ministros y dio una comparecencia pública desde Moncloa. "He cumplido a rajatabla las recomendaciones médicas, pero todos sabemos que por este hemiciclo han circulado personas contagiadas o en cuarentena y sabemos que estamos corriendo un riesgo incomprensible".


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.