Cataluña
Torra aprovecha "el parón del TS" por el Covid para alargar su mandato
Los asesores del president le aseguran que no será inhabilitado hasta septiembre y ha decidido jugar con los tiempos para aplazar los presupuestos y los comicios

Las elecciones en Cataluña, anunciadas por Quim Torra una vez que se aprueben los Presupuestos autonómicos de 2020, se han quedado en un limbo después del estallido del Covid-19. Esquerra Republicana asegura que las cuentas ya están listas para votarse en el Parlament, pero el president quiere empezar prácticamente desde cero para hacer frente a la nueva realidad económica provocada por el coronavirus.

Esa es, al menos, la posición oficial del dirigente autonómico. Tal y como publicó LPO esta semana, desde su gabinete afirman que "con la crisis del coronavirus muchas de las previsiones presupuestarias quedan desfasadas", por lo que se contemplan dos escenarios: modificar los actuales presupuestos mediante enmiendas y continuar su trámite oelaborar unos nuevos presupuestos, lo que atrasaría su aprobación al menos seis meses.

[El estado de alarma amenaza la celebración de las elecciones en Cataluña]

Ese plazo, el de seis meses, no es en absoluto baladí. Según explican a este diario altos cargos del Govern, Torra está decidido a no convocar nuevas elecciones hasta el último trimestre del año. Y, con este nuevo calendario de tramitación presupuestaria, se aseguraría no poner en marcha la nueva cita con las urnas hasta el próximo mes de septiembre.

A comienzos de 2020, ese escenario parecía absolutamente imposible para Torra. El Tribunal Supremo amenazaba con confirmar la condena por inhabilitación del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña contra el president antes del parón estival. No obstante, con el estallido de la crisis del Covid-19 "todo se ha parado".

Las fuentes de la Generalitat contactadas explican que los asesores del president en materia jurídica ya le han trasladado que, con el coronavirus, "el Supremo está absolutamente paralizado". Y que, por tanto, su sentencia no se dará conocer hasta el mes de septiembre. Una información clave para entender los últimos movimientos de Quim Torra.

El president sabe ahora que le queda por lo menos medio año al frente de la Generalitat antes de verse forzado a convocar elecciones antes de ser inhabilitado

El president sabe ahora que le queda por lo menos medio año al frente de la Generalitat antes de verse forzado a convocar elecciones antes de ser inhabilitado. Y, por ese motivo, ha decidido pisar el freno con la tramitación parlamentaria y posterior aprobación de los Presupuestos catalanes.

La estrategia de Torra, en todo caso, empieza a cansar a Pere Aragonés y a los demás representantes de ERC en el Govern. Un alto cargo de Esquerra contactado por LPO culpa a Torra de "estar jugando con los tiempos del coronavirus y de la justicia a su favor, y en contra de que Cataluña tenga unos presupuestos".

[ERC acusa a Torra de aprovecharse de las cesiones que han arrancado al Gobierno]

Cabe recordar, en ese sentido, que el vicepresidente catalán es además consejero de Economía y Hacienda. Por lo tanto, el competente para presentar las cuentas. Desde su entorno advierten que "los presupuestos ya están casi listos y el presidente del Parlament, Roger Torrent, ha dicho que pueden tramitarse".

Es, por tanto, Torra el que lo está deteniendo. Y eso "puede provocar un nuevo choque" entre los dos socios de gobierno en Cataluña en las próximas semanas. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.