Covid-19
Iglesias presiona a Sánchez para ampliar restricciones y crear un 'impuesto Covid' a las grandes fortunas
Continúa la pugna PSOE-Podemos respecto a sacar adelante nuevas medidas que frenen la crisis del coronavirus: un ingreso mínimo vital; la moratoria de los alquileres o un impuesto a las grandes fortunas están sobre la mesa

Pablo Iglesias lanza sus propias apuestas desde el Gobierno y se une a las voces del PP que reclaman a Pedro Sánchez ampliar las medidas restrictivas con el cese de toda actividad económica no esencial. Unidas Podemos y el PSOE vuelven a mantener un pulso en el Consejo de Ministros y debaten a estas horas más medidas económicas y sociales que frenen la crisis del coronavirus tras aprobar la prórroga del estado de alarma hasta el día 11 de abril. 

Varios ministerios trabajan a contrarreloj para sacar adelante un nuevo paquete económico que alivie a las personas más vulnerables afectadas por la crisis. Algunas de estas medidas podrían ver la luz el próximo martes en el Consejo de Ministros, según fuentes ministeriales, aunque las posiciones de socialistas y morados no coinciden plenamente.

"El debate interno se mantiene abierto", aseguran estas fuentes. Podemos y PSOE pugnarían de nuevo por el ingreso mínimo vital, la moratoria de los alquileres, la ampliación de restricciones como el cierre de los servicios no esenciales o la creación de un 'impuesto Covid-19' solidario a las grandes fortunas. Podemos siempre ha reclamado un "impuesto de solidaridad a las grandes fortunas" destinado a los más ricos y que ahora camuflan tras la bandera de la crisis sanitaria. Todo está sobre la mesa. 

Los ministros de Unidas Podemos presionan a los socialistas para que este paquete de medidas vea la luz cuanto antes, y si no es en el Consejo de Ministros Extraordinario de este viernes, sea en el ordinario del martes. Pero no quieren retrasarlo más. 

La formación morada estaría de acuerdo con algunos presidentes autonómicos, incluso con la oposición, en que habría que restringir las medidas adoptadas en estado de alarma. En concreto y según fuentes de la formación, se busca el cierre de los servicios no esenciales y evitar que los trabajadores tengan que desplazarse en transporte público. Si el PP de Murcia desafiaba la semana pasada al Gobierno planteando esta medida para evitar nuevos contagios, ahora sería el propio Podemos el que plantea la propuesta para proteger a los trabajadores. Un extremo que no contemplaría el propio Sánchez, según fuentes del Ejecutivo. 

Subsidio para empleadas del hogar e ingreso mínimo vital

Otra propuesta realizada, en este caso, por los ministerios de Trabajo e Igualdad consiste en una prestación extraordinaria para todas las empleadas del hogar que hayan perdido total o parcialmente su trabajo. Se trataría de un subsidio extraordinario donde el Estado abonaría hasta el 70% de la base de cotización. La ayuda tendría un mes de duración, según las fuentes consultadas, e intentaría amortiguar la pérdida de ingresos en este colectivo tan vulnerable. 

Desde diferentes ministerios también se estudia un ingreso mínimo vital para aquellas personas que no puedan acogerse al paquete de medidas aprobado por el Ejecutivo. Se trataría de un ingreso mínimo para aquellas personas que tengan bajos ingresos que se prolongaría mientras dure y pase la crisis. Fuentes del Ejecutivo recalcan que se trataría de una "fórmula temporal" ante la cantidad de trabajadores que podrían perder sus empleos, pese a los ERTEs anunciados. 

'Impuesto Covid-19' a las grandes fortunas y ayuda al alquiler

Otra de las propuestas de Unidas Podemos es la de un impuesto solidario a las grandes fortunas, esta vez bautizado como el 'impuesto de solidaridad Covid-19', a las rentas más altas para paliar los daños de la crisis del coronavirus. Se trataría de aplicar un impuesto a partir de un baremo de renta considerando afectadas las grandes fortunas. De este impuesto nada más se sabe ya que, según las fuentes consultadas, todavía se encuentra en "fase preliminar" y "podría cambiar respecto a lo planteado inicialmente". 

El debate en el seno del Gobierno es intenso y sobre la mesa también se pondrá la moratoria en el pago de los alquileres, aplazada por la ministra Calviño el pasado viernes. Fue el vicepresidente Pablo Iglesias quien puso sobre la mesa hace dos semanas la suspensión del pago de los alquileres a las personas más vulnerables afectadas por la crisis del coronavirus. 

La medida del líder de Podemos fue respaldada por el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. Enfrente tenían a dos pesos pesados en el Gobierno, como son la vicepresidenta económica, Nadia Calviño y la ministra de Hacienda, María Jesús Montero. 

 [Ábalos abre la puerta a aprobar el próximo martes ayudas al alquiler por la crisis del coronavirus]

Las responsables de las carteras económicas justificaron su negativa asegurando que la medida era técnicamente más complicada y disparaba el gasto. Además, en el penúltimo Consejo de Ministros, el Gobierno aprobó que las personas que están hipotecadas y que, debido a la crisis del Covid-19, no van a poder afrontar su próximo pago, puedan retrasar al menos un mes ese gasto. Sin embargo y a medida que el Ejecutivo ha visto que debía prolongarse el estado de alarma, la propuesta ha continuado estando sobre la mesa, pese a que Calviño la vetase el viernes pasado en la comisión delegada de Asuntos Económicos para que no estuviera sobre la mesa el martes pasado. 

El ministro Ábalos rescató la medida esta semana asegurando que "estamos estudiando cómo ayudar a las personas que tienen que hacer frente a un alquiler y no están en condiciones de hacerlo. El ministerio ha hecho una propuesta, no alcanzaremos el consejo de ministros de mañana pero muy probablemente irá el siguiente". Las tornas habrían cambiado ahora en cuanto a los apoyos. Según las fuentes consultadas, Iglesias apostaría por la suspensión del pago de los alquileres, mientras que Ábalos y el resto de ministros socialistas serían partidarios de aprobar una moratoria. 

Algunas comunidades autónomas ya han actuado sacando medidas adelante en este sentido: el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, aprobó la semana pasada la exención del pago del alquiler a todas los inquilinos de la sociedad municipal de la vivienda en la capital. Mientras que, la Generalitat de Cataluña aprobó una moratoria para el pago de alquileres en toda su red de vivienda pública autonómica. 

Las medidas presentadas por la formación morada contaría con el apoyo en sede parlamentaria de Esquerra Republicana de Cataluña. Su portavoz, Gabriel Rufián, defendió la aprobación de una renta mínima, la suspensión de los alquileres a los más vulnerables e incluso un impuesto especial a las grandes fortunas para paliar esta crisis. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.