Coronavirus
El Gobierno se resiste a endurecer las medidas de confinamiento o a cerrar regiones
El ministro de Sanidad, máxima autoridad junto al presidente durante la crisis sanitaria, se resiste a aplicar nuevas medidas como las que piden algunas comunidades autónomas

El Gobierno no plantea medidas de distanciamiento social más allá de las decretadas en el estado de alarma y defiende a capa y espada que el confinamiento impuesto es "de los más duros" a nivel mundial. El ministro de Sanidad, Salvador Illa, la máxima autoridad durante la crisis sanitaria junto a Pedro Sánchez, ha descartado este lunes aprobar nuevas propuestas para disminuir el riesgo de contagio por coronavirus, pese a las peticiones de varias regiones en este sentido. 

Cataluña, la Comunidad de Madrid, Andalucía o Murcia son sólo algunos territorios que han planteado al Gobierno medidas más estrictas para evitar la expansión del Covid-19. El president catalán llegó a pedir al Ejecutivo el cierre total de Cataluña, pero le fue denegado. La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, también apuntó en este sentido pero advirtió de que no tenía competencias para hacerlo. Este mismo domingo, el líder de la Región de Murcia, López Miras, anunció el cierre de toda la actividad económica "no esencial" para evitar el contagio entre trabajadores, pero tampoco recibió la autorización del Ministerio de Saniad. 

 Además, el andaluz Juan Manuel Moreno reclamó el cierre de puertos y aeropuertos y un control más estricto de la verja de Gibraltar. De la misma opinión es el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, también del PP, que pidió "mayores restricciones a la movilidad de la población", como la mayor restricción de actividades comerciales, el cierre de lugares de culto y reducir la actividad industrial que no fuera esencial. En Cantabria, Miguel Ángel Revilla también pidió el "bloqueo total" de las carreteras para evitar la llegada de personas provenientes de focos de infección. 

Pero todas estas propuestas han sido obviadas por el Gobierno, que hace oídos sordos a las peticiones y descarta por el momento aplicar nuevas medidas. En rueda de prensa este lunes y ante las críticas por la laxitud del confinamiento, Salvador Illa ha defendido la dureza del decreto de estado de alarma y el "nivel tan alto del confinamiento".

El ministro daba también portazo a las nuevas propuestas planteadas por los presidentes regionales, escudándose en que las nuevas medidas podrían ser difíciles de fiscalizar:  "Las medidas tienen que ser ejecutables, lo que nos alejaría de nuestro objetivo sería proponer medidas que no se pueden cumplir". En este sentido, insistió en que "la nueva medida que el Gobierno propone es seguir cumpliendo" las medidas ya decretadas, "las más drásticas", defendió. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.