Covid-19
Iglesias logra protagonismo en la crisis del Covid y coordinará la acción de los servicios sociales
Pablo Iglesias logra una cuota de poder y se arroga las medidas sociales aprobadas por el Gobierno. En su primera comparecencia en Moncloa, aprovecha para presionar a Sánchez

 El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, coordinará los servicios sociales de toda España, junto a las comunidades autónomos y los ayuntamientos, para hacer frente a la crisis del coronavirus. El propio Iglesias lo anunció este jueves en su primera comparecencia como vicepresidente desde La Moncloa junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa. El dirigente, que ha aparecido en público pese a declararse en cuarentena tras el contagio de su pareja, Irene Montero, obtiene así su parcela de poder frente a la gestión del Covid-19 después de que Pedro Sánchez apartara a Podemos de la gestión de la crisis nombrando "autoridades competentes" únicamente a ministros del PSOE.

 Según explica el Gobierno, el ministro de Sanidad dio instrucción de adoptar medidas específicas en el ámbito de los servicios sociales y solicitó al vicepresidente Pablo Iglesias que proponga las actuaciones inmediatas para todo el territorio nacional y determine las medidas necesarias para la correcta coordinación de dichos servicios sociales. 

 [Podemos celebra las caceroladas contra el Rey: "¡Abajo la monarquía!"]

Sanidad delega así en la Vicepresidencia Segunda las propuestas necesarias para colaborar con los servicios sociales durante la alarma sanitaria, a la vez que muestra su total disposición para adoptar, desde el propio Ministerio de Sanidad, aquellas "medidas precisas que pudieran servir de ayuda". Iglesias quiere visibilidad en la gestión del coronavirus y este jueves realizó la primera rueda de prensa, cinco días después de que el Consejo de Ministros decretase el estado de alarma por la crisis del coronavirus

Asimismo, será Iglesias quien encabece la representación del Gobierno español en la videoconferencia con los ministros y ministras de Trabajo de la Unión Europea, según informó la Secretaría de Estado de Comunicación (SEC). Esta reunión telemática, a la que también asistirán la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá. Una representación que, en principio, le corresponderían a la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. De hecho, en la agenda sólo figuraba la presencia de Díaz en la reunión de ministros de trabajo. No estaba previsto que acudiera ni la encabezara el vicepresidente, según la agenda enviada a los medios.   

Deja la puerta abierta a aprobar más medidas 

"Hay que aprender de los errores de 2008 y garantizar que, esta vez sí, la gente afronta esta crisis con la máxima seguridad", ha determinado Iglesias, que ha sacado pecho de las medidas aprobadas el pasado martes en el Consejo de Ministros: "Seguridad es poder reducir la jornada hasta el 100% (...), que a nadie le van a echar de su casa por no pagar la hipoteca", ha defendido.

Además de arrogarse el mérito de las medidas ya aprobadas, el vicepresidente segundo dejó la puerta abierta a aprobar otras nuevas, como la moratoria del pago por alquiler, en una forma de presionar al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez.

Así, preguntado por esta moratoria, Iglesias defendió que el Gobierno seguiría trabajando para ampliar el plan de choque aprobado por el Gobierno asegurando que "es un primer paquete" y el Ejecutivo "tomará las medidas de forma proporcionada para no dejar a nadie atrás". Sugirió así que la moratoria a los alquileres para las personas más vulnerables podrían ver la luz con la aprobación de un segundo paquete. 

[El Gobierno estudia aprobar una prestación para el cuidado de los hijos si el estado de alarma se prolonga]

Desde el Ministerio de Economía ya preparan nuevas medidas en caso de que se prolongase el estado de alarma. Tal y como publicó LPO, el Ejecutivo podría aprobar una prestación para el cuidado de los hijos mientras estén cerrados los colegios, tal y como presentó el ministro Escrivá la semana pasada. La moratoria en los alquileres podría incluirse entre estas medidas. "No hemos terminado. Hemos comenzado y habrá que hacer más cosas", avanzó Iglesias en rueda de prensa. 

210 millones de euros a las comunidades autónomas

El ministro de Sanidad también explicó que se han reforzado los medios humanos y materiales poniendo más recursos para los consejeros autonómicos. Así, se han incorporado más de 8.000 médicos, 11.000 profesionales de enfermería y 17.000 estudiantes de enfermería y medicina. 

También se han enviado más de un millón de mascarillas y material médico de protección. "Hemos reforzado los mecanismos de compra para adquirir materiales de protección", aseguró Illa. El ministro deja en manos de las comunidades autónomas la compra de mascarillas y el acondicionamiento de espacios para atender a pacientes infectados por coronavirus. 

El Gobierno destinará 210 millones de euros a las comunidades para que puedan hacer frente a los gastos que comporta la batalla contra el virus y un fondo de 300.000 euros para ganar la batalla del virus en las residencias de mayores en toda España. "Desde el 5 de marzo disponemos de un protocolo de actuación para las residencias de mayores y hoy mismo se convertirá en una orden y dictaremos otra para encargar al ministro de Justicia de todas las administraciones de justicia y que garanticen así los servicios mínimos. También la vicepresidenta de Transición Ecológica tendrá el papel de coordinar los suministros necesarios para que lleguen a la industria", anunció el ministro de Sanidad. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.